#MeToo ar­gen­tino des­pier­ta fe­nó­meno de los “es­cra­ches”

El con­cep­to ha mu­ta­do des­de su na­ci­mien­to, pe­ro tiene el mis­mo fin: acu­sar ante la opi­nión pú­bli­ca

Publimetro Chile - - PORTADA - FRESIA RA­MÍ­REZ www.pu­bli­me­tro.cl

“No es de­li­to es­cra­char, lo que se ha­ce es ejer­cer la li­ber­tad de ex­pre­sión” Gre­go­rio Ba­de­ni. abo­ga­do ar­gen­tino

La pro­vin­cia de San Pe­dro, en Ar­gen­ti­na, es­tá con­mo­cio­na­da por una acu­sa­ción de vio­la­ción que de­can­tó en el sui­ci­dio del pre­sun­to agre­sor, una per­so­na­li­dad de re­le­van­cia pú­bli­ca por su ca­rre­ra co­mo bai­la­rín y di­rec­tor de Deportes de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de San Pe­dro.

Es­ta ac­ción, la de de­nun­ciar de ma­ne­ra pú­bli­ca, es co­no­ci­da en Ar­gen­ti­na co­mo “es­cra­che”.

La pa­la­bra no es­tá re­co­no­ci­da por la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la, pe­ro en su uso co­lo­quial en Ar­gen­ti­na con­sis­te en irrum­pir en el tra­ba­jo, do­mi­ci­lio o lu­ga­res pú­bli­cos pa­ra apun­tar a un per­so­na­je y mos­trar sus ac­cio­nes a la luz pú­bli­ca. El ori­gen del tér­mino no es­tá cla­ro. Es­pe­cia­lis­tas si­túan su ori­gen en la pe­nín­su­la itá­li­ca por la pa­la­bra “schiac­cia­re”, que sig­ni­fi­ca “ma­cha­car”. En Es­pa­ña se uti­li­zó con­tra el go­bierno de Ma­riano Ra­joy du­ran­te las protestas di­ri­gi­das por la Pla- ta­for­ma de Afec­ta­dos por la Hi­po­te­ca, en 2013. Su ho­mó­lo­go chi­leno se­ría la “fu­na”.

A ini­cios del 2000 se hi­zo po­pu­lar su uso en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción ar­gen­ti­nos y uru­gua­yos. Pe­ro es en Ar­gen­ti­na don­de es­tá más arrai­ga­do.

Es­to lue­go de que la agru­pa­ción de de­re­chos hu­ma­nos “Hi­jos” le­van­ta­ra una cam­pa­ña pa­ra evi­den­ciar los crí­me­nes co­me­ti­dos por mi­li­ta­res in­dul­ta­dos.

Hoy con la ma­si­fi­ca­ción del in­ter­net y las re­des so­cia­les ha cam­bia­do. Se tra­ta de su­bir vi­deos o tes­ti­mo­nios a pla­ta­for­mas so­cia­les cul­pan­do a in­di­vi­duos de al­gún he­cho. En úl­ti­mo año es­tos epi­so­dios se en­mar­can en la protestas fe­mi­nis­tas y el lla- ma­do a la de­nun­cia pú­bli­ca.

Pe­ro hay de­ba­te en­tre el de­re­cho a la li­ber­tad de ex­pre­sión de las pre­sun­tas víc­ti­mas y la de­fen­sa de la imagen pú­bli­ca de los pre­sun­tos abu­sa­do­res.

“No es de­li­to es­cra­char, lo que se ha­ce es ejer­cer la li­ber­tad de ex­pre­sión. Si a tra­vés de ello se in­cu­rre en un ac­to de­lic­ti­vo, ha­brá res­pon­sa­bi­li­dad ju­rí­di­ca pa­ra los emi­so­res. Si no, aun­que sea muy du­ro el es­cra­che, lson opi­nio­nes que de­ben ser res­pe­ta­das en un sis­te­ma de­mo­crá­ti­co, aun­que no las com­par­ta­mos”, di­jo el abo­ga­do Gre­go­rio Ba­de­ni al me­dio ar­gen­tino La Voz.

El abo­ga­do es­pe­cia­lis­ta en ci­ber de­li­tos mos­tró su preo­cu­pa­ción di­cien­do que “se pu­bli­ca sin cri­te­rio ni ra­zo­na­mien­to. Si se pen­sa­ra du­ran­te cin­co se­gun­dos si es­tá bien lo que se va a en­viar o pu­bli­car, fun­cio­na­ría co­mo un an­ti­vi­rus ma­ra­vi­llo­so”.

GENTILEZA

El “es­cra­che” nue­va­men­te es te­ma en Ar­gen­ti­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.