LA HIS­TO­RIA DE FON­DO

EN LA PRO­FUN­DI­DAD DE BA­ÑOS Y BO­TI­QUI­NES DE TO­DO EL MUN­DO SE ACU­MU­LAN PAS­TI­LLAS, JA­RA­BES Y UN­GÜEN­TOS.

National Geographic (Chile) - - Testimonios - —DA­NIEL STO­NE

CA­DA QUE el fo­tó­gra­fo Ga­brie­le Ga­lim­ber­ti co­no­ce a per­so­nas en sus via­jes, les pi­de ver sus bo­ti­qui­nes. Al­gu­nos son tí­mi­dos; pa­ra otros es mo­ti­vo de or­gu­llo. “Los me­di­ca­men­tos re­ve­lan la iden­ti­dad de las per­so­nas –di­ce Ga­lim­ber­ti–. Sus de­seos, ne­ce­si­da­des y en­fer­me­da­des. Es muy ín­ti­mo”.

¿Qué re­ve­lan nues­tras me­di­ci­nas de no­so­tros? Pri­me­ro, lo pu­dien­tes que so­mos. Los bo­ti­qui­nes en paí­ses desa­rro­lla­dos sue­len es­tar re­ple­tos. En los paí­ses me­nos desa­rro­lla­dos, las per­so­nas tardan más en re­unir me­di­ca­men­tos o no lo ha­cen. Una mu­jer hai­tia­na no te­nía nin­gu­na píl­do­ra en ca­sa: “Si me en­fer­mo, le com­pro una pas­ti­lla a un ven­de­dor am­bu­lan­te”, ase­gu­ró.

La se­rie de bo­ti­qui­nes Ho­me Pharma [Far­ma­cia en Ca­sa] es par­te de Happy Pills [Pas­ti­llas de la Fe­li­ci­dad], pro­yec­to en mar­cha y más am­plio, con el que Ga­lim­ber­ti y tres co­le­gas do­cu­men­tan

la bús­que­da de la fe­li­ci­dad de los se­res hu­ma­nos me­dian­te la quí­mi­ca. La gen­te to­ma me­di­ca­men­tos pa­ra ser más fuer­te, dor­mir más (o me­nos), en­ve­je­cer más des­pa­cio, ser más vi­ril, fo­men­tar el em­ba­ra­zo o pre­ve­nir­lo. Los mo­ti­vos por los cua­les las per­so­nas los com­pran –y aco­pian– son igual de nu­me­ro­sos: por­que son ba­ra­tos o por­que la asis­ten­cia mé­di­ca más avan­za­da no lo es, por­que les pro­du­ce an­sie­dad no es­tar pre­pa­ra­dos o por­que no sa­ben có­mo desechar los so­bran­tes.

Me­dian­te los bo­ti­qui­nes, las cul­tu­ras em­pie­zan a de­li­near­se. En Pa­rís y Nue­va York, Ga­lim­ber­ti vio an­ti­de­pre­si­vos y an­sio­lí­ti­cos. En In­dia, la gen­te eli­ge me­di­ca­men­tos con eti­que­tas de ese país, al mar­gen de su ca­li­dad o po­ten­cia. Los afri­ca­nos te­nían fár­ma­cos chi­nos, mu­chos sin eti­que­ta­do. Pe­ro to­dos los fo­to­gra­fia­dos te­nían al­go en co­mún: nin­guno es­ta­ba en­fer­mo.

SUI­ZA Su­san Fischer, ins­truc­to­ra de yo­ga, so­lo con­su­me ho­meop­tía y al­gu­nos ex­trac­tos de plan­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.