MO­NI­TO­REO CON­TI­NUO DE LA MÁ­QUI­NA HU­MA­NA

National Geographic (Chile) - - Publi-Reportaje -

Mien­tras que la me­di­ci­na de pre­ci­sión adap­ta el tra­ta­mien­to a una per­so­na, la sa­lud de pre­ci­sión uti­li­za da­tos de­ta­lla­dos pa­ra ayu­dar a las per­so­nas a to­mar de­ci­sio­nes de es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­bles. El ob­je­ti­vo: evi­tar la ne­ce­si­dad de tra­ta­mien­to, me­dian­te la re­co­pi­la­ción, la trans­mi­sión y el al­ma­ce­na­mien­to de la in­for­ma­ción de sa­lud mien­tras una per­so­na rea­li­za su vi­da co­ti­dia­na.

Mien­tras duer­me

Los avan­ces en elec­tro­dos, tan pe­que­ños y fle­xi­bles que ca­ben en tex­ti­les, po­drían lle­var a fun­das y sá­ba­nas que mo­ni­to­rean las on­das ce­re­bra­les y los pa­tro­nes de sue­ño.

Al des­per­tar

Se desa­rro­llan inodo­ros que re­vi­san los ex­cre­men­tos pa­ra de­tec­tar en­fer­me­da­des. Es­pe­jos in­te­li­gen­tes po­drían me­dir los sig­nos vi­ta­les con un ra­dar y ce­pi­llos de dien­tes, ana­li­zar la sa­li­va.

En la co­ci­na

Los re­fri­ge­ra­do­res in­te­li­gen­tes po­drían mo­ni­to­rear los ali­men­tos y re­gis­trar su in­for­ma­ción nu­tri­cio­nal. Se ha­ría un se­gui­mien­to de su ca­li­dad y fres­cu­ra, jun­to con los há­bi­tos die­té­ti­cos.

Co­nec­ta­dos

Los smart pho­nes po­drían ana­li­zar pa­tro­nes que in­di­quen de­pre­sión –co­mo me­nor co­mu­ni­ca­ción– y aler­tar al usua­rio pa­ra que atien­da pro­ble­mas po­ten­cia­les de sa­lud men­tal.

En el au­to­mó­vil

Sen­so­res po­drían aler­tar so­bre ni­ve­les pe­li­gro­sos de con­ta­mi­na­ción, al­to con­te­ni­do de al­cohol en la san­gre de­tec­ta­do en el alien­to y con­duc­ción que in­di­ca es­trés y som­no­len­cia.

En la ca­rre­ra

Apa­ra­tos elec­tró­ni­cos o mem­bra­nas eléc­tri­cas ad­he­ri­das a la piel re­gis­tra­rían el ejer­ci­cio, los sig­nos vi­ta­les y la ex­po­si­ción a los ra­yos UV; un “sos­tén in­te­li­gen­te” de­tec­ta­ría cáncer de ma­ma.

En el cuer­po

Len­tes de con­tac­to pron­to con­tro­la­rán la pre­sión y los ni­ve­les de glu­co­sa en el ojo. Las tec­no­lo­gías im­plan­ta­bles ya mo­ni­to­rean la ac­ti­vi­dad car­dia­ca, el ni­tró­geno y los ni­ve­les de oxí­geno.

En el la­bo­ra­to­rio

Las “na­ri­ces elec­tró­ni­cas” po­drían de­tec­tar com­pues­tos or­gá­ni­cos vo­lá­ti­les en la res­pi­ra­ción o en se­cre­cio­nes, pa­ra en­con­trar “hue­llas de olor” de en­fer­me­da­des, en­tre ellas, cáncer de pul­món y ova­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.