Jor­ge Se­lai­ve: “Si hu­bie­se coin­ci­den­cia en­tre el cre­ci­mien­to del em­pleo y la eco­no­mía, las con­fian­zas no es­ta­rían pe­si­mis­tas”

—Su pro­yec­ción de PIB 2019 es me­nor a la del Ban­co Cen­tral: 3,2%. —So­bre la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria pre­vé una tra­yec­to­ria más pau­sa­da que la de­li­nea­da por el Ban­co Cen­tral, ya que es­pe­ra un alza en enero y lue­go dos al­zas más du­ran­te la segunda par­te del año p

Pulso - - POR­TA­DA - P. GA­LLAR­DO / C. ALON­SO

“El Ima­cec de no­viem­bre vie­ne muy po­bre, oja­lá sea 2%, por una des­ace­le­ra­ción del con­su­mo”

CAM­BIO DE MEN­SA­JE

“El BC cam­bió su dis­cur­so des­de sep­tiem­bre con las pa­la­bras cau­te­la y gra­dua­li­dad”.

CRE­CI­MIEN­TO DE NO­VIEM­BRE

“El Ima­cec de no­viem­bre vie­ne muy po­bre, oja­lá sea 2%, por una des­ace­le­ra­ción im­por­tan­te del con­su­mo”.

IN­VER­SIÓN

“No­so­tros es­ta­mos más op­ti­mis­tas en la pro­yec­ción de in­ver­sión, cree­mos que va a lle­gar a 8%”.

AJor­ge Se­lai­ve, economista je­fe de Sco­tia­bank, se le co­no­ce por sus opi­nio­nes fron­ta­les res­pec­to de las prin­ci­pa­les va­ria­bles de la eco­no­mía y el rol que le ca­be en ellas a los agen­tes eco­nó­mi­cos y la pro­pia au­to­ri­dad. Con esa mis­ma afi­la­da cer­te­za, eva­lúa los prin­ci­pa­les men­sa­jes que el Ban­co Cen­tral en­tre­gó en el In­for­me de Política Mo­ne­ta­ria (IPoM) pre­sen­ta­do el miér­co­les pa­sa­do por el Ban­co Cen­tral.

¿Qué eva­lua­ción tie­ne del es­ce­na­rio económico que de­li­neó el Ban­co Cen­tral en el úl­ti­mo IPoM?

—El IPoM de sep­tiem­bre pon­de­ró de ma­ne­ra muy in­ten­sa el pa­sa­do y bas­tan­te me­nos el fu­tu­ro cuan­do re­ve­ló su es­ce­na­rio y con­cre­tó un al­za de Ta­sa de Política Mo­ne­ta­ria (TPM) en oc­tu­bre. Es muy sig­ni­fi­ca­ti­va la di­fe­ren­cia de la estimación que hi­zo el Cen­tral del cre­ci­mien­to del ter­cer tri­mes­tre y la efec­ti­va: erró en 1 punto por­cen­tual. Más aún, en sep­tiem­bre se­ña­la­ba que las bre­chas de ca­pa­ci­dad con­ti­nua­ban ce­rrán­do­se y por el con­tra­rio, ter­mi­na­ron abrién­do­se y se con­cre­tó un al­za en la TPM con bre­chas de ac­ti­vi­dad abier­tas.

¿Es­te IPoM es más prag­má­ti­co?

—El BC cam­bió su dis­cur­so des­de sep­tiem­bre con las pa­la­bras cau­te­la y gra­dua­li­dad. Ha ba­ja­do la pen­dien­te de cre­ci­mien­to y de in­fla­ción, por lo tan­to, la ve­lo­ci­dad con que re­quie­re ir re­ti­ran­do el es­tí­mu­lo mo­ne­ta­rio.

¿Comparte el cie­rre del PIB en 4%?

—El Ima­cec de no­viem­bre vie­ne muy po­bre, oja­lá sea 2%, por una des­ace­le­ra­ción im­por­tan­te del con­su­mo. Di­ciem­bre lo mis­mo, en torno a 2,5%. Con eso, el cre­ci­mien­to del tri­mes­tre ter­mi­na en 3% y la eco­no­mía en 3,9%.

Pa­ra 2019, el BC sus­ten­ta su pro­yec­ción de cre­ci­mien­to en la in­ver­sión, ¿cuál es su jui­cio?

—El BC man­tu­vo el ran­go de cre­ci­mien­to de 3,25%-4,25%, pe­ro su pro­yec­ción pun­tual se re­du­jo dos dé­ci­mas. Me ex­pli­co: cuan­do se pon­de­ra las va­ria­bles de de­man­da, da un punto me­dio de cre­ci­mien­to den­tro del ran­go. En sep­tiem­bre era 3,75%. Hoy la estimación pun­tual es de 3,55%, por­que la re­du­jo pa­ra to­dos los tri­mes­tres. Lo lla­ma­ti­vo es ¿Por qué el BC no di­jo que la pro­yec­ción del pró­xi­mo año es­tá ses­ga­da a la baja?. Creo que no lo hi­zo pa­ra no da­ñar las ex­pec­ta­ti­vas.

¿Pe­se al re­pun­te de la in­ver­sión?

—Es­ta­mos más op­ti­mis­tas en la pro­yec­ción de in­ver­sión, va a lle­gar a 8% (6% del BC) con tem­po­ra­li­dad más in­ten­sa des­de el se­gun­do tri­mes­tre de 2019. Pe­ro en con­su­mo el Cen­tral di­ce 3,3% y no­so­tros 3%. Con es­to el BC pro­yec­ta un cre­ci­mien­to de 3,55% y no­so­tros 3,2%.

¿Por qué me­nos?

— Ve­mos una des­ace­le­ra­ción más fuer­te del con­su­mo y la in­ver­sión muy con­cen­tra­da en la re­po­si­ción en la mi­ne­ría, no en in­ver­sión que au­men­te ca­pa­ci­dad. Los gran­des pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios, fo­res­ta­les, pú­bli­cos y mi­ne­ros se ini­cian to­dos el se­gun­do tri­mes­tre de 2019.

¿La des­ace­le­ra­ción del con­su­mo tie­ne que ver con la de­bi­li­dad del mer­ca­do la­bo­ral?

—Coin­ci­do con el diag­nós­ti­co de una ma­yor crea­ción de em­pleo que la que mues­tran las ci­fras ofi­cia­les, pe­ro aún son aco­ta­das. Por­que si hu­bie­se tan­ta coin­ci­den­cia en­tre el cre­ci­mien­to del em­pleo y el de la eco­no­mía, no ten­dría­mos las con­fian­zas en te­rreno pe­si­mis­ta. La gen­te no es­tá vien­do es­ta coin­ci­den­cia en­tre crea­ción de em­pleo y ac­ti­vi­dad.

¿Po­dría ha­ber me­jo­res ci­fras en­ton­ces des­de ese mo­men­to?

—No te­ne­mos to­tal cla­ri­dad de si es­te pro­ce­so de in­mi­gra­ción que es­tá impactando al mer­ca­do la­bo­ral va a con­ti­nuar o va a re­traer­se.

¿Tam­bién con la des­ace­le­ra­ción de los sa­la­rios que iden­ti­fi­có el BC?

—De­be­mos te­ner cui­da­do con ese aná­li­sis, por­que es un te­ma sen­si­ble pa­ra la sociedad en su con­jun­to. Cuan­do un en­te con la repu­tación y pres­ti­gio del Ban­co Cen­tral nos di­ce que la ola in­mi­gra­to­ria ha si­do muy in­ten­sa y ha afec­ta­do a los sa­la­rios del mer­ca­do la­bo­ral, hay que te­ner mu­cho cui­da­do con el uso po­lí­ti­co que se pue­da ha­cer de eso. Ha­bría si­do par­ti­da­rio de que es­te aná­li­sis y con­clu­sio­nes hu­bie­sen que­da­do más en las im­pli­can­cias in­fla­cio­na­rias y evi­tar las re­fe­ren­cias tan ex­plí­ci­tas en­tre in­mi­gra­ción y de­tri­men­to de sa­la­rios.

¿No coin­ci­de con el aná­li­sis de un im­pac­to en los sa­la­rios de la in­mi­gra­ción?

—El BC di­ce que la in­mi­gra­ción es in­fla­cio­na­ria co­mo re­sul­ta­do de un mo­de­lo. Sin em­bar­go, hay mu­chos paí­ses que han te­ni­do olas in­mi­gra­to­rias tan­to o más in­ten­sas que la chi­le­na (Miami 1980; Sui­za 1950; Gre­cia 2000) y to­dos los es­tu­dios em­pí­ri­cos, no mo­de­lís­ti­cos, no han en­con­tra­do tal re­la­ción. En­ton­ces, es­tas afir­ma­cio­nes que ha­ce el Cen­tral res­pec­to del efec­to po­si­ti­vo de la in­mi­gra­ción so­bre la in­fla­ción a la luz de la evi­den­cia in­ter­na­cio­nal, son al­ta­men­te cues­tio­na­bles. La reali­dad es bas­tan­te más com­ple­ja: cuan­do uno ana­li­za la ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal, la evi­den­cia ex­post es mix­ta e in­clu­so con evi­den­cia nula de la in­mi­gra­ción so­bre in­fla­ción y sa­la­rio.

El BC de­ci­dió su­bir su ta­sa de in­te­rés en oc­tu­bre, sin em­bar­go, esa de­ci­sión lle­gó con un mer­ca­do al­ta­men­te di­vi­di­do, ¿se apu­ró el Ban­co Cen­tral?

—Es cla­ro que la política mo­ne­ta­ria en Chi­le y en el mun­do es­tá en un pro­ce­so de nor­ma­li­za­ción y yo sus­cri­bo el pro­ce­so de al­za de ta­sas. De he­cho, hay un ele­men­to que re­afir­ma esa ne­ce­si­dad y es que es­ta­mos te­nien­do un im­por­tan­te abul­ta­mien­to del dé­fi­cit de cuen­ta co­rrien­te que, a pre­cios de lar­go pla­zo, es si­mi­lar al de 2011 y 2014. La di­fe­ren­cia de ese pe­río­do y hoy, es que es­tá bas­tan­te me­nos fi­nan­cia­do por in­ver­sión y más por en­deu­da­mien­to y flu­jos de cor­to pla­zo. Eso su­gie­re que la política mo­ne­ta­ria tie­ne que co­men­zar a nor­ma­li­zar­se.

Que la de­ci­sión de política mo­ne­ta­ria ha­ya si­do con un mer­ca­do di­vi­di­do, ¿de­be­ría lle­var al BC a me­jo­rar su co­mu­ni­ca­ción?

—El dis­cur­so co­mu­ni­ca­cio­nal del BC ha si­do con­sis­ten­te en el tiem­po. Pe­ro me pa­re­ce im­por­tan­te sin­to­ni­zar­se me­jor con el mer­ca­do. He­mos te­ni­do un al­za de vo­la­ti­li­dad en las ta­sas de cor­to pla­zo por la in­ca­pa­ci­dad del mer­ca­do de leer al Cen­tral y es­tar for­za­dos a se­guir­lo.

¿Di­fi­cul­tad de leer la es­tra­te­gia o es que el mer­ca­do no comparte el men­sa­je?

—Tie­ne que ver con la ca­pa­ci­dad del BC de con­ven­cer y pa­ra eso es re­le­van­te que me­jo­re la trans­pa­ren­cia de su es­tra­te­gia de política mo­ne­ta­ria, que el mer­ca­do sea ca­paz de leer a qué rit­mo va a ocu­rrir el al­za de ta­sas.

¿Cuál es la tra­yec­to­ria de ta­sas que es­pe­ra pa­ra el pró­xi­mo año?

—Es­pe­ra­mos que se con­cre­te el al­za en enero. Una a me­dia­dos de año y otra a fi­nes de 2019.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.