Ru­sia otra vez ocul­ta­ría un ac­ci­den­te nu­clear

El hecho, fe­cha­do en sep­tiem­bre del 2017, ge­ne­ró una nu­be ra­dio­ac­ti­va que cu­brió Eu­ro­pa, se­gún un es­tu­dio in­ter­na­cio­nal

Publimetro Chile - - MUNDO - SE­BAS­TIÁN FONCEA se­bas­[email protected]

La his­to­ria de Cher­nó­bil se vol­ve­ría a re­pe­tir. Las au­to­ri­da­des de Ru­sia ha­brían in­ten­ta­do ocul­tar un ac­ci­den­te nu­clear ocu­rri­do en 2017 y tal como en los 80, fue­ron los sis­te­mas de mo­ni­to­reo in­ter­na­cio­na­les los que de­tec­ta­ron la nu­be ra­dio­ac­ti­va que se des­pla­zó so­bre to­da Eu­ro­pa. Sin em­bar­go, es­ta vez la po­bla­ción no se en­te­ró de su exis­ten­cia, la que no im­pli­có un ries­go se­rio pa­ra la sa­lud, ni pa­ra el me­dio ambiente.

La re­vis­ta “Pro­cee­dings”, de la Academia Na­cio­nal de Cien­cias es­ta­dou­ni­den­se, dio cuenta del es­tu­dio “Con­cen­tra­cio­nes en el ai­re y con­si­de­ra­cio­nes quí­mi­cas del ru­te­nio ra­diac­ti­vo de una gran emi­sión nu­clear no de­cla­ra­da el 2017”. La in­ves­ti­ga­ción in­ter­na­cio­nal con­clu­yó que la cau­sa de la nu­be ra­dio­ac­ti­va fue un ac­ci­den­te en una plan­ta de re­pro­ce­sa­mien­to de com­bus­ti­ble nu­clear.

En el in­for­me los au­to­res se atre­vie­ron a si­tuar el ac­ci­den­te en Ma­yak, en la pro­vin­cia de Che­lia­binsk, a mil 500 ki­ló­me­tros de Mos­cú, uno de los lu­ga­res más con­ta­mi­na­dos del mun­do por con­tan­tes fu­gas ra­diac­ti­vas. La ex­plo­sión en 1957 de un tan­que con desechos lí­qui­dos de plu­to­nio cau­só ahí la muer­te de 200 per­so­nas por ra­dia­ción, diez mil fue­ron eva­cua­das y 470 mil es­tu­vie­ron ex­pues­tas a ni­ve­les pe­li­gro­sos.

El fí­si­co nu­clear Paddy Re­gan, de la uni­ver­si­dad de Su­rrey, de Reino Uni­do, de­cla­ró que es­ta vez “se tra­tó de una li­be­ra­ción que se pro­du­jo rápido, a di­fe­ren­cia de Cher­nó­bil o Fu­kus­hi­ma, que du­ra­ron va­rios días. La nu­be era muy compacta y mien­tras se des­pla­zó es­tu­vo un má­xi­mo de dos días en ca­da lu­gar. Pu­di­mos de­mos­trar que el ac­ci­den­te se pro­du­jo du­ran­te el re­pro­ce­sa­mien­to de ele­men­tos de com­bus­ti­ble usa­do en una eta­pa muy avan­za­da, po­co an­tes del fi­nal del pro­ce­so”.

Pa­ra de­tec­tar el ori­gen de la con­ta­mi­na­ción, 70 cien­tí­fi­cos rea­li­za­ron más de mil 300 me­di­cio­nes, en 176 es­ta­cio­nes de con­trol de 29 paí­ses de Eu­ro­pa y el mun­do. De­ter­mi­na­ron que la nu­be te­nía ru­te­nio-106, un isó­to­po ra­dio­ac­ti­vo con una vi­da pro­me­dio de 374 días. Ade­más, los cálcu­los per­mi­ten fe­char el mo­men­to en que se pro­du­jo la des­car­ga ra­diac­ti­va en­tre el 25 y el 26 de sep­tiem­bre del 2017.

No obs­tan­te, en Mos­cú no se han da­do por alu­di­dos. Au­to­ri­da­des ru­sas ad­mi­tie­ron ha­ber re­gis­tra­do con­cen­tra­cio­nes de ese isó­to­po inusual­men­te al­tas, pe­ro ne­ga­ron que en Ma­yak se hu­bie­ra pro­du­ci­do un ac­ci­den­te y teo­ri­za­ron con que la nu­be pu­do ha­ber si­do pro­duc­to de la de­sin­te­gra­ción de un sa­té­li­te; cues­tión des­car­ta­da por los cien­tí­fi­cos del es­tu­dio.

|IRSN

Así fue el al­can­ce del hecho se pro­du­jo en sep­tiem­bre del 2017, se­gún el es­tu­dio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.