LA GA­NA­DO­RA

Con un re­la­to que arran­ca de una ex­pe­rien­cia bio­grá­fi­ca, Macarena Ara­ya ga­nó el Con­cur­so de Cuen­tos Paula. Tie­ne 32 años, es­tu­dió Tea­tro y es­cri­be guio­nes pa­ra pu­bli­ci­dad. En 2017 tam­bién ga­nó el San­tia­go en 100 Pa­la­bras.

Paula - - Entrevista -

Macarena Ara­ya em­pe­zó a es­cri­bir Los hue­sos, el cuen­to ga­na­dor, en ma­yo pa­sa­do, cuan­do par­ti­ci­pa­ba en el ta­ller de es­cri­tu­ra de Ma­ría Jo­sé Vie­ra-Ga­llo.

La asig­na­ción era es­cri­bir un tex­to au­to­bio­grá­fi­co con la ma­dre. De in­me­dia­to, re­cor­dó un epi­so­dio: su­ce­dió en 1997, cuan­do ella es­ta­ba en un via­je es­co­lar en Pu­ni­ta­qui y hu­bo un te­rre­mo­to. De­bi­do al sis­mo, se rom­pió la tum­ba de su abue­la en Ova­lle y su ma­má tu­vo que ir a bus­car sus hue­sos pa­ra traer­los a San­tia­go. El via­je ma­dre e hi­ja y los hue­sos de la abue­la den­tro de una ca­ja en el asien­to tra­se­ro del au­to, es una de las es­ce­nas del re­la­to que, en nue­ve pá­gi­nas, ha­bla so­bre la his­to­ria de una chi­ca de 12 años, su me­jor ami­ga, su ma­dre, la abue­la muer­ta y pro­fe­so­ras frus­tra­das con su ofi­cio. “El cuen­to tra­ta so­bre mu­je­res. En él se de­ve­la lo com­ple­jo e im­por­tan­te que son las re­la­cio­nes en­tre ellas”, ex­pli­ca Macarena.

Tras es­tu­diar Tea­tro en la UDP, cur­só un ma­gís­ter en Guión de Ci­ne y Televisión en la Uni­ver­si­dad de Barcelona. Ac­tual­men­te tra­ba­ja dic­tan­do cla­ses de Co­mu­ni­ca­ción Oral a los alum­nos de De­re­cho de la UDP y es­cri­be guio­nes de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te pa­ra pu­bli­ci­dad. En lo li­te­ra­rio, ha par­ti­ci­pa­do del Ta­ller de Es­cri­tu­ra Crea­ti­va de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca y en los ta­lle­res de los es­cri­to­res Ál­va­ro Bi­sa­ma y Ma­ría Jo­sé Vie­raGa­llo, don­de apren­dió el ofi­cio de pu­lir lo pro­pio. “Lo au­to­bio­grá­fi­co es el pun­ta­pié ini­cial de to­dos mis re­la­tos”, di­ce. En 2016 fue fi­na­lis­ta del Con­cur­so de Cuen­tos Paula con su re­la­to An­to­nio. En 2017 ga­nó el San­tia­go en 100 Pa­la­bras con el tex­to Los vam­pi­ros y el Con­cur­so de Cuen­tos Paula.

Tu cuen­to Los hue­sos ha­bla de la muer­te. ¿Es al­go re­cu­rren­te en lo que es­cri­bes?

Des­de que soy chi­ca me ima­gi­na­ba mi fu­ne­ral y de­bo de­cir que me asus­ta la muer­te por­que me gus­ta mu­cho vi­vir. Soy ag­nós­ti­ca y creo que es­to es y lue­go no hay na­da más, se aca­ba to­do. En­ton­ces, esa ten­sión en­tre la vi­da y la muer­te es al­go que me gus­ta ex­plo­rar. Por otro la­do, la muer­te ha cru­za­do mi bio­gra­fía: mi abue­la se mu­rió cuan­do mi ma­má –quien era hi­ja úni­ca– te­nía 9 años y la au­sen­cia de su ma­má de al­gu­na ma­ne­ra tam­bién nos mar­có a mí y mis her­ma­nos. To­do tie­ne que ver con los víncu­los y có­mo es­tos in­flu­yen en la vi­da de las per­so­nas.

¿Qué otros te­mas te in­tere­sa to­car cuan­do es­cri­bes?

Lo bio­grá­fi­co y lo po­lí­ti­co. Fui una ni­ña ado­les­cen­te en los 90, en un Chi­le dor­mi­do y su­mi­do en el mie­do de que vuel­va la dic­ta­du­ra, en­ton­ces la so­cie­dad ha­cía las co­sas por iner­cia. Al­go que ex­plo­ta en el 2000 con la re­vo­lu­ción pin­güi­na, con los in­dig­na­dos. Mi ge­ne­ra­ción no fue la que hi­zo esos cam­bios y por eso me in­tere­sa to­car­los des­de lo ín­ti­mo, sin caer en pan­fle­tis­mos.

¿Qué es­cri­to­res de tu ge­ne­ra­ción te ins­pi­ran?

Pau­li­na Flo­res, Are­lis Uri­be, Ro­mi­na Re­yes, Eduar­do Pla­za, Die­go Zú­ñi­ga son plu­mas no­ta­bles que es­tán cam­bian­do la for­ma de ha­cer li­te­ra­tu­ra en el país, fe­nó­meno que tam­bién ha si­do po­si­ble gra­cias a las editoriales in­de­pen­dien­tes que han pro­vo­ca­do un im­pac­to en el desa­rro­llo de nue­vos ta­len­tos.

Es­te es el se­gun­do pre­mio li­te­ra­rio que ga­nas en un año. ¿Te sien­tes una es­cri­to­ra?

No creo que pa­ra ser es­cri­tor ha­ya que es­tar pu­bli­can­do y en ese sen­ti­do sí me sien­to es­cri­to­ra, pe­ro tam­bién sien­to que me fal­ta mu­chí­si­mo pa­ra arro­gar­me el tí­tu­lo. La es­cri­tu­ra es par­te de lo que ha­go, pe­ro no me de­di­co a eso. Aho­ra es­toy tra­ba­jan­do en un guión pa­ra un lar­go­me­tra­je, ade­más de un mo­nó­lo­go pa­ra tea­tro y ten­go 11 cuen­tos que me gus­ta­ría pu­bli­car. Efec­ti­va­men­te me gus­ta­ría de­di­car­me en se­rio a es­te ofi­cio por­que es una for­ma de tras­cen­der. Bueno, ser pu­bli­ca­da con Los hue­sos es ya una for­ma de per­du­rar en el tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.