Las bue­nas pers­pec­ti­vas de fir­mas que usan block­chain

Una in­ves­ti­ga­ción lle­va­da a ca­bo por En­dea­vor se­ña­ló que pe­se al ba­jo de­sa­rro­llo de es­ta tec­no­lo­gía en la re­gión, se pro­nos­ti­ca un im­por­tan­te avan­ce para es­te sec­tor en los pró­xi­mos años.

Pulso - - PORTADA - EFRAÍN MO­RA­GA

MÁS de la mi­tad (55%) de las star­tups la­ti­noa­me­ri­ca­nas de­di­ca­das al block­chain pro­yec­tan una fac­tu­ra­ción de ca­si US$500 mi­llo­nes para 2018 y US$1.250 para el 2019. Es­ta es una de las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes del es­tu­dio “En­dea­vor INSIGHT Block­chain, ¿la pro­me­sa de una re­vo­lu­ción?” que bus­ca ge­ne­rar in­for­ma­ción so­bre es­ta tec­no­lo­gía. El in­for­me, rea­li­za­do en con­jun­to con KIO Net­works, Bit­so y la Em­ba­ja­da de Es­ta­dos Uni­dos, re­ve­ló, ade­más, que las ven­tas de las star­tups de es­te ru­bro en la re­gión cre­ce­rán en 87% en 2019. En la in­ves­ti­ga­ción par­ti­ci­pa­ron 65 em­pre­sas re­la­cio­na­das con la tec­no­lo­gía block­chain: 26 de Mé­xi­co, 13 de Ar­gen­ti­na, 10 de Bra­sil, 8 de Chi­le, 3 de Co­lom­bia, 2 de Pe­rú, 1 de Ecua­dor, 1 de Puer­to Ri­co y 1 de Ve­ne­zue­la. Otro de los re­sul­ta­dos que arro­jó el es­tu­dio, es que las em­pre­sas que uti­li­zan o desa­rro­llan es­ta tec­no­lo­gía, tie­nen en­tre 1 y 3 años de edad y ge­ne­ran en­tre 6 y 10 em­pleos. Ade­más, los re­sul­ta­dos in­di­can que el 32% de las em­pre­sas men­cio­nó uti­li­zar una pla­ta­for­ma de block­chain a par­tir de su pro­pio de­sa­rro­llo, mien­tras que el 68% res­tan­te usa block­chain a par­tir de su mis­mo tra­ba­jo, pe­ro ba­sa­do en pro­duc­tos de ter­ce­ros. Asi­mis­mo, de las 65 em­pre­sas en la re­gión, 46% lo­gró le­van­tar ca­pi­tal, de las cua­les el 27% lo hi­zo por me­dio de una ICO (ofer­tas ini­cia­les de crip­to­mo­ne­das), lo que equi­va­le a más de US$100 mi­llo­nes.

Ma­yor trans­pa­ren­cia

El es­tu­dio tam­bién des­ta­ca que el block­chain -al ser una tec­no­lo­gía des­cen­tra­li­za­da-, ha per­mi­ti­do que se avan­ce ha­cia una ma­yor trans­pa­ren­cia en ca­da ope­ra­ción, lo que po­si­bi­li­tó que go­bier­nos y em­pre­sas vuel­van a re­vi­sar sus pro­ce­sos y mo­de­los de ne­go­cio. Un ejem­plo de su uti­li­za­ción son los sis­te­mas na­cio­na­les de ges­tión de iden­ti­dad. Es­to con­sis­te en un ID di­gi­tal, el cual se pue­de con­sul­tar en cual­quier mo­men­to por par­te de los or­ga­nis­mos es­ta­ta­les, lo que me- jo­ra la ges­tión y con­trol de sus ciu­da­da­nos. Otro ejem­plo de su uti­li­za­ción, son los “smart con­tracts” o con­tra­tos in­te­li­gen­tes. Se trata de al­go­rit­mos u ope­ra­cio­nes in­for­má­ti­cas que tie­nen co­mo prin­ci­pal atrac­ti­vo la eli­mi­na­ción de in­ter­me­dia­rios para sim­pli­fi­car es­tos pro­ce­sos, al­go que pue­de me­jo­rar la tra­mi­ta­ción de li­ci­ta­cio­nes del sis­te­ma pú­bli­co. Jo­sé Ma­nuel Co­rrea, director eje­cu­ti­vo de En­dea­vor Chi­le, se­ña­la que “el block­chain es una de las ra­mas de la tec­no­lo­gía que lle­gó para re­vo­lu­cio­nar el mun­do y, so­bre to­do, la ma­ne­ra de hacer ne­go­cios. Sin em­bar­go, es­tá en un es­ta­do muy in­ci­pien­te en La­ti­noa­mé­ri­ca”. El re­por­te des­ta­ca tam­bién que pe­se a que en La­ti­noa­mé­ri­ca aún no se co­no­cen los ver­da­de­ros al­can­ces de la tec­no­lo­gía block­chain, a ni­vel mun­dial ya es una reali­dad y, por ese mo­ti­vo, las po­si­bi­li­da­des que ofre­ce en las eco­no­mías de Amé­ri­ca La­ti­na pue­den ser una gran opor­tu­ni­dad. “Se trata de al­go más que crip­to­mo­ne­das, pues es­ta tec­no­lo­gía tie­ne un gran po­ten­cial para ser adop­ta­da por di­fe­ren­tes in­dus­trias. En es­ta re­gión su gra­do de de­sa­rro­llo es aún muy ba­jo, es­ta­mos en eta­pas muy tem­pra­nas”, ase­gu­ra Co­rrea. Sin em­bar­go, uno de los gran­des desafíos de es­ta tec­no­lo­gía -se­gún el es­tu­dio de En­dea­vor- es la fal­ta de re­gu­la­ción, una pro­ble­má­ti­ca que es iden­ti­fi­ca­da co­mo una de las más re­le­van­tes. Ade­más, -en esa lí­nea­tam­bién se men­cio­na la adop­ción de tec­no­lo­gía en los mé­to­dos de pa­go. “Para que es­ta tec­no­lo­gía si­ga avan­zan­do, es ne­ce­sa­rio que los paí­ses dis­mi­nu­yan su bre­cha di­gi­tal, y que con­te­mos con más ta­len­to es­pe­cia­li­za­do y ca­li­fi­ca­do en el ma­ne­jo y de­sa­rro­llo de la mis­ma. Pue­de que, efec­ti­va­men­te, es­te­mos an­te una re­vo­lu­ción, pe­ro co­mo país o re­gión nos fal­ta mu­cho por avan­zar”, ase­ve­ra Co­rrea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.