En­tre­vis­ta: có­mo res­pon­der la pre­gun­ta más di­fí­cil

Publimetro Chile - - MUNDO - EM­PREN­DE EM­PREN­DE

Sa­bía Ud. que en una en­tre­vis­ta de tra­ba­jo exis­te una al­ta pro­ba­bi­li­dad (ca­si un 80%) que le for­mu­len la pre­gun­ta “¿Cuál es su prin­ci­pal de­bi­li­dad?”

Se­gún da­tos de Co­ne­xión In­ge­nie­ros, la ma­yo­ría de las per­so­nas sue­le res­pon­der “soy de­ma­sia­do per­fec­cio­nis­ta”, cli­ché que se su­ma al tra­di­cio­nal ca­li­fi­ca­ti­vo de “Proac­ti­vo”.

En ese con­tex­to, Cris­tián Co­fré, so­cio de es­ta con­sul­to­ra, ma­ni­fies­ta que lo im­por­tan­te es po­der di­fe­ren­ciar­se del res­to, tal co­mo con el CV.

“No es re­co­men­da­ble im­pro­vi­sar. Hay que es­tar pre­pa­ra­do”, ase­ve­ra el ex­per­to, quien re­co­mien­da ser ho­nes­to y dar ejem­plos cla­ros.

Una ma­ne­ra in­te­li­gen­te, ex­pli­ca, es men­cio­nar una de­bi­li­dad vin­cu­la­da con el em­pleo al que se pos­tu­la.

“Por ejem­plo, ha­blar mu­cho es una ven­ta­ja pa­ra al­guien en un pues­to de ven­tas, pe­ro no pa­ra un tra­ba­jo en una bi­blio­te­ca. Ser po­co con­fron­ta­cio­nal es una for­ta­le­za en un tra­ba­jo de so­por­te al clien­te, pe­ro no pa­ra un tra­ba­jo de abo­ga­cía”.

En es­te sen­ti­do, aña­de que una bue­na ma­ne­ra de di­fe­ren­ciar­se al res­pon­der di­cha pre­gun­ta, con­sis­te en se­ña­lar có­mo se es­tá tra­ba­jan­do pa­ra li­diar con esa de­bi­li­dad, pues eso de­mues­tra for­ta­le­za de ca­rác­ter y se­gu­ri­dad en uno mis­mo. Se­gún la fe­cha exac­ta en la que de­bes pre­sen­tar­te pa­ra co­men­zar a tra­ba­jar en tu nue­vo tra­ba­jo, es ne­ce­sa­rio que pro­gra­mes qué día te irás del ac­tual em­pleo y qué día no­ti­fi­ca­rás tu re­nun­cia. “Anun­ciar tu par­ti­da tres o cua­tro se­ma­nas an­tes da tiem­po pa­ra que la em­pre­sa bus­que a otro em­plea­do y, ade­más, hay tiem­po su­fi­cien­te en ca­so de que ten­gas que ca­pa­ci­tar­lo”, afir­ma Vi­lla­rino.

Una vez de­ci­di­do el día de la re­nun­cia con el ac­tual je­fe, re­co­mien­dan pre­pa­rar men­tal­men­te lo que se di­rá. “Ini­cia ex­pli­can­do que re­ci- Dar la no­ti­cia de tu re­nun­cia en el or­den co­rrec­to es pri­mor­dial. El je­fe di­rec­to de­be ser la pri­me­ra per­so­na con la que uno de­be ha­blar. “El peor error que co­men­ten al­gu­nos tra­ba­ja­do­res es ha­blar so­bre el nue­vo em­pleo con sus com­pa­ñe­ros, ya que a pe­sar de que se pue­dan con­si­de­rar co­mo bue­nos ami­gos, sue­le ocu­rrir que la no­ti­cia se es­par­ce y lle­ga a los oí­dos de tu je­fe, per­ju­di­can­do tu reunión de re­nun­cia”, se­ña­la Vi­lla­rino.

Se acon­se­ja que cuan­do lle­gue el mo­men­to de la reunión, se de­be ha­cer pre­sen­cial­men­te, de­fi­nien­do una ho­ra y fe­cha pa­ra la oca­sión. “Es­tan­do fren­te a tu je­fe, ge­ne­ras unas bue­na im­pre­sión, de va­len­tía y co­ra­je. Es im­por­tan­te que no te sien­tas cul­pa­ble por la de­ci­sión que tomaste y si­gas fir­me con ella”, agre­ga la con­sul­to­ra. Al que­dar un pues­to de­socu­pa­do, la em­pre­sa co­men­za­rá a en­tre­vis­tar a po­si­bles nue­vos em­plea­dos o qui­zás se mo­ve­rá a un tra­ba­ja­dor des­de otro lu­gar. Cual­quie­ra sea el ca­so, una nue­va per­so­na es­ta­rá a car­go de las ac­ti­vi­da­des que es­tán de­jan­do atrás, por lo que es im­por­tan­te ayu­dar­lo en to­do lo po­si­ble. “Ofré­ce­te pa­ra ca­pa­ci­tar al que que­da­rá en tu pues­to. Ex­plí­ca­le tus fun­cio­nes es­pe­cí­fi­cas, iní­cia­lo en los pro­yec­tos que es­ta­bas lle­van­do o en­tré­ga­le al­gu­nos tips pa­ra que el tra­ba­jo sea me­jor”, su­bra­ya Vi­lla­rino.

“No ba­jes tu ren­di­mien­to du­ran­te los úl­ti­mos días. De­ja siem­pre una bue­na im­pre­sión, pa­ra que, pos­te­rior­men­te, tus je­fes pue­dan en­tre­gar una bue­na re­co­men­da­ción la­bo­ral en ca­so de que la ne­ce­si­tes”, con­clu­ye la ex­per­ta.

|GETTY IMAGES

Ser ho­nes­to y no cli­ché es cla­ve

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.