Mus­huc Ru­na, el club in­dí­ge­na de Ecua­dor que da que ha­blar en Su­da­mé­ri­ca

Publimetro Chile - - DEPORTES EL GRAFICO -

dea a un equi­po que, con 15 años des­de que for­ma par­te de la Fe­de­ra­ción Ecua­to­ria­na de Fút­bol y crea­do por in­dí­ge­nas, con­si­guió una his­tó­ri­ca cla­si­fi­ca­ción a un tor­neo in­ter­na­cio­nal. Un lo­gro que los otros tra­di­cio­na­les y más an­ti­guos cua­dros de la zo­na de Am­ba­to, el Técnico Uni­ver­si­ta­rio y el Ma­ca­rá, só­lo ha­bían al­can­za­do en cin­co oca­sio­nes.

Lo cier­to es que de­trás del club ecua­to­riano exis­te una his­to­ria de tra­di­ción, per­te­nen­cia, tra­ba­jo co­mu­ni­ta­rio y em­po­de­ra­mien­to. For­ma­do en el 2003, el equi­po fue im­pul­sa­do por la Coope­ra­ti­va de Aho­rro y Cré­di­to Mus­huc Ru­na, una en­ti­dad fi­nan­cie­ra crea­da por 38 jó­ve­nes in­dí­ge­nas pa­ra con­se­guir los prés­ta­mos o el fi­nan­cia­mien­to que los ban­cos tra­di­cio­na­les del país no les da­ban, y de ahí en más no ha pa­ra­do de cre­cer.

Así, po­co a po­co y ba­jo la pre­si­den­cia de Luis Al­fon­so Chan­go, tam­bién ge­ren­te de la Coope­ra­ti­va de Aho­rro y Cré­di­to, el Mus­huc Ru­na fue cre­cien­do y ya en el 2014, a só­lo 11 años de su crea­ción y tras un lar­go re­co­rri­do por los cam­peo­na­tos pro­vin­cia­les, con­si­guió el ascenso des­de la Se­rie B has­ta la má­xi­ma ca­te­go­ría del fút­bol ecua­to­riano. Un si­tial que per­dió en el 2016 y que aho­ra vol­vió a re­cu­pe­rar pa­ra, ade­más, lo­grar la cla­si­fi­ca­ción a la Su­da­me­ri­ca­na y dar a co­no­cer al mun­do al equi­po que re­pre­sen­ta a los in­dí­ge­nas chi­bu­leos de la zo­na de Tun­gu­rahua, Ecua­dor.

“Co­mo di­ri­gen­tes he­mos que­ri­do dar fút­bol pro­fe­sio­nal a su gen­te y ha­cer his­to­ria en el país”, in­di­có Chan­go en una en­tre­vis­ta con­ce­di­da al dia­rio El Co­mer­cio de Ecua­dor.

El club ecua­to­riano va más allá de sim­ples 90 mi­nu­tos de fút­bol. Con ba­se en el de­por­te y con un equi­po que le es pro­pio a to­da una co­mu­ni­dad, los in­dí­ge­nas bus­can dar­se a co­no­cer, crear un es­pa­cio de per­te­nen­cia y con­se­guir que los chi­bu­leos de la zo­na lo­gren ser fut­bo­lis­tas pro­fe­sio­na­les, tal co­mo es el ca­so de Se­ra­fín Pan­di, me­dio­cam­pis­ta de 32 años que es par­te del plan­tel del Mus­huc Ru­na.

Pe­ro si el equi­po ya ha­bía des­ta­ca­do es­te año por su his­tó­ri­ca cla­si­fi­ca­ción al tor­neo con­ti­nen­tal, la aper­tu­ra de su es­ta­dio, ubi­ca­do a 3.350 me­tros so­bre el ni­vel del mar en la co­mu­ni­dad de Echa­le­che, fue un lo­gro que le per­mi­tió ge­ne­rar aún más per­te­nen­cia con su en­torno. Con ca­pa­ci­dad pa­ra 6 mil per­so­nas, la que pre­ten­den am­pliar pa­ra po­der uti­li­zar­lo en la Se­rie A, el re­cin­to se con­si­guió ter­mi­nar por el apor­te de los so­cios y su cons­truc­ción, in­clu­so, se dio por min­gas co­mu­ni­ta­rias lle­va­das a ca­bo por los in­dí­ge­nas de la zo­na.

“Mus­huc Ru­na se con­vier­te en el quin­to equi­po a ni­vel de país en te­ner es­ce­na­rio pro­pio. Gra­cias al tra­ba­jo de la co­mu­ni­dad, de los so­cios y a la vi­sión de su presidente, es po­si­ble que lo­gren la cons­truc­ción”, ex­pli­ca Die­go Sánchez Es­tra­da, pe­rio­dis­ta del dia­rio El Am­ba­te­ño.

“Es in­creí­ble có­mo ha ayu­da­do la cons­truc­ción de su es­ta­dio, es­tá en una par­te in­dí­ge­na y era una zo­na bo­ta­da. Aho­ra, con el es­ta­dio, la zo­na se ha reac­ti­va­do, la gen­te sa­le a ven­der sus pro­duc­tos y los ha­bi­tan­tes de Tun­gu­rahua se sin­tie­ron más apro­pia­dos. Con es­ta ha­za­ña y el sen­ti­mien­to de re­pre­sen­tar a los in­dí­ge­nas, el Mus­huc Ru­na se ha­ce

muy especial”, cuen­ta Da- vid Or­tiz, nu­tri­cio­nis­ta de 25 años e hin­cha del Pon­chi­to, co­mo es apo­da­do el club.

Si en el 2003 to­dos los hi­tos que es­tán te­nien­do pa­re­cían muy le­ja­nos, aho­ra ya no ne­ce­si­tan pe­lliz­car­se pa­ra sa­ber si es­tán vi­vien­do un sue­ño o to­do es real.

“An­tes mi­ra­ban al Mus­huc Ru­na con in­di­fe­ren­cia, mu­chas ve­ces con ver­güen­za y en al­gu­nos ca­sos, con des­pre­cio. Aho­ra es in­creí­ble ver có­mo mu­chí­si­mos ecua­to­ria­nos se sien­ten or­gu­llo­sos del equi­po de nues­tros in­dí­ge­nas. Me en­can­ta que to­dos en Ecua­dor y en Su­da­mé­ri­ca es­tén ha­blan­do de no­so­tros”, agre­ga Or­tiz

“Oja­lá to­dos se den cuen­ta de que no es ne­ce­sa­rio que los mes­ti­zos o los blan­cos les di­gan a los in­dí­ge­nas qué ha­cer, que si con­ser­van sus raí­ces y se em­po­de­ran, pue­den ha­cer grandes co­sas. La Coope­ra­ti­va de Aho­rro y Cré­di­to Mus­huc Ru­na, por ejem­plo, or­ga­ni­za el Rally Vuel­ta al Ecua­dor. Eso no es­tá or­ga­ni­za­do por mes­ti­zos o blan­cos, es­tá or­ga­ni­za­do por in­dí­ge­nas”, con­clu­ye el fa­ná­ti­co del club.

Mus­huc Ru­na ya no será un nom­bre des­co­no­ci­do pa­ra na­die. Aho­ra, ves­ti­dos con sus tra­di­cio­na­les pon­chos ro­jos y pan­ta­lo­nes blan­cos, ate­rri­za­rán en Chi­le pa­ra mos­trar su fút­bol y, lo más im­por­tan­te, su cultura.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.