LA IN­CREÍ­BLE HIS­TO­RIA DE LA LAGARTIJA QUE LLE­GÓ DES­DE FRAN­CIA POR ERROR

Cuen­ta la le­yen­da que el rep­til lle­gó en 2005 con un car­ga­men­to des­de Fran­cia pa­ra Me­tro. Hoy preo­cu­pa los efec­tos que pue­de ge­ne­rar en el eco­sis­te­ma

Publimetro Chile - - PORTADA - GA­BRIEL AR­CE GRA­NI­ZO www.pu­bli­me­tro.cl/cl/eco­no­mia

“Nos preo­cu­pa por­que se in­yec­tó en la zo­na cen­tral, que en tér­mi­nos de bio­di­ver­si­dad y es­pe­cies es el más va­lio­so” Ma­ría Jo­sé Co­rrea. bió­lo­ga de Eco­res­tau­ra “Lle­gó un obre­ro del Me­tro que tra­ba­ja­ba en la es­ta­ción Lo Ova­lle. Lo vi­mos con un co­le­ga e iden­ti­fi­ca­mos al ge­co me­di­te­rra­neo” Her­man Mu­ñoz, je­fe de Zoo­lo­gía del Mu­seo Na­cio­nal de His­to­ria Na­tu­ral

Se cal­cu­la que en Chi­le hay unas 1.119 es­pe­cies exó­ti­cas in­va­so­ras. La ma­yo­ría inofen­si­vas, aun­que un gru­po se­lec­to de sie­te -in­clui­do el cas­tor, el ja­ba­lí y la avis­pa cha­que­ta ama­ri­lla- se es­ti­ma que cau­san pér­di­das por 59 mi­llo­nes de dó­la­res anua­les. Eso, sin con­tar la in­fluen­cia en los eco­sis­te­mas.

Eso, pre­ci­sa­men­te, es lo que quie­re evi­tar un gru­po de am­bien­ta­lis­tas con el ge­co Me­di­te­rrá­neo, un rep­til pe­que­ño que es ori­gi­na­rio de Por­tu­gal, Es­pa­ña y Fran­cia, y que ha­ce 13 años lle­gó a Chi­le.

Lo más cu­rio­so de la lagartija co­lor ma­rrón, con lu­na­res y unos 10 cen­tí­me­tros de lar­go, es có­mo hi­zo su in­va­sión. Tra­di­cio­nal­men­te, las es­pe­cies exó­ti­cas en­tran al país por con­tra­ban­do, pe­ro, en es­te ca­so, su vi­si­ta a Chi­le ha­bría sur­gi­do pro­duc­to de un error.

CIE­RRE DE PUER­TAS

Se­gún cons­ta­ta en el Bo­le­tín Nº 63 del Mu­seo Na­cio­nal de His­to­ria Na­tu­ral, a sus puer­tas lle­gó en 2005 un tra­ba­ja­dor de la em­pre­sa Me­tro pa­ra con­sul­tar so­bre una pe­que­ña lagartija que ha­bían en­con­tra­do en la Es­ta­ción Lo Ova­lle, y re­sul­tó ser el pri­mer avis­ta­mien­to del ge­co. Quien aten­dió a su lla­ma­do fue Her­man Nú­ñez, je­fe de Zoo­lo­gía del Mu­seo.

“Efec­ti­va­men­te lle­gó un obre­ro de Me­tro. Lo vi­mos con un co­le­ga e iden­ti­fi­ca­mos que era el Ge­co Me­di­te­rrá­neo -Ta­ren­to­la Mau­ri­ta­ni­ca-. Nos men­cio­nó que es­tas la­gar­ti­jas ve­nían en los ca­jo­nes con ma­te­rial que tra­je­ron pa­ra los va­go­nes de Me­tro”, re­cuer­da Nú­ñez.

De allí que el ori­gen de la in­va­sión del Ge­co se iden­ti­fi­ca en los car­ga­men­tos que se tra­je­ron des­de Fran­cia en ese año, he­cho que tam­bién cons­ta en el bo­le­tín del mu­seo.

Al gru­po Eco­res­tau­ra le preo­cu­pa la si­tua­ción. Ma­ría Jo­sé Co­rrea, bió­lo­ga y so­cia del equi­po, ex­pli­ca a Pu­bli­me­tro que quie­ren con­se­guir apo­yo de di­ver­sas ins­ti­tu­cio­nes pa­ra ha­cer un ca­tas­tro ba­se. “No se sa­be cuán­tos hay, dón­de es­tán y cuá­les son los prin­ci­pa­les fo­cos don­de se re­pro­du­cen”, ex­pli­ca. Una vez con­si­gan esa da­ta, agre­ga, la idea es im­ple­men­tar un plan de ma­ne­jo.

“Nos preo­cu­pa por­que se in­yec­tó en la zo­na cen­tral de Chi­le, que en tér­mi­nos de bio­di­ver­si­dad y es­pe­cies, es el más va­lio­so, por­que mu­chas de ellas son en­dé­mi­cas”, cuen­ta Co­rrea. Eco­res­tau­ra no quie­re que el ge­co sal­ga de las zo­nas ur­ba­nas, y se si­túe en la cor­di­lle­ra y bos­ques. “Pue­de com­pe­tir con los rep­ti­les que hay acá, y la lagartija chi­le­na tam­bién es en­dé­mi­ca. Nos preo­cu­pa que la des­pla­ce o le tras­pa­se en­fer­me­da­des, por­que esa es­pe­cie tie­ne al me­nos diez pa­rá­si­tos y en­fer­me­da­des aso­cia­das”.

Se­gún sos­tie­ne Co­rrea, to­ca­ron la puer­ta de Me­tro pa­ra con­se­guir ayu­da, so­bre to­do pa­ra con­se­guir apo­yo en la di­fu­sión de la pro­ble­má­ti­ca, pe­ro no tu­vie­ron res­pues­ta. Eso sí, la em­pre­sa sí se co­mu­ni­có con Pu­bli­me­tro, aun­que pre­fi­rie­ron no re­fe­rir­se al te­ma por­que, sos­tie­nen, no hay la su­fi­cien­te in­for­ma­ción.

Quien sí lo hi­zo, fue el Mi­nis­te­rio del Me­dio Am­bien­te. Es­to, por­que ellos son los en­car­ga­dos del Plan de Ac­ción pa­ra la Ges­tión de Es­pe­cies Exó­ti­cas In­va­so­ras. Cha­rif Ta­la, je­fe del De­par­ta­men­to de Con­ser­va­ción de Es­pe­cies del mi­nis­te­rio, se­ña­ló que, pe­se a siem­pre es­tar aten­tos a las es­pe­cies in­tro­du­ci­das y su po­si­ble im­pac­to, la pre­sen­cia del ge­co me­di­te­rrá­neo “es­tá li­mi­ta­da a zo­nas ur­ba­nas, pe­ro ana­li­za­re­mos la ne­ce­si­dad de rea­li­zar es­tu­dios de dis­tri­bu­ción y es­ti­ma­ción del ries­go que se ex­pan­da”.

“Una es­pe­cie no se vuel­ve in­va­so­ra só­lo por­que lle­gó, de­pen­de de pro­ce­sos. El te­ma es que ya se ins­ta­ló, des­de su lle­ga­da tu­vo 13 años pa­ra re­pro­du­cir­se, el pro­ble­ma es que pa­se a los sis­te­mas na­tu­ra­les, los bos­ques. Lo ma­lo es que se ha vis­to a gen­te ven­dien­do al ge­co en fe­rias li­bres co­mo mas­co­tas y, por ig­no­ran­cia, es­tán con­tri­bu­yen­do a su ex­pan­sión”, cie­rra la bió­lo­ga.

|MU­SEO NA­CIO­NAL DE HIS­TO­RIA NA­TU­RAL, JUAN CAR­LOS TO­RRES

|GENTILEZA

El Mu­seo de His­to­ria Na­tu­ral re­gis­tró el pri­mer avis­ta­mien­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.