Guía de la ex­cur­sión acla­ra: “Nun­ca es­tu­vi­mos per­di­dos, no­so­tros co­no­ce­mos las ru­tas”

El pro­fe­sio­nal tam­bién re­co­no­ció que la caí­da de una de las per­so­nas que par­ti­ci­pó del as­cen­so al vol­cán de­be ser­vir pa­ra “sa­car apren­di­za­jes”.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - POLICIAL -

La no­che de es­te do­min­go se co­no­ció de un ac­ci­den­te que afec­tó a par­te de un gru­po de per­so­nas que rea­li­za­ban un as­cen­so en al vol­cán Antuco.

Una mujer per­dió el equi­li­brio pro­vo­can­do que otras ca­ye­ran con ella. Sus le­sio­nes no fue­ron de gra­ve­dad, sin em­bar­go hu­bo preo­cu­pa­ción al po­ner­se en du­da las me­di­das de se­gu­ri­dad de es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des.

Ma­rio Ri­ve­ra, uno de los guías que li­de­ró la ex­cur­sión con­tó que co­men­za­ron la ca­mi­na­ta ha­cia la cum­bre del vol­cán Antuco el pa­sa­do do­min­go en la ma­ña­na por la ru­ta de Los Ba­rros.

Cuan­do el via­je pro­gre­sa­ba ha­cia la mi­tad del vol­cán una de las par­ti­ci­pan­tes em­pe­zó a sen­tir­se fa­ti­ga­da. Por ello Ma­rio se que­dó jun­to a ella, pa­ra avan­zar a me­nor ve­lo­ci­dad, mien­tras el res­to con­ti­nua­ba el ca­mino.

El otro guía con­ti­nuó con los otros cin­co par­ti­ci­pan­tes que se en­con­tra­ban “fí­si­ca­men­te fuer­tes, en bue­nas con­di­cio­nes sin pro­ble­mas pa­ra se­guir avan­zan­do”.

Pe­ro ines­pe­ra­da­men­te una de las par­ti­ci­pan­tes per­dió el equi­li­brio res­ba­lan­do y gol­pean­do a otra. Am­bas ca­ye­ron por la la­de­ra del vol­cán. “No ca­ye­ron a nin­gu­na grie­ta, ni a nin­gún ho­yo”, ex­pli­có Ma­rio Ri­ve­ra.

El guía que es­ta­ba con ellas in­ten­tó de­te­ner­las lo que pro­vo­có que los tres se co­men­za­ran a des­li­zar por la nie­ve ha­cia aba­jo.

Fue por es­to que una de las mu­je­res in­vo­lu­cra­das pre­sen­tó con­tu­sio­nes en uno de sus to­bi­llos, otra se gol­peó en un hom­bro y en la zo­na del tó­rax.

De inmediato los pro­fe­sio­na­les a car­go ela­bo­ra­ron una ca­mi­lla pa­ra tras­la­dar a la per­so­na las­ti­ma­da en su ex­tre­mi­dad in­fe­rior. En ese mo­men­to se pro­du­jo el re­gre­so de to­do el gru­po.

“No­so­tros no an­dá­ba­mos per­di­dos, te­ne­mos GPS, te­ne­mos las ru­tas mar­ca­das, co­no­ce­mos las ru­tas de ba­ja­da del vol­cán por­que sa­bía­mos, que en ese mo­men­to, en ese tiem­po era la más ac­ce­si­ble pa­ra que un vehícu­lo se acer­ca­ra”, ex­pre­só Ma­rio.

LLA­MA­DO A LA CAL­MA

Fue par­te del gru­po de ex­cur­sión quien dio avi­so a Ca­ra­bi­ne­ros de la Te­nen­cia de Antuco. Cuan­do los es­ca­la­do- res ya es­ta­ban a po­co de lle­gar se en­con­tra­ron con per­so­nal po­li­cial quie­nes los ayu­da­ron a ter­mi­nar con el des­cen­so.

Ver­sión que fue ra­ti­fi­ca­da por Ca­ra­bi­ne­ros quie­nes ade­más hi­cie­ron un lla­ma­do a quie­nes es­tén interesados en prac­ti­car es­te de­por­te a re­gis­trar­se en la Te­nen­cia an­tes de co­men­zar una ex­pe­di­ción.

El al­cal­de de Antuco Mi­guel Abu­ter des­ta­có la pro­fe­sio­na­li­za­ción de los guías que tra­ba­jan en las ex­cur­sio­nes al vol­cán pues­to que se tra­ta de una ac­ti­vi­dad im­por­tan­te pa­ra el tu­ris­mo de la co­mu­na.

“Se hi­zo un cur­so pa­ra ellos de­no­mi­na­dos WSR que es una téc­ni­ca de pri­me­ra res­pues­ta an­te ac­ci­den­tes en lu­ga­res re­mo­tos o di­fí­ci­les de ac­ce­so. En es­te ca­so ellos iban acom­pa­ña­dos de es­te ope­ra­dor tu­rís­ti­co que tie­ne los co­no­ci­mien­tos pro­fe­sio­na­les pa­ra ello”, ex­pli­có Abu­ter.

NIN­GUNO DE LOS PAR­TI­CI­PAN­TES de la ex­pe­di­ción su­frió le­sio­nes de gra­ve­dad.

LOS GUÍAS DI­JE­RON que no son fre­cuen­tes los ac­ci­den­tes en las ex­cur­sio­nes

LA EX­PE­DI­CIÓN se reali­zó por el sec­tor de Los Ba­rros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.