ROM­PER EL MIE­DO

Publimetro Chile - - CRÓNICA - AN­DREA ZONDEK PRE­SI­DEN­TA FUN­DA­CIÓN TACAL

En mis más de 30 años tra­ba­jan­do pa­ra lo­grar la ple­na in­clu­sión la­bo­ral de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, he vis­to que una de las barreras di­fí­ci­les de de­rrum­bar es la de sus fa­mi­lias; el mie­do a que un hi­jo, her­mano, pa­dre o madre sea discriminado, sea mal­tra­ta­do, pue­de in­mo­vi­li­zar.

Ha­ce al­gu­nos me­ses, Evelyn lle­gó a Fun­da­ción Tacal. Ya pa­san­do los 30 años, es­ta jo­ven no ha­bía lo­gra­do su au­to­no­mía. La res­pues­ta muy pro­ba­ble­men­te es­ta­ba en la so­bre­pro­tec­ción de su fa­mi­lia. De he­cho, al ini­cio de sus ca­pa­ci­ta­cio­nes, no es­ta­ban del to­do pre­sen­tes. Evelyn ha­bía ter­mi­na­do su en­se­ñan­za me­dia en un li­ceo téc­ni­co, sin em­bar­go, esos co­no­ci­mien­tos no los ha­bía lo­gra­do desa­rro­llar en un tra­ba­jo for­mal y, por más de 11 años -por decisión de su en­torno-, tu­vo que ser par­te de un tra­ba­jo fa­mi­liar.

Cris­tián, un jo­ven con Sín­dro­me de Down, se acer­có a nues­tra fun­da­ción tras ter­mi­nar su pro­ce­so edu­ca­ti­vo. Si tu­vie­ra que des­cri­bir­lo, con mu­cha ener­gía, pe­ro con an­sias de que otros die­ran res­pues­ta a sus ne­ce­si­da­des. Su fa­mi­lia pre­sen­te, no alen­ta­ba su au­to­no­mía, más bien jus­ti­fi­ca­ba el que ellos pu­die­ran su­plir to­dos sus sue­ños.

Tan­to Evelyn co­mo Cris­tián se ca­pa­ci­ta­ron en distintas áreas. En el pri­mer ca­so, co­mo ope­ra­ria mul­ti­fun­cio­nal, en un mo­men­to me co­men­tó có­mo ha­bía vi­vi­do es­te pro­ce­so: “Fue co­mo cor­tar el cor­dón um­bi­li­cal, y si no lo ha­cía aho­ra, ¿cuán­do lo iba a ha­cer?”. Evelyn com­pren­dió que ella de­bía atre­ver­se y creer en sí mis­ma.

En tan­to, Cris­tián fue ma­du­ran­do. En una fe­ria la­bo­ral en la que tu­vi­mos que par­ti­ci­par cum­plió el rol de an­fi­trión, y lo hi­zo muy bien. Ahí nos di­mos cuen­ta que las he­rra­mien­tas en­tre­ga­das ha­bían da­do fru­tos y él ha­bía com­pren­di­do lo que sig­ni­fi­ca­ba ser par­te de un tra­ba­jo, ho­ra­rios, can­san­cio, pe­ro tam­bién sa­tis­fac­ción de sen­tir que lo que uno ha­ce es re­tri­bui­do y nos ha­ce sen­tir­nos bien.

Am­bos hoy cuen­tan con tra­ba­jos for­ma­les. Evelyn en una im­por­tan­te em­pre­sa de ac­ce­so­rios pa­ra mu­jer y Cris­tián, co­mo an­fi­trión y garzón en un ele­gan­te res­to­rán del Par­que Fo­res­tal. Sus fa­mi­lias en tan­to, va­lo­ran es­tos lo­gros. El mie­do ya no es un obs­tácu­lo, ya no hay du­das de sus ca­pa­ci­da­des y les ha per­mi­ti­do bus­car sus pro­pios sue­ños.

Es­te es un tra­ba­jo del día a día, de em­po­de­rar a la per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad, de que crea en sí mis­ma. Pe­ro tam­bién en apo­yar a las fa­mi­lias, a sus cer­ca­nos, de en­ten­der que el amor no de­be im­pe­dir el cre­ci­mien­to, que el te­mor no de­be pa­ra­li­zar, que pue­de ha­ber si­tua­cio­nes des­agra­da­bles, pe­ro que ten­drán las he­rra­mien­tas pa­ra po­der abor­dar­las.

*Fun­da­ción Tacal im­par­te cur­sos gra­tui­tos pa­ra per­so­nas ma­yo­res de

18 años con dis­ca­pa­ci­dad. www.fun­da­cion­ta­cal.cl; F: 2

232 10 700; Adol­fo Ibá­ñez

469, In­de­pen­den­cia. LAS OPI­NIO­NES EX­PRE­SA­DAS AQUÍ NO SON RES­PON­SA­BI­LI­DAD DE PUBLIMETRO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.