4 “Más chi­leno que el mo­te con hue­si­llo”

Platos y Copas - - Recorrido -

Des­de la Co­lo­nia que es­ta be­bi­da re­fres­ca­ba el pa­la­dar de los chi­le­nos. En días pri­ma­ve­ra­les los “mo­te­ros” sa­lían a las ca­lles con va­sos y cu­cha­ras, pa­ra ofre­cer es­te bre­ba­je que pre­pa­ra­ban con tri­go de mo­te, du­raz­nos pe­la­dos y se­ca­dos (hue­si­llos), que lue­go hu­me­de­cían en un sa­bro­so ju­go dulce con que hi­dra­ta­ban la fru­ta. Has­ta hoy es­ta tra­di­ción es par­te del ca­lle­jeo en dis­tin­tos lu­ga­res del país y de ce­le­bra­cio­nes tan tí­pi­cas co­mo el 18 de sep­tiem­bre. Por eso, pa­ra no des­en­to­nar con es­ta pre­pa­ra­ción en Fies­tas Pa­trias, es im­por­tan­te com­prar los hue­si­llos días an­tes pa­ra hu­me­de­cer­los con an­ti­ci­pa­ción. Otro se­cre­to de es­te clá­si­co re­fres­co es co­cer los du­raz­nos se­cos en una olla con agua y des­pués mez­clar el mis­mo lí­qui­do con una azú­car que­ma­da he­cha en otra olla o sar­tén, así el co­lor y el sa­bor que­da­rán ti­qui ta­ca. Im­por­tan­te tam­bién es el tri­go de mo­te, pe­ro se ha­ce rá­pi­da­men­te en un her­vor, se cue­la y se de­ja en­friar pa­ra des­pués ser­vir. Con to­do es­to lis­to y con el mo­te y el hue­si­llo -y su ju­go- bien he­la­dos, es­te pos­tre o be­bi­da es­tá lis­ta pa­ra de­lei­tar a más de un co­men­sal.

Re­co­men­da­mos en la Ve­ga Cen­tral el pues­to de Fru­tos Se­cos Bo­ris Ve­lás­quez (Lo­cal 862), don­de sin du­da en­con­tra­rán el me­jor mo­te y los hue­si­llos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.