Dia­blo III: Eter­nal Co­llec­tion

Des­cu­bre un gran mun­do lleno de án­ge­les y de­mo­nios

Nintendo - - PREVIEW -

¡ Por fin! Des­pués de mu­chos ru­mo­res acer­ca de su lan­za­mien­to en el Nin­ten­do Switch, Dia­blo III: Eter­nal Co­llec­tion arri­ba al sis­te­ma hí­bri­do de la Gran N. Es­te ARPG, o RPG de ac­ción, ya lle­va un ra­to en otras pla­ta­for­mas, pe­ro aho­ra se pre­sen­ta con al­gu­nas me­jo­ras y nue­vas ca­rac­te­rís­ti­cas que só­lo el Switch po­dría brin­dar a una en­tre­ga vir­tual co­mo és­ta. Bliz­zard En­ter­tain­ment (Sta­rC­raft 64) es la desa­rro­lla­do­ra de­trás de es­ta in­creí­ble co­lec­ción. En Dia­blo III la his­to­ria co­mien­za cuan­do, se­gún cuen­ta la leyenda, ha­ce mu­chos años, los án­ge­les y los de­mo­nios crea­ron el mun­do en una unión prohi­bi­da y han re­gre­sa­do pa­ra re­cla­mar lo que les per­te­ne­ce. Sur­gi­rás de en­tre los dó­ci­les y per­ver­sos del San­tua­rio pa­ra en­fren­tar­te a muer­tos vi­vos, cul­tis­tas ho­rri­pi­lan­tes, se­ra­fi­nes caí­dos y los Se­ño­res del In­fierno. Cuan­do los Cie­los Su­pe­rio­res y los In­fier­nos Ar­dien­tes se en­fren­tan, la hu­ma­ni­dad de­be sal­var­se a sí mis­ma. ¿Te sien­tes lis­to pa­ra es­ta épi­ca ba­ta­lla don­de só­lo ha­brá un ga­na­dor? En Dia­blo III: Eter­nal Co­llec­tion de­be­rás desafiar a la os­cu­ri­dad, ya que se­rá la úni­ca de­fen­sa de un mun­do ro­dea­do con­tra el Cie­lo y el In­fierno. Ten­drás que equi­par­te con un Joy-Con o el con­trol Pro y ele­gir sa­bia­men­te en­tre sie­te cla­ses de fan­ta­sía os­cu­ra, ca­da una con su pro­pia for­ma de ase­si­nar y ha­bi­li­da­des que te ayu­da­rán a la ho­ra de ca­da com­ba­te. Po­drás se­lec­cio­nar en­tre ser un Ar­ca­nis­ta, ca­paz de ma­ni­pu­lar to­do ti­po de fuer­zas pa­ra de­sin­te­grar, que­mar y con­ge­lar a sus ad­ver­sa­rios.

Bár­ba­ro, gra­cias a su ta­ma­ño y fuer­za, es­tos gla­dia­do­res pue­den do­mi­nar una lu­cha con ca­si cual­quier ar­ma y téc­ni­ca, aun­que pre­fie­ren ar­mas ma­si­vas e im­po­nen­tes. Ca­za­do­ra de De­mo­nios, vi­gi­lan­tes im­pla­ca­bles que eje­cu­tan a sus ob­je­ti­vos con un ar­se­nal de ar­mas a dis­tan­cia y cuer­po a cuer­po. Gue­rre­ro Di­vino, in­que­bran­ta­bles cam­peo­nes de la fe y de la ley. Es­tas for­ta­le­zas vi­vien­tes uti­li­zan ar­ma­du­ra im­pe­ne­tra­ble y es­cu­dos im­po­nen­tes pa­ra ani­qui­lar a las hues­tes del enemi­go; de­jan­do a su pa­so ca­dá­ve­res de­mo­nia­cos humean­tes. Mon­je, gue­rre­ros sa­gra­dos que ca­na­li­zan po­der di­vino a tra­vés de pu­ra fuer­za de vo­lun­tad. Sus ata­ques son prin­ci­pal­men­te cuer­po a cuer­po y pue­den cau­sar da­ño ex­tre­mo.

Ela­bo­ra una es­tra­te­gia de pe­lea pa­ra ven­cer a los enemi­gos de ca­da es­ce­na­rio

Ni­gro­man­te. Son co­man­dan­tes des­pia­da­dos y maes­tros de la vi­da y la muer­te. Tie­nen la ha­bi­li­dad de re­ani­mar a los muer­tos pa­ra que obe­dez­can sus ór­de­nes. San­te­ro. Son pe­lea­do­res es­pi­ri­tua­les que in­vo­can a las al­mas de los fa­lle­ci­dos y las cria­tu­ras rep­tan­tes pa­ra lle­var a ca­bo su co­me­ti­do. En cuan­to a su sis­te­ma de jue­go, po­drás desafiar­te a ti mis­mo en nue­vos ni­ve­les de di­fi­cul­tad, ju­gar la épi­ca cam­pa­ña de his­to­ria, bus­car el com­bo de ha­bi­li­da­des per­fec­to, ex­pan­dir tu co­lec­ción de equi­pa­mien­to, com­pe­tir en ca­la­bo­zos alea­to­rios o via­jes nue­va­men­te por San­tua­rio en ca­da tem­po­ra­da. Siem­pre ten­drás un nue­vo desafío pa­ra com­ple­tar, así que la di­ver­sión se­rá por mu­chas ho­ras. A me­di­da que avan­ces por los cin­co ac­tos de la his­to­ria de Dia­blo III, re­co­lec­ta­rás equi­pa­mien­to de las re­gio­nes más re­cón­di­tas de San­tua­rio, in­clu­yen­do ob­je­tos le­gen­da­rios que cam­bia­rán tu es­ti­lo de jue­go y con­jun­tos de ar­ma­du­ra que otor­gan bo­ni­fi­ca­cio­nes di­ná­mi­cas a me­di­da que ob­tie­nes más pie­zas. El sis­te­ma de acu­mu­la­ción de po­der de Dia­blo III es lo su­fi­cien­te­men­te fle­xi­ble pa­ra una tar­de o to­da una tem­po­ra­da. Haz que los In­fier­nos Ar­dien­tes re­tro­ce­dan con lan­zas, tor­men­tas y pe­rros zom­bi: más de 800 ha­bi­li­da­des úni­cas pa­ra des­blo­quear y do­mi­nar. Con­vier­te el fue­go en re­lám­pa­gos, di­vi­de tus es­ta­lli­dos má­gi­cos y mo­di­fi­ca tus ha­bi­li­da­des pa­ra crear de­vas­ta­do­ras com­bi­na­cio­nes de po­de­res y así aca­bar to­dos los enemi­gos que se te pon­gan en­fren­te. Dia­blo III ofre­ce una gran va­rie­dad de ata­ques que te sor­pren­de­rán.

Dia­blo III es di­fe­ren­te a otros tí­tu­los, es un clá­si­co que se ha ido reiven­tan­do al pa­so de los años

En cuan­to al mo­do mul­ti­pla­yer, po­drás crear una par­ti­da mul­ti­ju­ga­dor lo­cal de RPG de ac­ción con has­ta tres ami­gos y aplas­tar de­mo­nios des­de la co­mo­di­dad de tu si­llón, sin ne­ce­si­dad de te­ner co­ne­xión a In­ter­net, o com­ple­ta tu gru­po en lí­nea. Ten­drás tam­bién po­si­bi­li­dad de ju­gar Dia­blo III en pan­ta­lla com­par­ti­da con un so­lo Nin­ten­do Switch, en mo­do re­mo­to con has­ta cua­tro pla­ta­for­mas o com­bi­nar el mo­do TV y con el por­tá­til. Dia­blo III: Eter­nal Co­llec­tion es una ex­ce­len­te adi­ción al ca­tá­lo­go del Nin­ten­do Switch, pe­ro eso sí, te ad­ver­ti­mos que no es pa­ra to­dos los gus­tos y pue­des per­ci­bir que es una de esas en­tre­gas que se sien­ten len­tas. Al­go que des­ta­ca en es­ta ver­sión es que con­tie­ne la ex­pan­sión Rea­per of Souls y el pa­que­te As­cen­so del Ni­gro­man­te for­man par­te de la Eter­nal Co­llec­tion: sie­te cla­ses, cin­co ac­tos y mu­chas tem­po­ra­das de des­truc­ción de de­mo­nios. ¿Qué te pa­re­ce? En el con­te­ni­do ex­clu­si­vo pa­ra Switch des­cu­bri­rás pie­zas del mun­do de The Le­gend Zel­da en San­tua­rio. La Eter­nal Co­llec­tion pa­ra Switch in­clu­ye la mascota com­pa­ñe­ra Cu­co, un mar­co de re­tra­to de la Tri­fuer­za y un con­jun­to de trans­fi­gu­ra­ción ex­clu­si­vo que per­mi­ti­rá que tus hé­roes vis­tan la em­ble­má­ti­ca ar­ma­du­ra de Ga­non­dorf. Tam­bién re­ci­bi­rás alas decorativas úni­cas pa­ra es­ta edi­ción. Si te gus­tan las obras de es­te gé­ne­ro, no de­bes per­der la opor­tu­ni­dad de dar­le un vis­ta­zo a Dia­blo III: Eter­nal Co­llec­tion. Su gran po­ten­cial grá­fi­co y de au­dio te sor­pren­de­rán. Úne­te a la ba­ta­lla ce­les­tial, y ven­ce a to­dos los enemi­gos que tra­tan de fre­nar­te en tu via­je ha­cia la vic­to­ria y sal­var el fu­tu­ro de la hu­ma­ni­dad. ¡Tú de­ci­des qué ti­po de hé­roe se­rás!

• Com­pa­ñía Nin­ten­do • De­sa­rro­lla­dor Bliz­zard En­ter­tain­ment • Ca­te­go­ría RPG • Ju­ga­do­res Has­ta cua­tro • Opi­na­mos Un jue­go en­tre­te­ni­do, lleno de ac­ción y com­ba­tes con­tra bes­tias ma­lig­nas.

u ¡Sal­va a la hu­ma­ni­dad de la os­cu­ri­dad!

q Com­ba­te con­tra hor­das de cria­tu­ras.

▲ Tí­tu­lo de Bliz­zard que lle­gó al Nin­ten­do 64 en 2000.

▲ Lan­za po­de­ro­sas com­bi­na­cio­nes de ata­ques.

u Ni­ve­les ex­tra­or­di­na­rios.

q Ar­ma tu fac­ción de gue­rre­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.