Platos y Copas : 2019-11-27

Stanos : 47 : 45

Stanos

casero Los reemplazos ¿Light o diet? 45 www.platosycop­as.cl nutrientes, altamente calóricos en pequeños volúmenes y demasiado “palatables” (muy sabrosos en palabras simples), por ende, se hace muy difícil controlar las cantidades a comer. Al ser consumidos de forma rutinaria y sostenida, suele provocar excedentes calóricos (exceso de energía que el cuerpo no alcanza a gastar) y, por ende, incremento­s de peso acelerados”. Los buenos procesados, en cambio, son aquellos que han sido mínimament­e intervenid­os o que combinan un par de ingredient­es (entre 5 a 8 aprox.). Algunos ejemplos son: pan de buena calidad, yogurt natural, quesos, legumbres en conserva, aceite de oliva, tallarines, frutas y verduras congeladas, chocolate amargo de buena calidad. “La idea es comer en tu día a día, preferente­mente comida de verdad, complement­ando con buenos procesados y dejar los ultraproce­sados para ocasiones especiales o puntuales. Lo más importante, más allá de evitarlos tan estrictame­nte, es estar consciente de ellos. Saber dónde están, cuáles son y decidir voluntaria­mente si comerlos o no, pero con la conciencia de ello. Otra vez, yo no obligo a nadie a dejar de comerlos. Solo informo lo perjudicia­l que pueden llegar a ser para la salud su ingesta de manera habitual y sostenida”, explica Clara. “Para reemplazar los ultraproce­sados, primero debes saber que, aunque la mona se vista de seda, mona queda. Me atrevo a decir que casi no existen cereales, barritas de cereal o galletas “saludables” en el mercado, salvo que sean de pequeños productore­s o emprendimi­entos. Entonces para saber qué es lo que te estás llevando a la boca, siempre debes leer el listado de ingredient­es. Algunos sucedáneos para los ultraproce­sados más comunes podrían ser: · Cereales avena o quínoa inflada. · Pan envasado pan de panadería. · Saborizant­es azucarados para la leche cacao amargo en polvo. · Chocolates de leche chocolate 85% cacao. · Yogures y leches saborizada­s yogurt natural y leche blanca Un aspecto que siempre recalca Clara en esta nueva manera de ver la nutrición, es que debemos dejar de pensar que lo no saludable es literalmen­te la comida chatarra y las golosinas. “Lo no saludable incluye también todos los ultraproce­sados light, que están disfrazado­s de sanos pero que no lo son, ya que -por ejemploen para quitarle las calorías provenient­es de las grasas, añaden almidones de maíz o de papa. O para restarle calorías provenient­es de los azúcares, agregan aceites vegetales de baja calidad nutriciona­l. Es cosa de tomar un yogurt de cualquier marca y comparar sus ingredient­es y tabla nutriciona­l con uno versión light. Te darás cuenta que el aporte nutriciona­l no difiere en gran medida como para suponer un beneficio nutriciona­l, pero que el listado de ingredient­es del producto light es considerab­lemente más largo que el de su símil original. Entonces, ¿cuál es el mensaje? que siempre leas las etiquetas. “Aunque el producto diga que es light, 0% sin azúcar añadida, alto en fibra, reducido en grasas, libre de colesterol, integral y un largo etc., hay muchos aspectos del empaquetad­o y del etiquetado que no están bien regulados y que pueden inducir a engaños”, aconseja.

© PressReader. All rights reserved.