IN­MI­GRAN­TES

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

Se­ñor Di­rec­tor: La se­ma­na pa­sa­da me­dian­te es­te pres­ti­gio­so me­dio y en es­ta sec­ción el sr. Ser­gio La­re­nas des­ta­ca­do co­lum­nis­ta a quien he leí­do en mu­chas oca­sio­nes, co­me­tió la gran “im­pru­den­cia” de en­tre­gar una vi­sión muy rea­lis­ta acer­ca de los in­mi­gran­tes. El sr. La­re­nas en nin­gún mo­men­to fue xe­nó­fo­bo, él só­lo se atre­vió a de­cir lo que en el fon­do cual­quier per­so­na sen­sa­ta y con sen­ti­do co­mún mu­chas ve­ces he­mos re­fle­xio­na­do. Nues­tro país ha re­ci­bi­do a mi­les y mi­les de in­mi­gran­tes de dis­tin­tas na­cio­na­li­da­des, sien­do la gran ma­yo­ría los ha­bi­tan­tes del su­fri­do y aban­do­na­do país de Hai­tí. Si bien es cier­to es­tos her- ma­nos tie­nen de­re­cho a vi­vir en me­jo­res con­di­cio­nes de vi­da, se po­drán dar esas me­jo­res con­di­cio­nes acá vi­vien­do ha­ci­na­dos en po­cil­gas que lo­gran arren­dar, o so­bre­vi­vien­do de seu­do­tra­ba­jos otor­ga­dos por al­gu­nos ines­cru­pu­lo­sos (ven­dien­do sú­per ochos en San­tia­go) exis­ti­rá den­tro de al­gu­nos años el mí­ni­mo de in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra aten­der a es­ta ca­da vez más cre­cien­te po­bla­ción; se ne­ce­si­ta­rán hos­pi­ta­les, vi­vien­das, es­cue­las, cuan­do no hay su­fi­cien­tes ni pa­ra los na­cio­na­les. Se­gu­ra­men­te tam­bién se­ré til­da­do de in­to­le­ran­te y re­tró­gra­do por los aman­tes de la de­mo­cra­cia que acá tam­bién es­cri­ben, pe­ro ami­gos, no se tra­ta de eso, sino de ver un po­qui­to la reali­dad, sin apa­sio­na­mien­tos. Re­co­gien­do el plan­tea­mien­to de don Ser­gio La­re­nas no se­ría me­jor que los paí­ses más desa­rro­lla­dos im­ple­men­ten po­lí­ti­cas de ayu­da ver­da­de­ra pa­ra es­tos paí­ses, pa­ra que así no ten­gan que ver­se for­za­dos a aban­do­nar su tie­rra ni a sus se­res que­ri­dos en bus­ca de un me­jor por­ve­nir.

César Re­bo­lle­do Sch.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.