EL PO­DER DE LA NOS­TAL­GIA

En la ac­tua­li­dad, lo re­tro si­gue vi­gen­te por me­dio de re­lan­za­mien­tos y tien­das vir­tua­les en las con­so­las

Nintendo - - SUMARIO -

Di­mos un via­je al pa­sa­do y re­vi­vi­mos al­gu­nos juegos de an­ta­ño que nos tra­je­ron mu­cha fe­li­ci­dad en las con­so­las de la Gran N.

¿ Qué tie­nen esos ar­tícu­los vie­jos y pol­vo­sos que nos ge­ne­ran tan­ta ex­pec­ta­ti­va y gus­to? ¿Qué ha­ce que esas jo­yas que sa­lie­ron ha­ce más de 30 años, sean los más pre­cia­dos y bus­ca­dos por cien­tos o has­ta mi­les de per­so­nas? En con­cre­to en el te­rreno de los vi­deo­jue­gos, ¿qué efec­to pue­den te­ner esos car­tu­chos o con­so­las vie­jas, que nos ha­cen has­ta sus­pi­rar por te­ner­las en nues­tras ma­nos? Sin du­da, es­ta es una ten­den­cia que va en au­men­to en­tre co­lec­cio­nis­tas / vi­deo­ju­ga­do­res de to­do el mun­do y que ha he­cho que la in­dus­tria de la nos­tal­gia, ge­ne­re mi­llo­nes de dó­la­res al año. Es­to es sin du­da al­go pa­ra re­fle­xio­nar. Ya sea que nos ha­ya to­ca­do vi­vir en la épo­ca de los ochen­ta / no­ven­ta y ten­ga­mos re­cuer­dos vi­vi­dos de có­mo era ser ga­mer en esos años, o que tu nos­tal­gia obe­dez­ca a un es­pí­ri­tu co­lec­cio­nis­ta, y año­res sa­ber có­mo se sen­tía te­ner esos vie­jos apa­ra­tos fun­cio­nan­do, la in­dus­tria de la nos­tal­gia es hoy, uno de los mer­ca­dos más fuer­tes del ga­ming, y es que des­de que co­men­za­mos a ver que nues­tros juegos fa­vo­ri­tos cum­plían 25 o 30 años de ser lan­za­dos al mer­ca­do, sa­be­mos que la cul­tu­ra por co­lec­cio­nar lo re­tro es par­te del pre­sen­te. Y es que ¿quién no se emo­cio­na por vol­ver a ju­gar gran­des clá­si­cos (por ejem­plo) de NES co­mo Su­per Ma­rio Bros. 3? O es­cu­char los acor­des ini­cia­les de esa po­de­ro­sa ban­da so­no­ra de Nin­ja Gai­den, que nos me­tía de lleno en la his­to­ria, o ma­cha­car enemi­gos a bo­to­na­zo lim­pio con Dou­ble Dra­gon y un gran et­cé­te­ra.

Sin du­da, ya sea en con­so­las y juegos, eso di­se­ños, esos pi­xe­les, los so­ni­dos de 8 bits, ese sen­ci­llo ga­me­play de só­lo dos o tres bo­to­nes, los ar­gu­men­tos, los per­so­na­jes, hoy nos tie­ne to­tal­men­te enamo­ra­dos, tan­to a los que vi­vi­mos en esos años co­mo a las ge­ne­ra­cio­nes ac­tua­les, y a pe­sar de es­tar en un mo­men­to tec­no­ló­gi­co sin pre­ce­den­tes en la in­dus­tria, la nos­tal­gia nos ha­ce sus­pi­rar y desear. Las gran­des com­pa­ñías sa­ben des­de ha­ce al­gu­nos años que la nos­tal­gia es­tá a to­do lo que da, y es por ello que ve­mos edi­cio­nes de sus sis­te­mas (Nin­ten­do, SEGA, etc.) con juegos clá­si­cos in­clui­dos que se ago­tan en ho­ras, o al­gu­nos gran­des pu­blis­hers que lan­zan edi­cio­nes es­pe­cia­les en car­tu­chos con­me­mo­ra­ti­vos (Me­ga Man / Street Figh­ter II), o re­mas­te­ri­za­cio­nes de vie­jos clá­si­cos o al­gu­nas se­cue­las con grá­fi­cos de 8 bits, et­cé­te­ra. ¿Crees que el éxi­to de los in­dies sea ca­sua­li­dad?, de he­cho, si lo re­fle­xio­nas un mo­men­to, es­tos tra­ba­jos en su ma­yo­ría emu­lan (por no decir co­pian) fór­mu­las de ga­me­play de ha­ce 30 años, con his­to­rias sen­ci­llas de ac­ción o RPG, que nos ha­cen sen­tir que es­ta­mos an­te un pla­ta­for­me­ro de la vie­ja es­cue­la, o de plano, tí­tu­los que te per­mi­ten ex­pe­ri­men­tar en mis­mo jue­go, grá­fi­cos en 8 y 16 bits, et­cé­te­ra. La nos­tal­gia co­mo ne­go­cio Es­to, co­mo to­do exceso, pue­de lle­gar a ser ma­lo, qui­zá no pa­ra afec­tar a la in­dus­tria en­te­ra co­mo ar­gu­men­tan al­gu­nas vo­ces, pe­ro sí por ejem­plo ha lle­va­do a que edi­cio­nes de con­so­las co­mo la NES Clas­sic Edi­tion, que al ago­tar­se en las tien­das, lle­ve a que los re­ven­de­do­res fi­jen un

pre­cio ver­da­de­ra­men­te ri­si­ble por es­tas edi­cio­nes o que car­tu­chos en buen es­ta­do de NES o Su­per NES, con­si­de­ra­dos clá­si­cos tri­ple A, los en­cuen­tras en mi­les de pe­sos so­lo por el he­cho de “vol­ver a es­tar de mo­da”. Hay al­gu­nas otras vo­ces que ase­gu­ran que la ava­lan­cha de ju­gos in­die que ve­mos hoy, en su ma­yo­ría son tí­tu­los sin mu­cho chis­te, con ce­ro pro­fun­di­dad y que sus me­cá­ni­cas es­tán pa­sa­das de mo­da y dé­bi­les y que la in­dus­tria se ha vis­to afec­ta­da en que ca­da vez es más tar­da­do ver juegos que “ex­pri­man el po­ten­cial de ca­da con­so­la”, gra­cias a la so­bre ex­plo­ta­ción de los in­dies. Aque­llos tí­tu­los que en su mo­men­to mar­ca­ron la in­dus­tria (y to­da una épo­ca) por es­tar muy bien desa­rro­lla­dos, hoy son juegos con­si­de­ra­dos de cul­to y gran­des clá­si­cos que si­guen emo­cio­nan­do a los ga­mers, pe­ro lo in­tere­san­te de to­do es que qui­zá, le­jos de que la in­dus­tria se vea afec­ta­da por el amor a lo re­tro, és­ta se ve­rá re­vi­ta­li­za­da, sa­bien­do que los bue­nos con­cep­tos y per­so­na­jes pue­den man­te­ner­se en el gus­to, pe­ro ex­pe­ri­men­ta­do nue­vas op­cio­nes de juegos con la tec­no­lo­gía de la ge­ne­ra­ción ac­tual, y el me­jor ejem­plo es Me­ga Man 11, tí­tu­lo que es­tá por lle­gar y que se nu­tre de lo re­tro con una ba­se tec­no­ló­gi­ca ac­tual, lo­gran­do una ex­pe­rien­cia re­don­da.

Lo me­jor es con­ser­var esas jo­yas que per­ma­ne­cen en tu mue­ble de jue­go jun­to a tus con­so­las

Lo re­tro lle­gó pa­ra que­dar­se: en la mú­si­ca, los ju­gue­tes, la ro­pa y por su­pues­to en los vi­deo­jue­gos, don­de vi­vi­mos una épo­ca de oro con los años que ya se fue­ron, pe­ro que se que­da­ron en no­so­tros gra­cias a la cul­tu­ra

geek que tan­to nos gus­ta, y nues­tro pa­sa­tiem­po fa­vo­ri­to es un blan­co fá­cil pa­ra un ata­que de nos­tal­gia, así que me­jor dis­fru­te­mos y re­co­de­mos esas bue­nas épo­cas a quie­nes las vi­vi­mos, y quien no, que bue­na opor­tu­ni­dad de ex­pe­ri­men­tar­lo por sí mis­mos.

t EL NES fue el ini­cio de una era en los vi­deo­jue­gos.

▲ Star Fox es un re­fe­ren­te en su gé­ne­ro.

q Su­per Ma­rio Bros. y sus in­creí­bles mun­dos.

▲ Juegos que nos de­ja­ron mar­ca­dos.

t Ma­rio Kart ha evo­lu­cio­na­do.

▲ SóLam ut of­fi­ciet fac­cum si­tam qua­me ▲ Grá­fi­cos sen­ci­llos, pe­ro lle­nos de co­lor y aven­tu­ras. u Tí­tu­los que de­bu­ra­ron en las ar­ca­dias.

q El Hé­roe del Tiem­po que tan­to se­gui­mos.

▲ El ini­cio de la leyenda. ¡Gran re­cuer­do!

t Es­pe­ra­mos un nue­vo Me­troid en Switch.

q Per­so­na­jes icó­ni­cos se man­tie­nen.

▲ Los tí­tu­los de pe­lea no han pa­ra­do.

▲ Su­per Ma­rio en el Su­per Nin­ten­do.

▲ ¿Tu­vis­te al­gún Ga­me & Watch?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.