TÓ­MA­TE UN TIEM­PO PA­RA TI MIS­MO

Men's Health (Chile) - - Fitness + Músculo -

Hacer ma­la­ba­res con va­rias pa­re­jas pue­de, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, vol­ver­te egoís­ta de una ma­ne­ra sa­lu­da­ble, di­ce Jenn, de 25 años y po­li­amo­ro­sa. Ella es una ca­ma­re­ra en Toronto con as­pec­to de Bet­tie Pa­ge. Te ayu­da a es­ta­ble­cer­te co­mo in­di­vi­duo y te obli­ga a aten­der tus ne­ce­si­da­des fue­ra del gru­po. “Cuan­do eres mo­nó­ga­mo”, di­ce Jenn, “pue­des per­der­te en otra per­so­na”. “Yo so­lía ser tan in­ten­sa con las re­la­cio­nes que és­tas se de­rrum­ba­ban por­que no me da­ba el es­pa­cio que ne­ce­si­ta­ba”. Aho­ra, si las pa­re­jas de Jenn es­tán ocu­pa­das, no se de­pri­me: a me­nu­do es­tá en el gim­na­sio, lle­nan­do su tiem­po con mancuernas, racks pa­ra sen­ta­di­llas y fo­tos de su pro­gre­so. Cuan­do Ali­ce, una mu­jer de Ore­gón, de­jó a su ex ma­ri­do, di­ce: “me di cuen­ta de que real­men­te no co­no­cía a na­die que no fue­ra su ami­go o fa­mi­lia”. Aho­ra tie­ne más in­tere­ses y ami­gos y en oca­sio­nes pa­sa los días le­jos de sus com­pa­ñe­ros. So­lía de­fi­nir­se a sí mis­ma co­mo la mitad de una pa­re­ja. “Pe­ro aho­ra soy un in­di­vi­duo que tie­ne va­rias pa­re­jas. Ese cam­bio me ayu­dó a desa­rro­llar mi in­de­pen­den­cia”.

De vuel­ta a la reali­dad. Acuer­da con tu pa­re­ja que ca­da uno me­re­ce “su tiem­po”. Lue­go pro­grá­ma­lo y haz que se cum­pla, di­ce Di­vi­ne. Los te­ra­peu­tas lla­man a es­to: au­to­cui­da­do. Tra­ba­jen jun­tos pa­ra ayu­dar­se el uno al otro a re­car­gar­se. ¿No es­tás acos­tum­bra­do al tiem­po ex­tra? Prueba al­gu­nos mi­nu­tos al día ha­cien­do al­go que te ha­ga sen­tir­te re­la­ja­do y fe­liz, y lue­go si­gue a par­tir de ahí. Cuan­do am­bos se sien­tan bien, se­rán me­jo­res aman­tes cuan­do es­tén jun­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.