DREAM ALONE

Nintendo - - SUMARIO -

El Nin­die que pon­drá a prue­ba tus sen­ti­dos. No te­mas a la os­cu­ri­dad y da­le un vis­ta­zo a es­te pre­vio.

Tus más os­cu­ras pe­sa­di­llas se ha­rán reali­dad a fi­na­les de es­te 2018, pues es­te tí­tu­lo de pla­ta­for­mas al más pu­ro es­ti­lo gó­ti­co de las pe­lí­cu­las de Tim Bur­ton lle­ga­rá al Nin­ten­do Switch.

De­bi­do al éxi­to de los jue­gos in­de­pen­dien­tes, el ca­tá­lo­go de Nin­dies de es­ta con­so­la de la Gran N va en in­cre­men­to y Dream Alone ex­plo­ta­rá de una for­ma úni­ca el po­ten­cial del Switch.

Dream Alone es un tí­tu­lo de pla­ta­for­mas en dos di­men­sio­nes, en el que to­ma­rás el pa­pel de Irra en una his­to­ria lle­na de mis­te­rio que te lle­va­rá a ex­tra­ños lu­ga­res y a co­no­cer enig­má­ti­cos per­so­na­jes. To­do co­mien­za cuan­do una ex­tra­ña en­fer­me­dad azo­ta a un tran­qui­lo pue­blo y una fa­mi­lia se ve afec­ta­da por es­te pa­de­ci­mien­to.

El ob­je­ti­vo prin­ci­pal se­rá en­con­trar a Lady Death, de quien se di­ce es ca­paz de de­te­ner o re­ver­tir la en­fer­me­dad. La tra­ma te lle­va­rá a tra­vés de mu­chas tie­rras, des­de bos­ques, maz­mo­rras, cue­vas y fá­bri­cas. Gran par­te de los ni­ve­les tie­ne una ver­sión de reali­dad al­ter­na­ti­va, pue­des usar es­ta ha­bi­li­dad pa­ra atra­ve­sar áreas que an­tes no po­días y des­cu­brir nue­vos secretos.

En Dream Alone la cal­ma es fun­da­men­tal pa­ra avan­zar, ya que un mal sal­to pue­de lle­var­te di­rec­to a la muer­te. Ca­da brin­co en­tre pla­ta­for­mas de­be ser exac­to pa­ra lle­gar a tu des­tino.

De­be­rás des­ac­ti­var tram­pas uti­li­zan­do la ca­pa­ci­dad de clon del hé­roe, lo que per­mi­te al ju­ga­dor de­jar una co­pia de sí mis­mo y uti­li­zar­la pa­ra ac­ti­var cual­quier pa­lan­ca o pla­ca de pre­sión.

Dream Alone es un tí­tu­lo que to­ma ele­men­tos del ci­ne de ho­rror clá­si­co, lo que da un to­que fres­co que los fa­ná­ti­cos sa­brán apre­ciar. A juz­gar por el pri­mer tea­ser re­ve­la­do pa­ra Nin­ten­do Switch y la ver­sión pa­ra PC que ya es­tá dis­po­ni­ble, Dream Alone se­rá un Nin­die que val­drá mu­cho la pe­na, pues su ju­ga­bi­li­dad y di­se­ño grá­fi­co es­tán muy en­fo­ca­dos en el sép­ti­mo ar­te gó­ti­co, el cual to­mó sus ba­ses del ex­pre­sio­nis­mo ale­mán de la épo­ca de los 40.

En­tre las di­ver­sas ca­rac­te­rís­ti­cas que no­ta­mos, es­tán: la me­cá­ni­ca de ex­plo­ra­ción a tra­vés de reali­da­des al­ter­na­ti­vas y la crea­ción de co­pias clo­nes de ti mis­mo pa­ra com­ple­tar los di­fe­ren­tes puzz­les.

Una tra­ma os­cu­ra que re­cuer­da aque­llos cuen­tos de fan­ta­sía y una ban­da so­no­ra her­mo­sa y mi­ni­ma­lis­ta que te ha­cen sen­tir den­tro del vi­deo­jue­go. Sin du­da va­le la pe­na echar­le un vis­ta­zo a fi­na­les de año.

q Pres­ta aten­ción a ca­da sal­to.

• Com­pa­ñía Fat Dog Ga­mes • Desa­rro­lla­dor Wa­rSaw Ga­mes • Ca­te­go­ría Pla­ta­for­mas • Ju­ga­do­res Uno • Opi­na­mos Lú­gu­bre con ele­men­tos de ci­ne que lo ha­cen úni­co en su ti­po.

t In­creí­ble ar­te con­cep­tual con es­té­ti­ca de ho­rror clá­si­co.

▲ Via­ja­rás por som­bríos te­rre­nos.

DE­TEN­TION Un jue­go de te­rror in­fluen­cia­do por la cul­tu­ra asiá­ti­ca, con ele­men­tos re­li­gio­sos y mi­to­lo­gía tra­di­cio­nal de es­tas tie­rras. Am­bien­ta­do en 1960. ¿Por qué no jue­gas?

q Exa­mi­na­rás to­dos los ele­men­tos.

t Be­llos y os­cu­ros es­ce­na­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.