LAS CAN­CHAS PA­RE­CÍAN RÍOS TRAS TEM­PO­RAL

Las can­chas del ám­bi­to ur­bano y, prin­ci­pal­men­te, ru­ral su­frie­ron con el agüi­ta que ca­yó el pa­sa­do fin de se­ma­na, por lo que si bien es­tá to­do pa­ra­do por el Covid-19, los can­che­ros han te­ni­do har­ta pe­gui­ta

Pasión Deportiva - - Portada -

Los tem­plos de­por­ti­vos se vie­ron per­ju­di­ca­dos con tan­ta agua, ya que pa­re­cía que la ti­ra­ban con bal­de. Es­to tra­jo co­mo con­se­cuen­cia que las can­chas se anega­ran en es­te pe­rio­do de in­vierno y de pan­de­mia. Fal­ta­ban los bo­tes no más pa­ra apli­car­se en los rec­tán­gu­los que de a po­co es­tán vol­vien­do a la nor­ma­li­dad, aun­que se vie­ne más H20

Por es­tos días, la re­gión del Mau­le es­tá re­ci­bien­do un sis­te­ma fron­tal que ha de­ja­do más de un es­tra­go de­bi­do, prin­ci­pal­men­te, a la fuer­za con la cual ha lle­ga­do. San Isi­dro la es­tá ti­ran­do con bal­de y pa­ra peor, a la an­ti­gua.

En­tre sá­ba­do y do­min­go ca­ye­ron so­lo en Tal­ca, más de 50 mi­lí­me­tros, por que los tem­plos sa­gra­dos, esos que de to­das ma­ne­ras, no ven ac­ción ha­ce ra­ti­to, fue­ron bien per­ju­di­ca­dos.

Ha­cien­do una vuel­ta lo­ca por los di­fe­ren­tes re­duc­tos de la zo­na, la “Bi­blia” del fút­bol ama­teur se per­ca­tó que no to­dos pa­sa­ron la prue­ba y al­gu­nos pa­re­cían ver­da­de­ras pis­ci­nas olím­pi­cas, es­tan­do per­fec­to pa­ra esos ju­ga­do­res que en los par­ti­dos se ti­ran “pis­ci­na­zos” bus­can­do en­ga­ñar a los ár­bi­tros.

CAN­CHE­ROS

Por lo mis­mo, los can­che­ros de los di­fe­ren­tes re­cin­tos de­por­ti­vos ten­drán har­ta pe­ga de aquí en más, ya que co­mo di­cen los me­te­reó­lo­gos, es­ta co­sia­ca no tie­ne pa­ra cuán­do pa­rar y ya se pro­nos­ti­ca un nue­vo sis­te­ma fron­tal que lle­ga­rá con tu­ti a se­guir azo­tan­do a la zo­na, que tam­bién por es­tos días es­tá com­ba­tien­do el Co­ro­na­vi­rus.

Juan “Cha­pa­rri­ta” Vi­llar, can­che­ro del Tal­ca Na­tio­nal, apro­ve­chó de reír­se un ra­ti­to de es­ta si­tua­ción y cha­co­teó: “Se me re­ven­tó una ca­ñe­ría y que­dó lle­na de agua la can­cha, así que sus­pen­di­mos los par­ti­dos (Ri­sas). Aga­rré a al­gu­nos per­so­na­jes del Club y los pu­se en la can­cha y ya es­tá se­qui­ta… Esos sí que chu­pan”.

Ya en se­rio, es­te per­so­na­je, con­sig­nó: “Ayer (mar­tes) sa­ca­mos el agua y que­da­ron unas po­si­tas po­cas. Aho­ra ya no que­da na­da de agua. En es­ta fe­cha, co­mo llue­ve har­to, es me­jor sa­car­le el agua, no así en ve­rano, que hay que re­gar­la to­dos los días. Ha­ce ra­to no pa­sa­ba es­to, pe­ro co­mo no hay com­pe­ten­cia, no es tan ur­gen­te. Hay que es­pe­rar que pa­se es­to, por­que no se pue­de ha­cer mu­cho, ya que hay que cui­dar­se tam­bién”.

RÍOS

Pe­ro no so­lo en el sec­tor ur­bano las aguas cau­sa­ron es­tra­gos, tam­bién en el la­do ru­ral los clu­bes se vie­ron so­bre­pa­sa­dos pro­duc­to a las llu­vias. Una de esas es­cua­dras fue el Club De­por­ti­vo Pan­gui­le­mo, que la me­nea en el cam­peo­na­to Ru­ral de Tal­ca.

In­clu­si­ve, su pre­si­den­te José Du­rán, co­men­tó que ha­ce ca­le­ta de tiem­po que no veían al­go así.

“La can­cha se inun­dó com­ple­ta, por­que, ahí al la­do co­rría un ca­nal y un re­gue­ro que es­ta­ban se­cos, pe­ro con to­do lo que ca­yó se re­bal­só y nues­tra can­cha pa­re­cía par­te del río. Yo creo que ha­ce unos 15 años que no le pa­sa­ba al­go así. Pe­se a eso, igual fa­vo­re­ce pa­ra que si­ga cre­cien­do el pas­to, por­que años an­te­rio­res tu­vi­mos har­ta se­quía y ha­bía lu­ga­res don­de no ha­bía pas­to, así que es­pe­re­mos aho­ra crez­ca pa­re­ji­to en to­dos la­dos”.

SE­GUIR

Los pe­lo­te­ros se ten­drán que se­guir que­dan­do en la ca­sa, pri­me­ro pa­ra cui­dar­se por el Covid-19 y, se­gun­do, pa­ra no mo­jar­se, por­que se pro­nos­ti­can más llu­vias en la zo­na. Quie­nes sal­gan, de to­das ma­ne­ras, de­be­rán ce­rrar la bo­ca pa­ra que no ten­gan pro­ble­mas…cuek.

La can­cha se inun­dó com­ple­ta, por­que, ahí al la­do co­rría un ca­nal y un re­gue­ro que es­ta­ban se­cos, pe­ro con to­do lo que ca­yó se re­bal­só y nues­tra can­cha pa­re­cía par­te del río. Yo creo que ha­ce unos 15 años que no le pa­sa­ba al­go así. Pe­se a eso, igual fa­vo­re­ce pa­ra que si­ga cre­cien­do el pas­to, por­que años an­te­rio­res tu­vi­mos har­ta se­quía y ha­bía lu­ga­res don­de no ha­bía pas­to, así que es­pe­re­mos aho­ra crez­ca pa­re­ji­to en to­dos la­dos José Du­rán, pre­si de Pan­gui­le­mo

La can­cha del Tal­ca Na­tio­nal fue una de las per­ju­di­ca­das con el agüi­ta, ya que que­dó to­tal­men­te anega­da.

El tem­plo del Club De­por­ti­vo Pan­gui­le­mo pa­re­cía un ver­da­de­ro río con la llu­via caí­da el fin de se­ma­na.

El cua­dro de Cha­ca­ri­llas tam­bién su­frió los em­ba­tes cli­má­ti­cos, de­bi­do al sis­te­ma fron­tal, que po­dría traer más H 2O.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.