Lui­gi’s Man­sion

Nintendo - - NUESTRA PORTADA -

Una de las jo­yas del Ga­meCu­be lle­ga a las por­tá­ti­les de Nin­ten­do, y lo ha­ce con me­jo­ras y más fan­tas­mas. Un tí­tu­lo que no de­bes per­der­te y dis­fru­tar al má­xi­mo en com­pa­ñía de Lui­gi. ¿Es­tás lis­to pa­ra en­fren­tar­te a tus pe­sa­di­llas?

Los más te­mi­bles fan­tas­mas es­tán de re­gre­so en Nin­ten­do. El clá­si­co que lle­gó en 2001 al Ga­meCu­be aho­ra ha­ce su apa­ri­ción en las con­so­las de la fa­mi­lia de Nin­ten­do 3DS.

Lui­gi’s Man­sion es un tí­tu­lo que cau­só gran re­vue­lo en los ini­cios del nue­vo mi­le­nio, de­bi­do a que son po­cas las en­tre­gas del uni­ver­so Su­per Ma­rio, don­de Lui­gi es el hé­roe de la his­to­ria.

En es­ta obra, el hom­bre­ci­llo de go­rra ver­de se em­bar­ca en un aven­tu­ra lle­na de mis­te­rios, es­pí­ri­tus y una man­sión em­bru­ja­da in­va­di­da de enig­má­ti­cos se­cre­tos. En es­ta en­tre­ga de ac­ció­na­ven­tu­ra, Lui­gi lle­ga a una enor­me ca­sa que se en­cuen­tra en las afue­ras de un te­rro­rí­fi­co bos­que.

Es­te té­tri­co lu­gar es­tá in­fes­ta­do de ex­tra­ños se­res, en­tre los cua­les se ha­llan los Boos, co­no­ci­dos por sus apa­ri­cio­nes en la sa­ga Su­per Ma­rio.

To­do co­mien­za cuan­do el Pro­fe­sor E. Gadd in­ves­ti­ga los ra­ros sucesos que ocu­rren den­tro de la re­si­den­cia, es­to des­de un pe­que­ño trái­ler que tie­ne jun­to a a es­ta zo­na. Es ahí cuan­do el her­mano de Ma­rio de­be­rá con­ver­tir­se en el va­lien­te pro­ta­go­nis­ta, y ayu­dar a es­te cien­tí­fi­co de lo pa­ra­nor­mal.

La his­to­ria ini­cia cuan­do Lui­gi ga­na, mis­te­rio­sa­men­te, la ca­sa en un con­cur­so del cual no es­ta­ba en­te­ra­do. En­tu­sias­ma­do por es­to, rá­pi­da­men­te le cuen­ta a Ma­rio so­bre es­ta no­ti­cia y am­bos acuer­dan ver­se a las afue­ras de la te­ne­bro­sa man­sión.

Ex­tra­ña­men­te, el bi­go­tón de go­rra ro­ja nun­ca apa­re­ce y, en su lu­gar, un gran fantasma lo­gra ro­bar­le la tran­qui­li­dad a Lui­gi, has­ta que és­te es sal­va­do por el Pro­fe­sor E. Gadd.

Lui­gi’s Man­sion se con­vir­tió en uno de los me­jo­res juegos del Ga­meCu­be y aho­ra lo ha­rá en el N3DS

Una vez que los dos es­tán a sal­vo, el Pro­fe­sor E. Gadd le cuen­ta a Lui­gi los mo­ti­vos por los cua­les ga­nó esa ca­sa em­bru­ja­da y que es obra de un en­te ma­ligno. Tam­bién le re­ve­la que vio en­trar a Ma­rio pe­ro nun­ca sa­lir del lu­gar, por lo que Lui­gi te­nía la mi­sión de res­ca­tar a su her­mano.

La ju­ga­bi­li­dad de Lui­gi’s Man­sion era bas­tan­te flui­da. Con­ta­bas con dos in­ven­tos del Pro­fe­sor co­mo prin­ci­pa­les ar­mas pa­ra com­ba­tir a los fan­tas­mas.

Por un la­do es­ta­ba el Pol­ter­gust 3000, el cual ha­ce re­fe­ren­cia al equi­po de pro­to­nes. Es­te adi­ta­men­to ser­vía pa­ra suc­cio­nar a los vi­lla­nos y ob­te­ner al­gu­nos te­so­ros, te­nía cier­ta se­me­jan­za a una as­pi­ra­do­ra, un po­co al es­ti­lo de las he­rra­mien­tas vis­tas en las pe­lí­cu­las de los ‘Ca­za­fan­ta­mas’ de los 80. Pa­ra po­der cap­tu­rar a los es­pí­ri­tus, el ju­ga­dor pri­me­ro de­bía alum­brar­los con una lin­ter­na que Lui­gi lle­va­ba con­si­go, de es­te mo­do eran atur­di­dos y más fá­ci­les de ven­cer al mo­men­to del en­fren­ta­mien­to en los di­fe­ren­tes es­ce­na­rios del vi­deo­jue­go.

Cuan­do los ex­tra­ños en­tes eran aco­rra­la­dos con el ha­lo de luz, mos­tra­ban su co­ra­zón, lo cual le da­ba a Lui­gi una opor­tu­ni­dad de as­pi­rar­los con la tam­bién lla­ma­da Suc­cio­naen­tes 3000, re­du­cien­do pro­gre­si­va­men­te los pun­tos de los fan­tas­mas, y de esa for­ma he­rir­los has­ta que el mar­ca­dor mues­tre un ce­ro, mo­men­to en el cual se po­dían atra­par con el cu­rios ítem. Otra de las co­sas que hi­cie­ron más in­tere­san­te a Lui­gi’s Man­sion fue su di­fi­cul­tad, ya que ca­da enemi­go era dis­tin­to y ne­ce­si­ta­bas de cier­ta pe­ri­cia pa­ra re­du­cir su pun­ta­je y no de­jar que es­ca­pa­ra. Tam­bién es­ta­ban los de­no­mi­na­dos Fan­tas­mas de Re­tra­to, los cua­les eran aña­di­dos a cier­tos cua­dros me­dian­te un pro­ce­so de ex­trac­ción, des­pués de que el ju­ga­dor ter­mi­na­ba ca­da área del vi­deo­jue­go

Cuan­do las pin­tu­ras eran crea­das se guar­da­ban en la ga­le­ría del la­bo­ra­to­rio del Pro­fe­sor.

Es­to ayu­da­ba a que, más ade­lan­te, Lui­gi lo­ca­li­za­ra ob­je­tos que le per­mi­tían ex­pul­sar fue­go, agua o hie­lo del Pol­ter­geist 3000. Di­chos ele­men­tos otor­ga­ban nue­vas ha­bi­li­da­des que ser­vían pa­ra cap­tu­rar a cier­tos vi­lla­nos.

En Lui­gi’s Man­sion tam­bién con­ta­bas con el Ga­meBoy Ho­rror, un dis­po­si­ti­vo por­tá­til ba­sa­do en el Ga­meBoy Co­lor, que per­mi­tía a Lui­gi in­ves­ti­gar al­gu­nos ele­men­tos de la man­sión y des­cu­brir pa­ra qué son y qué fun­ción te­nían. Au­na­do a es­to, el Ga­meBoy Ho­rror de­tec­ta­ba a los Boo que es­tu­vie­ran en las ha­bi­ta­cio­nes cer­ca­nas a él. Tam­bién con­te­nía un ma­pa de la man­sión que ayu­da­ba a Lui­gi a con­tac­tar al Pro­fe­sor E. Gadd y vi­ce­ver­sa.

Los cuar­tos oscuros que con­tie­nen a los fan­tas­mas se en­con­tra­ban es­par­ci­dos por to­da la man­sión y, una vez que Lui­gi des­pe­ja a to­dos los fan­tas­mas en es­tos lu­ga­res, las lu­ces tien­den a en­cen­der­se y dar co­mo re­com­pen­sa un co­fre con ob­je­tos. Es­tos te­so­ros po­dían con­te­ner llaves, di­ne­ro, o los me­da­llo­nes de los ele­men­tos. Siem­pre que Lui­gi en­cuen­tra una lla­ve, au­to­má­ti­ca­men­te su Ga­meBoy Ho­rror in­di­ca a qué ha­bi­ta­ción se pue­de ac­ce­der.

Di­ver­sión ga­ran­ti­za­da, ex­plo­ta muy bien las cua­li­da­des del Nin­ten­do 3DS

En cuan­to a es­ta nue­va ver­sión pa­ra Nin­ten­do 3DS y Nin­ten­do 2DS, las co­sas no han cam­bia­do, es­te re­ma­ke tie­ne me­jo­ras grá­fi­cas, de au­dio y los con­tro­les se sien­ten bas­tan­te bien.

La di­fe­ren­cia más no­ta­ble, a com­pa­ra­ción de la en­tre­ga de Ga­meCu­be, es que cier­tos ob­je­tos se ma­ne­jan con la pan­ta­lla tác­til de

es­tas con­so­las por­tá­ti­les. Es­ta­mos fren­te a un clá­si­co que re­vi­vió de una ex­tra­or­di­na­ria for­ma y aho­ra un nue­vo pú­bli­co po­drá co­no­cer otras aven­tu­ras del ex­ten­so mun­do de Su­per Ma­rio, pe­ro te­nien­do a Lui­gi co­mo per­so­na­je prin­ci­pal. Po­de­mos ca­ta­lo­gar­lo co­mo una de las me­jo­res en­tre­gas vir­tua­les que se dio en el ‘cu­bo’ Lui­gi’s Man­sion y no de­cep­cio­na­rá a nin­gún ga­mer. Aun­que ya lo ha­yas ju­ga­do, va­le mu­cho la pe­na que le des otro vis­ta­zo y lo lle­ves a don­de quie­ras, jun­to a Lui­gi’s Man­sion: Dark Moon, que lle­gó en 2013 tam­bién al N3DS. Así que es mo­men­to de cap­tu­rar a los ma­los, por­que Lui­gi es­tá de vuel­ta en la pri­me­ra ver­sión por­tá­til de es­te es­ca­lo­frian­te clá­si­co. Des­pués de ga­nar una man­sión en un con­cur­so en el que no in­gre­só, de­be ven­cer a sus mu­chos je­fes y acer­ti­jos. Via­ja­rás por áreas en la pan­ta­lla tác­til, en­cien­de una lin­ter­na, so­pla fue­go, dis­pa­ra agua, atur­de fan­tas­mas y atrá­pa­los ... ¡an­tes de que Ma­rio que­de pri­sio­ne­ro pa­ra siem­pre! A me­di­da que ab­sor­be­rás con la Pol­ter­gust 3000, tam­bién po­drás re­cau­dar mi­llo­nes en ri­que­zas ocul­tas en el jue­go pa­ra nues­tro hé­roe de ma­la suer­te. Ase­gú­ra­te de bus­car en ca­da área usan­do el ma­pa de Ga­me Boy Ho­rror en tu pan­ta­lla tác­til y ac­ti­va su Boo Ra­dar pa­ra ras­trear ca­da Boo o de­tec­tar los pun­tos dé­bi­les de los fan­tas­mas. Des­pués de ven­cer a los fan­tas­mas del je­fe, pue­des se­lec­cio­nar sus re­tra­tos des­de la ga­le­ría y ob­te­ner tu me­jor pun­ta­je en las re­van­chas:

¡Una nue­va ca­rac­te­rís­ti­ca en la ver­sión pa­ra Nin­ten­do 3DS y Nin­ten­do 2DS! Por na­da de­bes per­der­te es­te ex­tra­or­di­na­rio re­ma­ke, que lle­ga a dar­le más años de vi­da a la por­tá­til de la Gran N. El mis­mo se anun­ció du­ran­te el Nin­ten­do Di­rect de mar­zo y pro­vo­có la emo­ción de los fa­ná­ti­cos y se­gui­do­res de Nin­ten­do. En es­ta aven­tu­ra del her­mano de Ma­rio re­co­rre­rás una es­ca­lo­frian­te man­sión lle­na de fan­tas­mas y ex­tra­ñas cria­tu­ras, que te sa­ca­rán un par de sus­tos y lle­va­rá a Lui­gi a mos­trar su va­len­tía a lo lar­go de es­pe­luz­nan­tes mi­sio­nes. Sé par­te de es­ta tra­ve­sía en don­de ten­drás que de­mos­trar tu va­len­tía pa­ra lle­gar has­ta el mis­te­rio­so fi­nal y re­ve­lar

quién lle­vó a Lui­gi y Ma­rio has­ta esas té­tri­cas ins­ta­la­cio­nes que pa­re­cen sa­ca­das de un cuen­to de te­rror. Lui­gi’s Man­sion pa­ra Nin­ten­do 3DS no pre­sen­ta mu­chas no­ve­da­des, en com­pa­ra­ción de la pri­me­ra ver­sión, pe­ro es una obra que se vol­vió de cul­to y más por­que dio un gi­ro ines­pe­ra­do a lo que se ha­bía vis­to an­tes en juegos pro­ta­go­ni­za­dos por Ma­rio. El hom­bre­ci­llo de go­rra ver­de só­lo ten­drá una as­pi­ra­do­ra pa­ra aca­bar con los mal­va­dos es­pí­ri­tus que lo ace­cha­rán du­ran­te su aven­tu­ra. Es­te clá­si­co lle­ga con me­jo­ras grá­fi­cas,

Una te­ne­bro­sa tra­ve­sía lle­na de hu­mor y que cual­quie­ra pue­de dis­fru­tar

de so­ni­do y al­gu­nas op­cio­nes ex­tra. Aun­que es­ta en­tre­ga ya ha­bía vis­to la luz ha­ce al­gu­nos años, no hay du­da de que Lui­gi’s Man­sion en for­ma­to por­tá­til se­rá in­creí­ble, ade­más, abre la po­si­bi­li­dad de un nue­vo tí­tu­lo de la sa­ga en el Nin­ten­do Switch. Es­tos se­rán al­gu­nos de tus ob­je­ti­vos. ¡No te de­mo­res! Sal­va­rás a Ma­rio: su­pera fan­tas­mas es­pan­to­sos, acer­ti­jos que te rom­pen la men­te y la pro­pia tor­pe­za de Lui­gi. De­sa­fia­rás a los je­fes a las re­van­chas y mi­ra si pue­des su­bir tu pun­ta­je en el nue­vo mo­do Ga­le­ría de ba­ta­lla, úni­co en el N3DS y N3DS. Ex­plo­ra­rás el ma­pa de la man­sión, ras­trea Boos fan­tas­ma­les y se­ña­la los pun­tos dé­bi­les de los fan­tas­mas con Ga­me Boy Ho­rror. Las me­da­llas ele­men­ta­les le per­mi­ten al Pol­ter­geist 3000 dis­pa­rar agua pa­ra re­sol­ver puzz­les y ven­cer otros obs­tácu­los del vi­deo­jue­go. Es­te jue­go es muy re­co­men­da­ble en el Ga­meCu­be y no es la ex­cep­ción en el Nin­ten­do 3DS. No te lo de­bes per­der y ¡a ca­zar fan­tas­mas con Lui­gi y es­pe­rar

Lui­gi’s Man­sion 3 pa­ra 2019 en Switch!

t ¡Cui­da­do, no te de­jes que te atra­pe!

u ¡Usa la as­pi­ra­do­ra!

q ¡No de­jes que el mie­do te ven­za!

▲ ¡Con­si­gue to­dos los ob­je­tos!

• Com­pa­ñía Nin­ten­do • De­sa­rro­lla­dor Nin­ten­do • Ca­te­go­ría Ac­ción-Aven­tu­ra • Ju­ga­do­res Uno • Opi­na­mos Di­ver­ti­do y ge­nial. Ex­ce­len­te op­ción pa­ra es­tas te­rro­rí­fi­cas fe­chas del año.

¡Así fun­cio­na la Pol­ter­gust 3000! Co­no­ce un po­co de la que se­rá tu prin­ci­pal ar­ma en Lui­gi’s Man­sion A lo lar­go del ca­mino, ha­lla­rás di­fe­ren­tes ob­je­tos que do­ta­rán de ca­rac­te­rís­ti­cas di­fe­ren­tes al Pol­ter­geist 3000. Cuan­do alum­bres con la lin­ter­na, la ener­gía de los fan­tas­mas apa­re­ce­rá y en ese mo­men­to se­rán más fá­ci­les de atra­par.

q El mie­do­so Lui­gi en un os­cu­ro lu­gar.

u Aho­ra él ten­drá que sal­var a su her­mano.

▲ Al­gu­nos se­res se es­con­den.

Lui­gi’s Man­sion 3 Es­ta­rá dis­po­ni­ble en el Switch Aún sin fe­cha exac­ta, la ter­ce­ra en­tre­ga se­rá lan­za­da en 2019.

q ¡Grá­fi­ca­men­te lu­ce ge­nial!

▲ Con ayu­da de Toad po­drás lle­gar has­ta el fi­nal. t En­fren­ta a te­mi­bles je­fes. La se­cue­la que tam­bién lle­gó al N3DS q Una pa­re­ja fan­tas­mal. Lui­gi’s Man­sion: Dark Moon Da­le un vis­ta­zo a la se­gun­da par­te de es­ta se­rie. Des­cu­bre nue­vas co­sas y per­so­na­jes en es­te tí­tu­lo.

▲ ¡Que no te asus­ten! u El Ga­meBoy Ho­rror se­rá de mu­cha ayu­da. ▲ ¡No de­jes que se es­ca­pen!

▲ Las pin­tu­ras, con­for­me a tu pro­gre­so, irán apa­re­cien­do. ▲ Ab­sor­be to­do los te­so­ros que de­jen los enemi­gos. t Lui­gi y la Pol­ter­gust 3000. ▲ Usa los amii­bo de Lui­gi pa­ra más con­te­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.