SOY

Pau­li­ne Kan­tor, mi­nis­tra del De­por­te, apa­sio­na­da, aven­tu­re­ra y to­do­te­rreno. Me gus­ta sa­lir ju­gan­do y no per­dono un pun­to en la red.

Paula - - AUTOENTREVISTA -

¿Qué fue lo pri­me­ro qué pa­só por tu ca­be­za cuan­do el Pre­si­den­te te nom­bró mi­nis­tra del De­por­te? Pen­sé y di­je: “Ten­go por de­lan­te el cam­peo­na­to más im­por­tan­te de mi ca­rre­ra pro­fe­sio­nal. Eso sig­ni­fi­ca ner­vio, adre­na­li­na, opor­tu­ni­dad, re­co­no­ci­mien­to y un cui­da­do es­pe­cial con las do­bles fal­tas”. Na­die te cree que eres tan de­por­tis­ta… No se­ré em­ba­ja­do­ra de una mar­ca de­por­ti­va, pe­ro los “ga­llos se ven en la can­cha”. In­vi­to a los in­cré­du­los al rec­tán­gu­lo de ar­ci­lla o a una la­de­ra de nie­ve fres­ca. Pe­ro, ¿te ga­nas­te al­gún pre­mio? Va­rias me­da­llas de oro, pla­ta y bron­ce, pe­ro acá me la de­jas­te re­bo­tan­do: aho­ra mi ma­yor pre­mio se­rá con­se­guir que más chi­le­nos le ga­nen al se­den­ta­ris­mo y obe­si­dad. ¿Es bueno el Pre­si­den­te Pi­ñe­ra para el tenis? Su ta­len­to es­tá en el do­bles y, su es­tra­te­gia, en el ele­gir la me­jor ra­que­ta dis­po­ni­ble. Se mue­ve bien en el fon­do de la can­cha y cuan­do la pe­lo­ta se ele­va, en la red las atra­pa con un gol­pe cer­te­ro. Desafío a los que le han ga­na­do. To­da­vía no lle­ga el ri­val... Cuén­ta­me al­go que no le ha­yas con­ta­do a na­die... No soy de ocul­tar mis emo­cio­nes, pe­ro es­con­do un te­mor de te­ner me­nos tiempo para de­di­car a mi fa­mi­lia y ami­gos. Es más, ya les gra­bé un men­sa­je: “Yo es­toy bien, mi fa­mi­lia es­tá bien y gra­cias por to­do…”. ¿Qué te ha­ce sal­tar de la si­lla? La com­pe­ten­cia. Vi­bro con los pe­na­les, los match points y las lí­neas de lle­ga­da. Cuan­do el cro­nó­me­tro se cor­ta o cuan­do los jue­ces de­li­be­ran. Cuan­do to­do Chi­le se une por una cau­sa que res­pi­ra trans­ver­sa­li­dad. ¿En qué es­tás pen­san­do aho­ra? ¿La ver­dad? En que el de­por­te es in­te­gra­ción, es so­li­da­rio; el de­por­te ge­ne­ra co­mu­ni­dad, el de­por­te es ca­li­dad de vi­da. Si me­tes to­do es­to en una ju­gue­ra se­re­mos un Chi­le más ac­ti­vo, más sano y más fe­liz. ¿Al­gún de­por­te que nun­ca te re­sul­tó? Mi 1,60 m de es­ta­tu­ra se asus­ta­ba con la va­ra del sal­to al­to, pe­ro es­toy dis­pues­ta a in­ten­tar­lo. ¿Qué atri­bu­tos del de­por­te te sir­ven para el par­ti­do que hoy es­tás ju­gan­do? Sa­ber an­ti­ci­par­se, man­te­ner la ca­be­za fría, no de­jar­se ame­dren­tar por el ri­val y creer­se ca­paz de ha­cer­lo. ¿Qué te des­qui­cia? El que no se po­ne la ca­mi­se­ta; o el que se la po­ne y no la mo­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.