Los per­fi­les de ADN de es­tos dos son ca­si 99 % idén­ti­cos.

National Geographic (Chile) - - Explora | Notas De Campo - CARY WOLINSKY, NA­TIO­NAL GEO­GRAP­HIC CREATIVE (CHIMPANCÉ)

Por su­pues­to, los ge­nes de dos hu­ma­nos son aún más si­mi­la­res. No obs­tan­te, des­pués de que nues­tros an­te­pa­sa­dos prehu­ma­nos se des­po­ja­ron de ca­si to­do el pe­lo cor­po­ral, desa­rro­lla­ron di­fe­ren­cias muy vi­si­bles en el co­lor de la piel, las cua­les se de­ben a mi­núscu­los ajus­tes en nues­tro ADN. La pig­men­ta­ción os­cu­ra ha­bría ayu­da­do a nues­tros an­te­pa­sa­dos a re­sis­tir el in­ten­so sol afri­cano; cuan­do los hu­ma­nos emi­gra­ron de Áfri­ca ha­cia re­gio­nes con me­nos luz so­lar, la piel cla­ra se vol­vió una ven­ta­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.