El rol de las au­to­ri­da­des an­te pers­pec­ti­vas ma­cro más frías

Es pre­fe­ri­ble que en lu­gar de en­fo­car­se en el cor­to pla­zo, en las ci­fras mes a mes, el dis­cur­so apun­te al lar­go pla­zo. Es en ese ho­ri­zon­te en el que el go­bierno pue­de in­fluir.

Pulso - - PORTADA -

ES­TA se­ma­na hu­bo in­for­ma­ción eco­nó­mi­ca que per­mi­te avi­zo­rar có­mo se vie­ne la si­tua­ción ha­cia de­lan­te. Por el fren­te ex­terno, la Reserva Fe­de­ral en­tre­gó más in­for­ma­ción so­bre su vi­sión de la ac­ti­vi­dad de Es­ta­dos Uni­dos en su co­mu­ni­ca­do, tras la reunión de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. En el plano lo­cal, se co­no­cie­ron ci­fras de Ima­cec e in­fla­ción.

To­dos es­tos an­te­ce­den­tes vi­nie­ron a con­fir­mar la tra­yec­to­ria es­pe­ra­da. La Fed, por su par­te, ra­ti­fi­có la for­ta­le­za de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de Es­ta­dos Uni­dos, por lo que su ru­ta de al­zas gra­dua­les de ta­sa de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria se man­tu­vo in­tac­ta. Se es­pe­ra que el pró­xi­mo in­cre­men­to sea en la reunión de di­ciem­bre.

En Chi­le, el Ima­cec anotó un in­cre­men­to de 2,3% en sep­tiem­bre, el más ba­jo del año. Lue­go de es­ta ci­fra, pa­re­cie­ron con­so­li­dar­se las ex­pec­ta­ti­vas de un 2019 más ba­jo. In­clu­so co­men­za­ron a ajus­tar­se a la ba­ja más ha­cia 3%. Los prin­ci­pa­les sec­to­res pro­duc­ti­vos tam­bién pre­vén una de­sa­ce­le­ra­ción.

En es­te con­tex­to, se de­be re­co­no­cer que la eco­no­mía chi­le­na es­tá en un me­jor pie que ha­ce un año, cre­cien­do el do­ble. Sin em­bar­go, tam­po­co se pue­de des­co­no­cer que las ci­fras no son pa­ra ce­le­brar, ni que el fren­te in­ter­na­cio­nal se ha com­ple­ji­za­do más de lo es­pe­ra­do por el do­ble im­pac­to de la gue­rra co­mer­cial en­tre EEUU y Chi­na, así co­mo tam­bién por el te­mor que ge­ne­ra el ca­mino as­cen­den­te de la Reserva Fe­de­ral.

Es por ello que el rol y dis­cur­so de las au­to­ri­da­des eco­nó­mi­cas lo­ca­les no es co­men­tar las ci­fras de cor­to pla­zo, mes a mes, ni men­cio­nar si el pró­xi­mo mes se­rá me­jor o no. Don­de sí tie­ne una real in­fluen­cia es en el cre­ci­mien­to de lar­go pla­zo, pa­ra lo cual se re­quie­ren bue­nas po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas. Es por ello que, pre­ci­sa­men­te, ese de­be ser el fo­co del dis­cur­so, es­pe­cial­men­te con un en­torno in­ter­na­cio­nal que po­dría com­pli­car­se aún más, lo que inevi­ta­ble­men­te in­flui­rá en las ci­fras de cre­ci­mien­to efec­ti­vo.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.