EMPINANDO EL CO­DO

Manos en la masa - - EMPINANDO -

El ami­go de un ami­go, bien de cam­po y con los me­jo­res di­chos, me de­jo con la boca abier­ta cuando fren­te a un fa­mi­li­on ofre­cio un brin­dis por el due­no­de ca­sa. Y con su co­pa de vino bien en al­to, y de lo mas ins­pi­ra­do, ex­cla­mo: “El que be­be se em­bo­rra­cha, el que se em­bo­rra­cha se duer­me, el que se duer­me no pe­ca. Pues­to

que al cie­lo va­mos, pues be­ba­mos“.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.