Tu­ris­mo pa­ra el im­pul­so de La Arau­ca­nía,

Pulso - - PORTADA - Por Mó­ni­ca Za­la­quett

LA­GOS, ter­mas, vol­ca­nes y par­ques na­cio­na­les mi­le­na­rios son par­te del ri­co pa­tri­mo­nio na­tu­ral de la Re­gión de la Arau­ca­nía, los que, su­ma­dos a la con­vic­ción so­bre la ca­pa­ci­dad de la in­dus­tria tu­rís­ti­ca pa­ra re­con­ver­tir los te­rri­to­rios, de­fi­nie­ron la de­sig­na­ción del tu­ris­mo co­mo uno de los tres ejes es­tra­té­gi­cos del Plan Im­pul­so Arau­ca­nía.

Co­mo go­bierno es­ta­mos con­ven­ci­dos que el desa­rro­llo de la in­dus­tria tu­rís­ti­ca ofre­ce una opor­tu­ni­dad úni­ca pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de to­dos los ha­bi­tan­tes de La Arau­ca­nía.

Si crea­mos las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra atraer nue­vas in­ver­sio­nes y el desa­rro­llo de más em­pren­di­mien­tos tu­rís­ti­cos, se­re­mos ca­pa­ces de am­pliar la lle­ga­da de tu­ris­tas ex­tran­je­ros a la re­gión–que fue­ron 660 mil el año pa­sa­do- y ge­ne­rar una ofer­ta que im­pul­se a pro­lon­gar la es­ta­día de los vi­si­tan­tes y a atraer a más chi­le­nos a re­co­rrer los des­ti­nos de la re­gión.

Es­to se tra­du­ci­rá en un im­pac­to en el desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial de la re­gión, don­de en la ac­tua­li­dad más de más de 17.700 per­so­nas tra­ba­jan so­lo en ser­vi­cios de alo­ja­mien­to y co­mi­da, co­rres­pon­dien­do el 51,5% de es­tos a mu­je­res.

Pa­ra lo­grar los ob­je­ti­vos del plan en ma­te­ria tu­rís­ti­ca, pro­mo­ve­re­mos áreas prio­ri­ta­rias co­mo la zo­na la­cus­tre y la zo­na en torno a la ciu­dad de Te­mu­co –que con­cen­tran el 55% de la lle­ga­da de tu­ris­tas en épo­ca es­ti­val­jun­to con im­pul­sar el desa­rro­llo tu­rís­ti­co de la zo­na an­di­na, cos­te­ra y de la cor­di­lle­ra de Nahuel­bu­ta.

Hoy, el desafío es rom­per la es­ta­cio- na­li­dad. La Arau­ca­nía es un des­tino con ca­rác­ter y que en­ri­que­ce la ofer­ta tu­rís­ti­ca que ofre­ce nues­tro país al mun­do, por lo que la di­ver­si­fi­ca­ción de ex­pe­rien­cias, ade­más del desa­rro­llo del tu­ris­mo in­dí­ge­na y ru­ral, in­vo­lu­cran­do a las co­mu­ni­da­des, con­tri­bui­rán a la pues­ta en va­lor de la iden­ti­dad de la re­gión y con es­to atraer a via­je­ros du­ran­te to­do el año.

En es­te avan­ce, los pue­blos ori­gi­na­rios es­tán en el co­ra­zón del plan de go­bierno. La co­par­ti­ci­pa­ción del pue­blo ma­pu­che en la ad­mi­nis­tra­ción de par­ques na­cio­na­les y la ha­bi­li­ta­ción de ru­tas pa­tri­mo­nia­les co­mo, por ejem­plo, la de Im­pe­rial al La­go Bu­di o la de Ran­quín a Cau­tín, son me­di­das con­cre­tas que apun­tan al re­co­no­ci­mien­to del va­lor his­tó­ri­co y cul­tu­ral de sus tra­di­cio­nes.

El desa­rro­llo sus­ten­ta­ble e in­clu­si­vo, son tam­bién par­te de las me­di­das que se es­tán pro­mo­vien­do.

Ele­var los es­tán­da­res de par­ques co­mo Con­gui­llío, Nahuel­bu­ta, Vi­lla­rri­ca y Huer­quehue, que son ejem­plo de la di­ver­si­dad de ex­pe­rien­cias y be­lle­zas na­tu­ra­les que La Arau­ca­nía ofre­ce, for­ta­le­ce­rá la ofer­ta tu­rís­ti­ca a tra­vés de un mo­de­lo sus­ten­ta­ble y sos­te­ni­ble.

Sin du­da, el desafío es gran­de, pe­ro de la mano de la na­tu­ra­le­za, la cul­tu­ra y su gen­te, po­dre­mos re­le­var los atri­bu­tos de es­ta maravillosa zo­na pa­ra que sea re­co­no­ci­do co­mo un des­tino im­pres­cin­di­ble pa­ra los mi­llo­nes de via­je­ros que hoy es­tán bus­can­do nue­vas ex­pe­rien­cias. ℗

Sub­se­cre­ta­ria de Tu­ris­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.