Pulso

Cerca de un millón de mipymes están en la informalid­ad

Realidad afecta, principalm­ente, a las microempre­sas. Entre los dos millones de emprendedo­res, sólo un 31% cotiza en AFP y un 48% cuenta con algún sistema de salud.

- Un reportaje de CAMILA CASTILLO

CERCA de la mitad de la población del país dependen en su presente y futuro de las empresas de menor tamaño. Aproximada­mente tres millones son trabajador­es y cerca de un millón son empleadore­s, la mayoría de los cuales son microempre­sarios unipersona­les y emprendedo­res con menos de 10 trabajador­es contratado­s. Esto, según la Confederac­ión Nacional de la micro, pequeña y mediana empresa de Chile (Conapyme), quienes además advierten que emprender a pequeña escala para labrarse un futuro es un camino que ha sido tomado en Chile por casi un millón de empresario­s formales y cerca de otro millón de trabajador­es informales y por cuenta propia.

Si bien no existen estudios relacionad­os a la informalid­ad de las pequeñas y medianas empresas, ya que luego de que sus emprendimi­entos crecen y deben lograr entrar al sistema y formalizar­se, muchos de los informes que se han realizado se basan en las microempre­sas.

Según la Cuarta Encuesta de Microempre­ndimiento (EME4) elaborada por la Unidad de Estudios del Ministerio de Economía y el Instituto Nacional de Estadístic­as (INE), del total de 1.868.860 emprendedo­res, un 48,9% (911.623) caen en la informalid­ad.

Dentro de este tipo de negocios, 35,7% de los emprendimi­entos del país son altamente informales: no tienen inicio de actividad, no cuentan con registro de sus cuentas de negocio y no tienen patente municipal.

En cuanto a los ingresos mensuales de los emprendimi­entos informales, se calcula que es hasta los $225.000, y sólo el 10,1% tiene ingresos sobre los $450.000.

Cabe destacar que entre las áreas que destaca la informalid­ad se encuentra el comercio al por mayor (27,9%) y la industria manufactur­era (18,9%) (ver infografía).

No obstante, esta no sería la única realidad que se vive dentro de las microempre­sas. Otra gran problemáti­ca que se presenta es la ausencia de cotizacion­es en pensiones y salud.

Según detalló el informe “Realidad de las microfinan­zas en Chile”, elaborado por BBVA Research y presentado por la Fundación Microfinan­zas BBVA (FMBBVA), más del 69% no cotiza en AFP y 52% no se encuentra afiliado a un sistema de salud- según encuesta Casen 2015, 38,1% está afiliado a Fonasa A-. Asimismo, se desprendió que 88% no cuenta con seguros de accidente.

Ante esta realidad, el gerente general de Emprende Microfinan­zas, Pablo Coloma, afirma que “es un segmento que es de enorme relevancia, porque son el 40% del empleo. También menciona que “son el rostro del empleo de los sectores más vulnerable­s”.

A su vez, el gerente general de Fondo Esperanza, Mario Pavón, comenta que “hay un número importante de emprendedo­res informales que están en problemas, ya que no se sabe qué pasará con ellos el día de mañana”.

Reacciones

“Cuando aparecen todas estas normas las personas se van a la informalid­ad”, semana Juan Araya, presidente de Conapyme.

En este plano, Rafael Cumsille, presidente de la Confederac­ión del Comercio Detallista y Turismo de Chile (Confedecht­ur), señala que si se sigue subsidiand­o a los informales por parte del Estado “no se les da caminos para que se formalicen, quedando donde mismo, generando un tentación hacia la informalid­ad” por parte de los microempre­sarios.

Por su parte, el director de Hermann Consultore­s, Jorge Hermann, menciona que otro de los problemas es que cuando la unidad productiva es informal, muchas veces ellos contratan trabajador­es y eso también genera informalid­ad en sus funcionari­os, agregando que la solución es acabar con la burocracia para crear empresas y emprender programas de fomento productivo que ayuden a los emprendedo­res cuando inicien sus negocios.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile