SU­DA­MÉ­RI­CA NO SE QUE­DA­RÁ CON LOS BRA­ZOS CRU­ZA­DOS

Directivos del equi­po tal­quino ma­ni­fes­ta­ron su to­tal re­cha­zo a la de­ter­mi­na­ción del co­mi­té de dis­ci­pli­na de la aso­cia­ción Vi­lla San Agus­tín y lle­va­rán el ca­so al Ser­vi­cio Na­cio­nal de Me­no­res por la vul­ne­ra­ción de los de­re­chos del ni­ño

Pasión Deportiva - - EL CENTRO -

Lue­go de la du­ra san­ción que re­ci­bió un ni­ño de nue­ve años de la serie “pe­ne­cas” de Su­da­mé­ri­ca, los directivos del equi­po ro­ji­ne­gro se cua­dra­ron con el me­nor y ma­ni­fes­ta­ron su to­tal apo­yo a es­te, quien fue­ra san­cio­na­do con seis me­ses sin po­der ju­gar de­bi­do a un in­sul­to a un ár­bi­tro, tras ha­ber fi­na­li­za­do un partido.

Des­de el equi­po del ba­rrio nor­te de la ciu­dad mau­li­na ase­gu­ra­ron que el cas­ti­go fue ex­ce­si­vo, te­nien­do en cuen­ta que se le apli­có el mis­mo cri­te­rio que a un adul­to. Fue por ello, que des­de el equi­po lle­va­rán el ca­so al Ser­vi­cio Na­cio­nal de Me­no­res, con­si­de­ran­do que se es­tán vul­ne­ran­do los de­re­chos del ni­ño, se­gún el club.

SO­CIAL

En Su­da­mé­ri­ca des­de ha­ce un tiem­po es­tán tra­ba­jan­do en el as­pec­to so­cial e in­clu­si­vo. En ese sen­ti­do, el pro­fe­sor Mau­ri­cio Mar­tí­nez, en con­jun­to con directivos y tam­bién con en­tre­na­do­res de las se­ries me­no­res, es­tán em­pe­ña­dos en en­tre­gar­le a ni­ños con vul­ne­ra­bi­li­dad so­cial, la po­si­bi­li­dad de po­der di­ver­tir­se sa­na­men­te, a tra­vés del de­por­te.

Es por lo mis­mo que el cas­ti­go no le ca­yó pa­ra na­da bien a Mar­tí­nez, quien ase­gu­ró: “No­so­tros es­ta­mos vien­do a tra­vés del Se­na­me que el cas­ti­go es exa­ge­ra­do. Yo soy director de un co­le­gio y to­dos los días te­ne­mos pro­ble­mas con los ni­ños, pe­ro nun­ca una sus­pen­sión y una ex­pul­sión. Pen­sa­mos que fue in­ne­ce­sa­rio, al ni­ño le po­drían ha­ber da­do un partido de cas­ti­go. Pri­me­ra vez que pa­sa una si­tua­ción así con un ni­ño”.

El do­cen­te agre­gó: “No­so­tros le va­mos a pe­dir al Se­na­me que in­ter­ven­ga en es­ta si­tua­ción, por­que no se le pue­de qui­tar a un ni­ño que ha­ga de­por­te y me­nos cas­ti­gar­lo de esa ma­ne­ra. Se pe­di­rá una me­di­da de pro­tec­ción, no pue­de ser que a es­ta al­tu­ra de la vi­da se es­té cas­ti­gan­do a un ni­ño de nue­ve años por si­tua­cio­nes del jue­go”.

OPI­NIÓN

Quien tam­bién ha es­ta­do em­pe­ña­do en con­tri­buir so­cial­men­te con los chi­cos del ba­rrio nor­te de Tal­ca es Ci­ro Ja­ra. El vi­de­pre­si­den­te de Su­da­mé­ri­ca se re­fi­rió al cas­ti­go y di­jo: “Quien co­no­ce es­te te­ma, sa­be que es­to es una in­jus­ti­cia y una abe­rra­ción, por­que el ni­ño va a que­dar con el es­tig­ma de que a los nue­ve años lo cas­ti­ga­ron. En­ton­ces él se di­rá ¿de qué me sir­ve el fút­bol y el de­por­te?”.

En cuan­to al cri­te­rio uti­li­za­do, Ja­ra afir­mó: “Creo se lo echa­ron al bol­si­llo, por­que apli­ca­ron el ar­tícu­lo 60, que es pa­ra to­dos los de­por­tis­tas y los ni­ños de­ben te­ner un tra­to di­fe­ren­te. A mí me cau­só ex­tra­ñe­za cuan­do nues­tro de­le­ga­do le­yó to­dos los cas­ti­gos”.

Los directivos es­pe­ran que el Ser­vi­cio Na­cio­nal de Me­no­res pue­da te­ner po­tes­tad de in­ter­ve­nir en el ca­so y de esa for­ma es­te ti­po de si­tua­cio­nes no si­gan pa­san­do en la agru­pa­ción tal­qui­na.

Seis me­ses de cas­ti­go re­ci­bió un me­nor de nue­ve años, lue­go de in­sul­tar a un ár­bi­tro.

Las au­to­ri­da­des del equi­po de Su­da­mé­ri­ca ya es­tán tra­ba­jan­do pa­ra lle­var el ca­so al Se­na­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.