Su­pre­ma ava­la cie­rre de cuen­tas ban­ca­rias a crip­to­mo­ne­das y Ban­coEs­ta­do ce­le­bra de­ci­sión

El tri­bu­nal re­cha­zó el re­cur­so de pro­tec­ción de Orionx. A su vez, abo­ga­dos de las pla­ta­for­mas des­car­tan efec­tos so­bre la cau­te­lar del TDLC que or­de­nó re­abrir las cuen­tas mien­tras du­re el jui­cio.

Pulso - - PORTADA - GA­BRIEL ALVAREZ

— El fa­llo de la Cor­te Su­pre­ma por el re­cur­so de pro­tec­ción con­tra Ban­coEs­ta­do que pre­sen­tó en abril pa­sa­do Orionx, una pla­ta­for­ma chi­le­na que tran­sa crip­to­mo­ne­das, fue ta­jan­te. Se­gún la sen­ten­cia, el ban­co ac­tuó de for­mal le­gal y no ar­bi­tra­ria al ce­rrar la cuen­ta de la fir­ma bus­can­do evi­tar po­si­bles ries­gos, en­tre ellos, de un even­tual lavado de ac­ti­vos, de­bi­do a la fal­ta de re­gu­la­ción de esa ac­ti­vi­dad.

De es­te mo­do, el má­xi­mo tri­bu­nal del país re­vo­có la sen­ten­cia pre­via de la Cor­te de Ape­la­cio­nes que ha­bía or­de­na­do al ban­co es­ta­tal re­abrir la cuen­ta y que ha­bía de­ter­mi­na­do que las di­vi­sas di­gi­ta­les “no cons­ti­tu­yen en sí una ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca ilí­ci­ta y no pue­den ser iden­ti­fi­ca­das ne­ce­sa­ria­men­te con la co­mi­sión de he­chos de­lic­tua­les”.

En ese con­tex­to, des­de Ban­coEs­ta­do ce­le­bra­ron la re­so­lu­ción. “Es­ta­mos muy con­for­mes con el fa­llo de la Cor­te Su­pre­ma que re­cha­zó el re­cur­so de pro­tec­ción in­ter­pues­to por una em­pre­sa de­di­ca­da a la in­ter­me­dia­ción de crip­to­mo­ne­das”, se­ña­la­ron des­de la en­ti­dad es­ta­tal.

Aña­die­ron que pa­ra cum­plir con la nor­ma­ti­va so­bre pre­ven­ción del lavado de ac­ti­vos y otros ilí­ci­tos, de­ci­die­ron de­jar “de ope­rar en cuen­ta co­rrien­te con to­das las em­pre­sas de­di­ca­das a la in­ter­me­dia­ción de crip­to­mo­ne­das, sin dis­tin­ción al­gu­na, mien­tras no exis­ta un re­co­no­ci­mien­to re­gu­la­to­rio de di­cha ac­ti­vi­dad”.

Lo an­te­rior, en­fa­ti­za­ron, con­fir­ma que ac­tua­ron con­for­me a la ley y adop­ta­ron una me­di­da de al­can­ce ge­ne­ral, ob­je­ti­vo y no dis­cri­mi­na­to­ria.

Por su par­te, el abo­ga­do Pa­blo Trom­ben, so­cio del es­tu­dio Trom­ben Abo­ga­dos, que re­pre­sen­ta a Orionx, afir­mó que “no ve­mos con bue­nos ojos el fa­llo de la Su­pre­ma, por­que la Cor­te de Ape­la­cio­nes en for­ma uná­ni­me nos ha­bía da­do la ra­zón. Y no com­par­ti­mos los fun­da­men­tos que tu­vo en con­si­de­ra­ción pa­ra re­vo­car di­cha sen­ten­cia, so­bre to­do por los su­pues­tos efec­tos que ten­dría la fal­ta de re­gu­la­ción de es­ta ac­ti­vi­dad”.

El abo­ga­do, ade­más, ad­vir­tió que la sen­ten­cia del má­xi­mo tri­bu­nal po­dría de­jar­les en ban­de­ja a los ban­cos la fa­cul­tad de ce­rrar cuen­tas o can­ce­lar con­tra­tos, de for­ma uni­la­te­ral, cuan­do quie­ran.

¿CUÁ­LES SE­RÍAN LOS EFEC­TOS? Pe­se a la­men­tar la sen­ten­cia, Pa­blo Trom­ben ase­gu­ró que “es­to no in­flu­ye en na­da en la ope­ra­ción de Orionx por­que las cuen­tas es­tán abier­tas a raíz de una me­di­da pre­cau­to­ria dic­ta­da por el Tri­bu­nal de De­fen­sa de la Li­bre Com­pe­ten­cia (TDLC), en el mar­co de la cau­sa que se­gui­mos con­tra los ban­cos”.

En to­tal, son tres las com­pa­ñías que in­ter­me­dian di­vi­sas di­gi­ta­les las que de­man­da­ron a cer­ca de 10 ban­cos an­te el TDLC, don­de los acu­sa­ron de aten­tar con­tra la li­bre com­pe­ten­cia y de abu­sar de su po­si­ción de do­mi­nio co­lec­ti­vo, lue­go de que les ce­rra­ran sus res­pec­ti­vas cuen­tas. Ade­más de Orionx, las otras dos son Bu­da y Cry­ptoMar­ket.

Jun­to con ello, Trom­ben sos­tu­vo que el fa­llo de la Su­pre­ma no tie­ne efec­to so­bre di­cha me­di­da cau­te­lar, por lo que Ban­coEs­ta­do no po­dría ce­rrar­les la cuen­ta. Y en el ca­so ex­tre­mo de que lo hi­cie­ran, aún pue­den ope­rar con las que tie­nen en otros ban­cos.

Una mi­ra­da si­mi­lar en­tre­gó el abo­ga­do Ma­rio Bra­vo, so­cio del Es­tu­dio Bra­vo, que de­fien­de a Bu­da y Cry­ptomar­ket en la cau­sa que se desa­rro­lla en el TDLC.

“La sen­ten­cia es sin per­jui­cio de los otros de­re­chos que tie­nen las pla­ta­for­mas que tran­san crip­to­mo­ne­das. Y, en­tre ellos, es­tá la de­man­da que he­mos pre­sen­ta­do en el TDLC. Así, el fa­llo no tie­ne nin­gún efec­to so­bre la me­di­da pre­cau­to­ria que dic­tó el tri­bu­nal de re­abrir las cuen­tas de las crip­to­mo­ne­das”, en­fa­ti­zó Bra­vo.

Con­sul­ta­dos so­bre los efec­tos del fa­llo, des­de Ban­coEs­ta­do de­cli­na­ron ha­blar. ATEN­CIÓN RE­CAE EN EL TDLC. En es­te con­tex­to, coin­ci­die­ron los abo­ga­dos, el fo­co de la aten­ción que­dó cen­tra­do en lo que su­ce­da en el TDLC.

Ac­tual­men­te, el tri­bu­nal se en­cuen­tra de­fi­nien­do cuá­les se­rán los me­dios de prue­ba, des­pués de que las par­tes le en­via­ran sus res­pec­ti­vas pro­pues­tas y ob­ser­va­cio­nes, por lo que se es­pe­ra que el pe­río­do pro­ba­to­rio co­mien­ce den­tro de las pró­xi­mas se­ma­nas.

“Cuan­do se abra el pe­río­do pro­ba­to­rio va­mos a pe­dir que se ci­ten a to­das las au­to­ri­da­des eco­nó­mi­cas li­ga­das al te­ma, en­tre ellas la CMF, Ha­cien­da, la UAF y la SBIF”, ade­lan­tó Ma­rio Bra­vo.

Por su par­te, Pa­blo Trom­ben sos­tu­vo que “des­ple­ga­re­mos nues­tra es­tra­te­gia pre­sen­ta­do la ma­yor can­ti­dad de an­te­ce­den­tes pa­ra de­mos­trar nues­tra po­si­ción. Sin em­bar­go, cree­mos que lo más re­le­van­te es que la dis­cu­sión se cen­tre en que es­to es un te­ma de li­bre com­pe­ten­cia y no de lavado de ac­ti­vos, co­mo lo ha que­ri­do ins­ta­lar la ban­ca”.P

Orionx, una pla­ta­for­ma chi­le­na que tran­sa crip­to­mo­ne­das, ha­bía pre­sen­ta­do el re­cur­so de pro­tec­ción con­tra Ban­coEs­ta­do en abril pa­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.