Cam­peón del pro­le­ta­ria­do

Muy Interesante (Chile) - - CULTURA POP -

Ya que am­bos crea­do­res, Sie­gel y Shus­ter, eran de ex­trac­ción hu­mil­de, las pri­me­ras aven­tu­ras de Su­per­man li­dia­ban con los pro­ble­mas so­cia­les de la épo­ca, y tal vez ése fue el se­cre­to del por­qué gus­tó tan­to el per­so­na­je y qué lo hi­zo du­rar en­tre la olea­da de imi­ta­do­res que sur­gie­ron. Los te­mas de la aven­tu­ra de 13 pá­gi­nas que apa­re­ció en Ac­tion Co­mics #1 in­cluían abu­so ma­ri­tal, en­car­ce­la­mien­to in­jus­to y fun­cio­na­rios co­rrup­tos del go­bierno. En his­to­rias sub­se­cuen­tes tra­ta­rían re­la­cio­nes la­bo­ra­les, desar­me y a gen­te ma­ne­jan­do en es­ta­do de ebrie­dad.

Co­mo se­ña­la Grant Mo­rri­son en su li­bro Su­per­gods: Hé­roes, mi­tos e his­to­rias del có­mic, Su­per­man era un cam­peón del pro­le­ta­ria­do, al­guien que le da­ba voz a la cla­se tra­ba­ja­do­ra es­ta­dou­ni­den­se. “Des­gra­cia­da­men­te, to­do ello cam­bió cuan­do Su­per­man se vol­vió vo­ce­ro del go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra par­ti­ci­par en la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial”, se­ña­la el mis­mo Mo­rri­son. A par­tir de ahí, y por mu­chos años más, el au­tor con­si­de­ró al per­so­na­je co­mo un vo­ce­ro del sis­te­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.