Ca­so Do­min­ga po­dría cam­biar la for­ma de apro­bar pro­yec­tos

La ins­ti­tu­cio­na­li­dad am­bien­tal tu­vo es­te año uno de sus hi­tos po­lí­ti­cos más re­le­van­tes des­de la crea­ción del Mi­nis­te­rio del Me­dio Am­bien­te, sig­ni­fi­can­do in­clu­so, la re­nun­cia de dos mi­nis­tros. Es­te he­cho ha­rá re­pen­sar pa­ra el pró­xi­mo año qué ha­cer pa­ra que

Pulso - Especial Hub Sustentabilidad - - News - Un re­por­ta­je de DA­NIEL FA­JAR­DO CA­BE­LLO

APRIN­CI­PIOS de di­ciem­bre, el nue­vo Tri­bu­nal Am­bien­tal de An­to­fa­gas­ta ad­mi­tió la re­cla­ma­ción que hi­zo An­des Iron pa­ra re­ver­tir el re­cha­zo al pro­yec­to mi­ne­ro y por­tua­rio Do­min­ga. Pe­ro in­de­pen­dien­te de có­mo se­gui­rá es­ta “se­rie”, uno de sus ca­pí­tu­los más vis­tos y co­men­ta­dos fue el del 21 de agos­to, cuan­do el Co­mi­té de Mi­nis­tros re­cha­zó es­te pro­yec­to, ge­ne­ran­do un con­flic­to mi­nis­te­rial po­cas ve­ces vis­to en es­te si­glo, que tu­vo co­mo con­se­cuen­cia la re­nun­cia de los Mi­nis­tros de Ha­cien­da y Eco­no­mía.

Es­te im­pas­se se­gui­rá te­nien­do con­se­cuen­cias du­ran­te 2018. No tan­to a ni­vel po­lí­ti­co, sino a ni­vel em­pre­sa­rial y re­gu­la­to­rio. Las com­pa­ñías de­be­rán in­cluir nue­vos ele­men­tos a la ho­ra de pre­sen­tar un pro­yec­to al Ser­vi­cio de Eva­lua­ción Am­bien­tal (SEA) o a otras ins­tan­cias su­pe­rio­res. Por su par­te, es­te or­ga­nis­mo y su prin­ci­pal ins­tru­men­to, el SEIA (Sis­te­ma de Eva- lua­ción de Im­pac­to Am­bien­tal), tam­bién su­fri­ría mo­di­fi­ca­cio­nes.

Pa­ra ha­cer­se una idea, en no­viem­bre pa­sa­do, se in­gre­sa­ron al SEIA pro­yec­tos por US$.1415,42 mi­llo­nes (ver grá­fi­co). Por otro la­do, só­lo el pro­yec­to Do­min­ga con­tem­pla­ba una in­ver­sión de US$$2.500 mi­llo­nes.

Ojo con el te­rri­to­rio

Pa­ra los es­pe­cia­lis­tas, qui­zá una de las lec­cio­nes cla­ve pa­ra 2018 pa­ra el sec­tor pri­va­do, es la im­por­tan­cia de fi­jar­se más aún en có­mo los pro­yec­tos afec­tan al en­torno, tan­to a ni­vel de co­mu­ni­da­des co­mo me­dioam­bien­te, al­go que in­clu­so pue­de dar­se con el sis­te­ma de Eva­lua­ción Am­bien­tal Es­tra­té­gi­ca (EAE), ins­tan­cia di­fe­ren­te a los per­mi­sos am­bien­ta­les.

“An­des Iron lo hi­zo bien con res­pec­to al diá­lo­go tem­prano con las co­mu­ni­da­des, pe­ro hu­bo una fa­len­cia: mu­chos pro­yec­tos de in­ver­sión afec­tan a un te­rri­to­rio ma­yor del que se con­si­de­ra en la eva­lua­ción de im­pac­to am­bien­tal”, co­men­ta Ál­va- ro Gar­cía, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Alian­za Va­lor Mi­ne­ro y ex mi­nis­tro de Eco­no­mía (Eduar­do Frei).

En una lí­nea si­mi­lar, Ale­jan­dra Me­di­na, so­cia lí­der de Sos­te­ni­bi­li­dad de EY cree que hay una fuer­te ne­ce­si­dad de que se to­men de­ci­sio­nes so­bre or­de­na­mien­to te­rri­to­rial, de for­ma trans­pa­ren­te y que den se­ña­les acer­ca de dón­de pue­den y dón­de no pue­den desa­rro­llar­se pro­yec­tos de es­te ti­po”.

¿Cam­bios ins­ti­tu­cio­na­les?

Uno de los ca­mi­nos que po­dría to­mar­se pa­ra me­jo­rar el sis­te­ma de eva­lua­ción de gran­des pro­yec­tos de in­ver­sión, pa­sa­ría por ajus­tar al­gu­nas tuer­cas en ma­te­ria de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad am­bien­tal, ta­rea que le to­ca­rá ne­go­ciar al nue­vo Go­bierno de Se­bas­tián Pi­ñe­ra. “Ni las em­pre­sas ni las ONG am­bien­ta­les es­tán sa­tis­fe­chas con la ac­tual ins­ti­tu­cio­na­li­dad. Lo más la­men­ta­ble es la gran in­ver­sión de re­cur­sos sin re­sul­ta­dos po­si­ti­vos ni de la pro­tec­ción am­bien­tal ni del desa­rro­llo eco­nó­mi­co”, co­men­ta Mon­se­rrat Mo­ya, abo­ga­da es­pe­cia­lis­ta en RSE de Pe­ral­ta, Gu­tié­rrez y Aso­cia­dos.

Con la nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad am­bien­tal (Ley 20.417 y re­gla­men­to DS 40/12 del MMA), nues­tro país me­jo­ra­ba la ley de ba­ses de me­dio am­bien­te que fue nues­tro mar­co re­gu­la­dor por ca­si 16 años. Si bien Do­min­ga fue so­me­ti­da a trá­mi­te con el re­gla­men­to an­te­rior (DS 95/2001) “su re­cha­zo pue­de da­ñar la ac­tual ins­ti­tu­cio­na­li­dad y la cre­di­bi­li­dad del ac­tual sis­te­ma de eva­lua­ción am­bien­tal”, co­men­ta Ro­dri­go Ve­lás­quez, di­rec­tor de Sus­ten­ta­bi­li­dad y Cam­bio Cli­má­ti­co de PwC.

Des­de el Con­gre­so, el Se­na­dor Pa­tri­cio Wal­ker, pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Me­dio Am­bien­te y Bie­nes Na­cio­na­les, ex­pli­ca que es fun­da­men­tal mo­di­fi­car el sis­te­ma de im­pac­to am­bien­tal pa­ra 2018, de tal ma­ne­ra que se es­ta­blez­can ins­tan­cias de dia­lo­go pre­li­mi­na­res, y así, bus­car acuer­dos en­tre las co­mu­ni­da­des afec­ta­da (o be­ne­fi­cia­da) por los pro­yec­tos y las em­pre­sas “Hoy te­ne­mos un gran dé­fi­cit, por­que la eva­lua­ción se ha­ce res­pec­to a la lí­nea ba­se del pro­yec­to. Pe­ro cuan­do se quie­re ha­cer un cam­bio e lo­ca­li­za­ción del lu­gar don­de se va a cons­truir una de­ter­mi­na­da in­fra­es­truc­tu­ra, no se pue­de ha­cer por­que la ley no per­mi­te. La fle­xi­bi­li­dad es ne­ce­sa­ria”, di­ce Wal­ker.

Ade­más, el par­la­men­ta­rio DC di­ce que de­ben exis­tir me­ca­nis­mos pa­ra que los tri­bu­na­les am­bien­ta­les ten­gan un rol más proac­ti­vo y pre­ven- ti­vo del con­flic­to.

Ál­va­ro Me­rino, ge­ren­te de Es­tu­dios de So­na­mi es ca­te­gó­ri­co: “A par­tir de la de­ci­sión del Co­mi­té de Mi­nis­tros, cree­mos que se de­be­rá re­vi­sar la ins­ti­tu­cio­na­li­dad am­bien­tal en el sen­ti­do de otor­gar al in­ver­sio­nis­ta ma­yo­res gra­dos de cer­te­za ju­rí­di­ca, en la me­di­da que cum­pla la nor­ma­ti­va”, di­ce Me­rino.

Re­ser­vas de hie­rro

Co­mo sea, lo más po­si­ble es que sí o sí, se reali­ce un pro­yec­to de ex­trac­ción mi­ne­ra en el lu­gar, cer­cano a la lo­ca­li­dad de La Hi­gue­ra. Cla­ra­men­te, An­des Iron se­gui­rá in­sis­tien­do en 2018, to­man­do en cuen­ta que la ini­cia­ti­va ori­gi­nal con­tem­pla­ba la pro­duc­ción anual de 12 mi­llo­nes de to­ne­la­das de con­cen­tra­do de hie­rro y 150.000 to­ne­la­das de con­cen­tra­do de co­bre.

Pe­ro pue­de que en el ca­mino apa­rez­can otros in­tere­sa­dos, to­man­do en cuen­ta la di­men­sión del ya­ci­mien­to y el fuer­te boom del ace­ro a ni­vel mun­dial. Se­gún la Aso­cia­ción Mun­dial de Ace­ro, la pro­duc­ción de es­te me­tal ha cre­ci­do un 31,5% des­de 2009 has­ta al­can­zar el año pa­sa­do las 1.628 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

Sea co­mo sea, la for­ma en que se lo­gra la apro­ba­ción de pro­yec­tos de tal en­ver­ga­du­ra, se­rá un te­ma de dis­cu­sión en la pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción, pe­ro so­bre­to­do, en el Con­gre­so. P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.