ENEL y CGE cho­can por po­lé­mi­ca de nue­vos me­di­do­res in­te­li­gen­tes

La pri­me­ra es­tá dis­po­ni­ble pa­ra com­prar me­di­do­res an­ti­guos, pe­ro CGE cri­ti­có la me­di­da.

Pulso - - PORTADA - FRAN­CIS­CA O’RYAN K.

—Me­nos de 24 ho­ras des­pués de que la mi­nis­tra de Ener­gía, Su­sa­na Ji­mé­nez, anun­cia­ra que es­tá con­ver­san­do con las em­pre­sas dis­tri­bui­do­ras pa­ra que ellos com­pren a los clien­tes sus me­di­do­res an­ti­guos, su plan ya su­mó un alia­do: la ita­lia­na Enel. “Enel Chi­le co­mu­ni­ca que se su­ma a la pro­pues­ta in­for­ma­da por la mi­nis­tra de Ener­gía, Su­sa­na Ji­mé­nez, y ma­ni­fies­ta su to­tal dis­po­si­ción a par­ti­ci­par de una me­sa de tra­ba­jo téc­ni­ca que ten­drá por ob­je­ti­vo re­vi­sar el pro­ce­di­mien­to de ins­ta­la­ción de los me­di­do­res in­te­li­gen­tes”, di­jo ayer la com­pa­ñía, que agre­gó que, en su opi­nión, “el cam­bio a un sis­te­ma de me­di­ción in­te­li­gen­te es fun­da­men­tal pa­ra la mo­der­ni­za­ción de la red”. Pe­ro la reac­ción de Enel no fue re­pli­ca­da por el res­to de los ac­to­res. De he­cho, fuen­tes de la in­dus­tria co­men­ta­ron que la de­ci­sión de Enel las to­mó por sor­pre­sa, pues las de­más com­pa­ñías aún es­tán ana­li­zan­do los pa­sos a se­guir y es­tán es­tu­dian­do los al­can­ces de la pro­pues­ta del go­bierno. Un te­ma cla­ve ayer, fue que la vo­ce­ría del te­ma, que du­ran­te las úl­ti­mas se­ma­nas ha es­ta­do ra­di­ca­da en la Aso­cia­ción de Em­pre­sas Eléc­tri­cas -que en­ca­be­za Ro­dri­go Cas­ti­llo-, re­ca­yó aho­ra en las fir­mas de ma­ne­ra in­di­vi­dual. Es­to, an­te la fal­ta de una po­si­ción co­mún. Du­ran­te la tar­de de ayer CGE -con­tro­la­da por la his­pa­na Na­turgy y la de ma­yor nú­me­ro de clien­tes en el país- res­pon­dió al lla­ma­do pi­dien­do re­es­tu­diar la pues­ta en mar­cha y el des­plie­gue de es­ta tec­no­lo­gía “mien­tras no exis­ta el con­ven­ci­mien­to ge­ne­ra­li­za­do de sus be­ne­fi­cios”. Ade­más, en­du­re­cien­do el tono, ase­gu­ró que “que la pro­pues­ta de com­prar los me­di­do­res no es la so­lu­ción de fon­do a las in­quie­tu­des que plan­tea es­ta tec­no­lo­gía”. En re­la­ción a la me­sa de tra­ba­jo, la ener­gé­ti­ca di­jo es­tar dis­po­ni­ble pa­ra dia­lo­gar. Eje­cu­ti­vos de otras em­pre­sas ex­pli­ca­ron que su­mar­se a la me­di­da de Ener­gía ne­ce­si­ta un aná­li­sis más pro­fun­do, por­que la in­ver­sión es al­ta y no se vis­lum­bra una re­tri­bu­ción que lo jus­ti­fi­que. Así, al­tos eje­cu­ti­vos del sec­tor con­sul­ta­dos por PUL­SO di­je­ron que no se pue­de to­mar una de­ci­sión de ma­ne­ra tan apre­su­ra­da y que pri­me­ro de­be dis­cu­tir­se en di­rec­to­rio. Otros en tan­to, ase­gu­ra­ron que po­drían no su­mar­se a la pro­pues­ta, ya que si los con­su­mi­do­res no quie­ren el cam­bio -co­mo se ha vis­to en las úl­ti­mas se­ma­nas- se opon­drán al re­cam­bio de los me­di­do­res, por­que tam­po­co les es ren­ta­ble.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.