VIS­TA­ZO A JA­PÓN

Fue una lar­ga es­pe­ra, pe­ro ha va­li­do la pe­na. He­mos sido tes­ti­gos de uno de los me­jo­res ani­me de la dé­ca­da

Nintendo - - SUMARIO -

Dos gran­des se­ries que es­tán con­quis­tan­do Ja­pón y pien­san ha­cer lo mis­mo con tu Nintendo Switch, te pre­sen­ta­mos Dra­gon Ball Su­per y My He­ro Aca­de­mia, dos se­ries que es­tán cam­bian­do el mun­do del ani­me.

Se­gu­ra­men­te mu­chos re­cuer­dan cuan­do en es­ta mis­ma sec­ción, ha­ce al­gu­nos años, ha­bla­mos de la pe­lí­cu­la Dra­gon Ball Z: La Ba­ta­lla de los Dio­ses. Mar­ca­ba el re­gre­so de Go­ku, un per­so­na­je que por 15 años se ha­bía que­da­do ta­tua­do en nues­tros co­ra­zo­nes con sus aven­tu­ras y en­se­ñan­zas, pe­ro to­do fi­na­li­zó en 1997 (1999 en Mé­xi­co), cuan­do ter­mi­nó Dra­gon Ball GT, que co­mo in­di­qué en aquel mo­men­to, re­pre­sen­ta­ba un pro­ce­so de des­pe­di­da. Pues bien, La Ba­ta­lla de los Dio­ses re­pre­sen­tó un pro­ce­so de re­con­ci­lia­ción, de re­co­no­ci­mien­to, de vol­ver a los días de glo­ria, de vol­ver a ver a un vie­jo ami­go, mi­rar­lo y sa­ber que si bien los dos han en­ve­je­ci­do, por den­tro to­do se­gui­mos sien­do los mis­mos, lis­tos pa­ra más emo­cio­nan­tes aven­tu­ras pro­te­gien­do el Uni­ver­so. Tiem­po des­pués del es­treno de la cin­ta, se di­jo que era el ini­cio de una nue­va se­rie pa­ra Dra­gon Ball, ti­tu­la­da Su­per, en ese ins­tan­te, mi­llo­nes de se­gui­do­res de to­do el mun­do vol­vi­mos a ser fe­li­ces.

Dra­gon Ball siem­pre ha­bía te­ni­do un só­lo ob­je­ti­vo co­mo ani­me, en­se­ñar­nos que no hay mo­ti­vo pa­ra ren­dir­se nun­ca, ba­jo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia, y eso se man­tie­ne en Dra­gon Ball Su­per. Sí, se han he­cho al­gu­nos ajus­tes en com­pa­ra­ción con lo que vi­mos en Z, el pri­me­ro de ellos es el fa­mo­so re­lleno. Aquí no ve­re­mos ca­pí­tu­los que no apor­ten na­da al ar­gu­men­to prin­ci­pal de la se­rie, per­mi­tién­do­nos dis­fru­tar ca­da uno de ellos (bueno, sí hay re­lleno pe­ro es muy po­co, y no es ma­lo). De es­te mo­do lo­gra­ron cau­ti­var nue­vos se­gui­do­res que ca­da fin de se­ma­na es­pe­ra­ban con gran emo­ción un nue­vo ca­pí­tu­lo de la se­rie. Otro cam­bio no­ta­ble con res­pec­to a Z y que en lo per­so­nal creí­mos que iba a re­pre­sen­tar un ba­jón en el pro­gra­ma, era la vio­len­cia. En Dra­gon

El po­der pa­ra pro­te­ger a tus se­res que­ri­dos te pue­de llevar a ni­ve­les in­sos­pe­cha­dos

Ball Z po­día­mos ver a Ve­ge­ta y otros enemi­gos cor­tar ca­be­zas, arran­car bra­zos, ma­tar a de­ce­nas de per­so­nas, pe­ro en Su­per no es así, si bien hay mu­cha vio­len­cia, no lle­ga a los ni­ve­les que vi­mos en Z, pe­ro in­sis­ti­mos, eso si bien pa­re­ce algo ne­ga­ti­vo, no es así, logran su­plir es­to con una gran tra­ma, un ar­gu­men­to só­li­do que te man­tie­ne atra­pa­do to­do el tiem­po, ol­vi­dán­do­te por com­ple­to de la vio­len­cia que al­gu­na vez exis­tió en Dra­gon Ball y que era algo nor­mal, in­clu­so en TV abier­ta pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na Así que si no has visto Dra­gon Ball Su­per por es­te as­pec­to, no tie­nes de qué preo­cu­par­te, vas a dis­fru­tar co­mo cuan­do eras ni­ño, eso te lo po­de­mos ga­ran­ti­zar, sin im­por­tar la edad que ten­gas vas a vol­ver­te un fan más de el gran Go­ku.

Si si­guie­ron la se­rie en “tiem­po real”, sa­ben bien que ya ha ter­mi­na­do, des­pués de po­co más de dos años, Dra­gon Ball Su­per ha lle­ga­do a su fi­nal. Se pue­de de­cir que se se­pa­ra en tres sa­gas, un Tor­neo con Sham­pa, Dios de la des­truc­ción her­mano de Bills, des­pués te­ne­mos la Sa­ga del re­ge­so de Trunks con Go­ku Black, y fi­nal­men­te, El Tor­neo del Po­der, que sin du­da es la más emo­cio­nan­te de to­das, y que pa­ra­li­zó al mun­do co­mo no se ha­bía visto ja­más en la his­to­ria del ani­me, y es que no so­la­men­te se tra­ta­ba de co­men­ta­rios en In­ter­net, sino de mo­vi­li­za­cio­nes en va­rios paí­ses. En Amé­ri­ca La­ti­na, se vie­ron los dos úl­ti­mos ca­pí­tu­los del ani­me en mu­chas pla­zas pú­bli­cas, en gran­des pan­ta­llas con cien­tos de per­so­nas gri­tan­do, su­frien­do, rien­do y llo­ra­do con to­do lo que pa­sa­ba en el ani­me, un fe­nó­meno que us­te­des mis­mos pue­den bus­car en YouTu­be y que­dar per­ple­jos por lo in­creí­ble que fue­ron es­tos mo­men­tos, que pa­ra mu­chos ya mar­ca­don un mo­men­to in­su­pe­ra­ble, jus­to co­mo suele ser Go­ku en el ani­me. Si bien ya se pue­de dis­fru­tar con do­bla­je la­tino, una de las op­cio­nes fa­vo­ri­tas de la gen­te, es ver­lo con el do­bla­je ori­gi­nal en ja­po­nés, ya que en Crunchy­roll, sis­te­ma de stream de ani­me así es co­mo se emi­te, per­mi­tien­do que los fans lo vean po­cas ho­ras des­pués de que el ca­pí­tu­lo se es­tre­nó en Ja­pón. Sí, una vez más tu­vi­mos que des­pe­dir­nos de Go­ku, ese ami­go que nos ha acom­pa­ña­do to­da la vi­da, pe­ro con una gran di­fe­ren­cia que nos ale­gra. En es­ta oca­sión sa­be­mos bien que va a vol­ver. Toei Ani­ma­tion ha con­fir­ma­do que el 18 de di­ciem­bre de es­te año, ten­dre­mos una pe­lí­cu­la más de Dra­gon Ball Su­per, de la cual no se sa­be mu­cho, sal­vo que contará el ini­cio de la vi­da de los Sai­ya­jin y que se­rá el co­mien­zo de una nue­va tem­po­ra­da pa­ra el ani­me que lle­ga­rá en 2019 pa­ra to­do el mun­do, así que no hay por qué sen­tir­se tris­te, Go­ku va a vol­ver, y es­ta vez no se­rán 20 lar­gos años, só­lo unos me­ses nos se­pa­ran de vol­ver a gri­tar Ka­me-Ha­me-Ha. ¿Nue­vos per­so­na­jes? Es­to es un he­cho, y algo nos di­ce que se­rá el pri­me­ro de los Sai­ya­jin.

© Nintendo

u Go­ku ha vuel­to pa­ra de­mos­trar­nos su po­der.

q Go­ku y Ve­ge­ta su­pe­ran los po­de­res del Su­per Sai­ya­jin Blue. u Ji­ren es el enemi­go a ven­cer en es­ta nue­va se­rie.

Así des­pi­die­ron los crea­do­res su se­rie.

¿Qué pa­pel tie­ne Free­zer?

▲ To­dos los per­so­na­jes re­gre­san.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.