Te­rri­ble pa­no­ra­ma en los An­des: nos es­ta­mos que­dan­do sin gla­cia­res

Un nue­vo es­tu­dio de­mues­tra que los An­des per­die­ron 23 mil mi­llo­nes de to­ne­la­das de agua en 20 años y, en zo­nas co­mo San­tia­go, des­de 2009 pier­den más de me­dio me­tro de agua equi­va­len­te al año

Publimetro Chile - - TEMA DE PORTADA - GA­BRIEL AR­CE GRA­NI­ZO www.pu­bli­me­tro.cl

Los hu­me­da­les des­apa­re­cen, las llu­vias es­ca­sean y la ve­ge­ta­ción mue­re. A es­tas al­tu­ras, el abas­te­ci­mien­to de agua en las zo­nas del cen­tro de Chi­le pen­de de un hi­lo, y se sos­tie­ne a du­ras pe­nas con el des­hie­lo. Por des­gra­cia, el úl­ti­mo re­cur­so de lu­ga­res den­sa­men­te po­bla­dos co­mo San­tia­go, los gla­cia­res, es un co­mo­dín con sus días con­ta­dos.

Un es­tu­dio de la gla­ció­lo­ga chi­le­na, Inés Dus­sai­llant, de­jó en evi­den­cia otro efec­to de la me­ga­se­quía: los gla­cia­res de los An­des cen­tra­les -o ári­dos-, que a di­fe­ren­cia de los An­des Tro­pi­ca­les y An­des Pa­ta­gó­ni­cos lu­cían un cier­to ba­lan­ce en sus ma­sas de agua, pa­sa­ron a un ate­rra­dor de­te­rio­ro en los úl­ti­mos 1o años.

Los es­tu­dios an­te­rio­res so­bre des­hie­lo en los An­des te­nían un pro­ble­ma: al ser pro­yec­cio­nes en ba­se a pe­río­dos muy cor­tos de tiem­po, sus re­sul­ta­dos eran muy dis­tin­tos unos de otros. Por eso el tra­ba­jo de la chi­le­na, jun­to a un equi­po de expertos franceses, fue más allá: in­da­ga­ron un pe­río­do de 20 años, ade­más de re­cu­rrir a lo que se co­no­ce co­mo el “mé­to­do geo­dé­ti­co”.

“Uti­li­za­mos imá­ge­nes sa­te­li­ta­les es­te­reos­có­pi­cas, to­ma­das por el sa­té­li­te As­per. Ofre­ce dos fo­to­gra­fías de dis­tin­to ángulo so­bre una mis­ma to­po­gra­fía. Con eso, ar­ma­mos lo que se lla­ma un mo­de­lo de ele­va­ción de te­rreno, y, si los com­pa­ra­mos en un cier­to pe­río­do de tiem­po, se ob­tie­ne la pér­di­da de vo­lu­men en los gla­cia­res”, ex­pli­ca Dus­sai­llant. El es­tu­dio de­mos­tró que los gla­cia­res de los An­des -des­de Ve­ne­zue­la has­ta la Pa­ta­go­nia- per­die­ron en los úl­ti­mos 20 años 23 mil mi­llo­nes de to­ne­la­das de agua. Si bien la ci­fra es té­tri­ca, re­sul­ta me­nor a otras pro­yec­cio­nes. Por des­gra­cia, otra de las con­clu­sio­nes es que los gla­cia­res que vis­ten de blan­co a las zo­nas cor­di­lle­ra­nas del cen­tro de Chi­le, tu­vie­ron un an­tes y un des­pués des­de 2009.

Se­gún la ex­per­ta, los gla­cia­res de la Pa­ta­go­nia Sur, don­de es­tán los cam­pos de hie­lo sur y nor­te, con­tie­nen cer­ca del 70% de to­do el hie­lo de los An­des. Es tam­bién la zo­na que más se es­tá de­rri­tien­do, pe­ro al ser muy llu­vio­sa, los gla­cia­res no son esen­cia­les pa­ra el abas­te­ci­mien­to de ríos y la po­bla­ción.

Pe­ro, en la zo­na cen­tral “de una dé­ca­da a la otra, en los An­des Ári­dos -cen­tra­les­se vio un cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo en la pér­di­da de ma­sa. En la pri­me­ra, la pér­di­da de ma­sa gla­ciar fue ca­si nu­la, es­tu­vie­ron re­la­ti­va­men­te en ba­lan­ce, pe­ro en la se­gun­da dé­ca­da co­men­za­ron a per­der ma­sa de una for­ma mu­cho más ace­le­ra­da. Se re­la­cio­na con la me­ga­se­quía”, di­ce la gla­ció­lo­ga.

Aquí el cálcu­lo es en agua equi­va­len­te. Si to­do el hie­lo de los An­des Cen­tra­les se pu­sie­ra en una pis­ci­na gi­gan­te, los da­tos in­di­can que pre­vio a la me­ga­se­quía

(2000-2009) esa pis­ci­na per­día 0,04 me­tros de agua por año. En cam­bio, des­de 2009 has­ta hoy, esa ci­fra cre­ció a más de me­dio me­tro por año

(0,63 m).

“Peak Flow”

“Los gla­cia­res tie­nen dos ti­pos de con­tri­bu­ción a los ríos: la ba­lan­cea­da y la des­ba­lan­cea­da. La pri­me­ra com­pren­de que un gla­ciar no cam­bia su ta­ma­ño de un año a otro y la di­fe­ren­cia en­tre el ma­te­rial que ga­na en el in­vierno y pier­de en el ve­rano, es si­mi­lar. Aho­ra, la con­tri­bu­ción des­ba­lan­cea­da di­ce que a esa con­tri­bu­ción se le agre­ga un ex­ce­so de des­car­ga, lo que lo lle­va a per­der ma­sa”, afir­ma Dus­sai­llant.

Den­tro de lo ma­lo del de­rre­ti­mien­to de los gla­cia­res, ese ex­ce­so de des­car­ga ha­bría si­do un efec­to mi­ti­ga­dor pa­ra la me­ga­se­quía que su­fren cuen­cas co­mo la del Mai­po. A ma­yor de­rre­ti­mien­to, ma­yor apor­te a los ríos. Pe­ro esa pa­na­cea tie­ne un lí­mi­te: el “peak flow”. El con­cep­to di­ce que los gla­cia­res con ex­ce­so de des­car­ga lle­ga­rán a un pun­to má­xi­mo. De allí, su pér­di­da de ma­sa se­rá tal, que le re­sul­ta­rá im­po­si­ble abas­te­cer a los ríos tal co­mo his­tó­ri­ca­men­te lo ha­cía. “Y even­tual­men­te va a des­apa­re­cer”, afir­ma la gla­ció­lo­ga.

Hay es­tu­dios que in­di­can que ese “peak flow” ya se al­can­zó en cuen­cas de los An­des cen­tra­les, mien­tras otros in­di­can que eso ocu­rri­rá a par­tir del 2020. Sin em­bar­go, ar­gu­men­ta la gla­ció­lo­ga, esos es­ce­na­rios se hi­cie­ron en ba­se a pro­yec­cio­nes des­pro­por­cio­na­das. “Lo im­por­tan­te de mis re­sul­ta­dos es que se po­drán uti­li­zar pa­ra ca­li­brar mo­de­los hi­dro­ló­gi­cos que van a po­der pro­yec­tar de ma­ne­ra más creí­ble lo que po­dría ocu­rrir en el fu­tu­ro”, opi­na.

Que el “peak flow” aún no se ha­ya al­can­za­do, sue­na a bue­na no­ti­cia, pe­ro en reali­dad es re­fle­jo de que el peor es­ce­na­rio hí­dri­co aún es­tá por ve­nir. “Los gla­cia­res nos es­tán ayu­dan­do en el pe­río­do de se­quía, pe­ro sa­be­mos que esa ayu­da no va a ser eter­na y te­ne­mos que pre­pa­rar­nos, por­que ese fin lle­ga­rá en las pró­xi­mas dé­ca­das”, cuen­ta.

“Los gla­cia­res res­pon­den de ma­ne­ra len­ta a los cam­bios, pro­ba­ble­men­te aho­ra son re­fle­jo de co­sas que pa­sa­ron ha­ce 20 años. Aho­ra no hay mu­cho que ha­cer pa­ra pro­te­ger­los. Lo que sí podemos ha­cer, es no ser tan ig­no­ran­tes pa­ra creer que to­do se va a man­te­ner igual. Hay que to­mar me­di­das de adap­ta­ción pa­ra el fu­tu­ro”, cie­rra Dus­sai­llant.

|GENTILEZA

Imá­ge­nes sa­te­li­ta­les de los An­des chi­le­nos,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.