El he­cho de que es­te es­ta­lli­do fe­mi­nis­ta co­men­za­ra en Holly­wood fue esen­cial: co­mo Na­ta­lie Port­man o An­ge­li­na Jo­lie?

Que Pasa - - ACTUALIDAD -

in­te­rés ma­si­vo. Qui­zás un buen re­fle­jo son las li­bre­rías: Caitlin Mo­ran ven­de mi­llo­nes de co­pias de sus li­bros; Teo­ría King Kong, pu­bli­ca­do en 2006, fue muy di­fí­cil de con­se­guir y cir­cu­ló en ver­sio­nes pi­ra­tas por Su­da­mé­ri­ca has­ta que Pen­guin Ran­dom Hou­se lo re­edi­tó en enero de es­te año. Los en­sa­yos so­bre có­mo edu­car en el fe­mi­nis­mo, de la es­cri­to­ra Chi­ma­man­da Ngo­zi Adi­chie, se ven­den por mi­les. Y un cahuín de pa­si­llo: cuen­tan li­bre­ros chi­le­nos que en­tre los li­bros más ro­ba­dos es­tán los de Judith Butler, una de las gran­des teó­ri­cas del fe­mi­nis­mo y la teo­ría queer. Las ni­ñas mi­ran vi­deos de Be­yon­cé can­tan­do so­bre una pan­ta­lla en la que se lee FEMINIST, y las tien­das de re­tail im­pri­men po­le­ras con le­mas co­mo “El fu­tu­ro es ac­tri­ces de Holly­wood, epí­to­mes de un ideal de fe­mi­nei­dad y be­lle­za inal­can­za­ble, di­je­ron: no­so­tras tam­bién. El ci­ne ha si­do la gran pan­ta­lla de un cam­bio so­cio­cul­tu­ral que se ha ve­ni­do ges­tan­do des­de ha­ce más de un si­glo, que par­tió con el de­re­cho a vo­to, al es­tu­dio uni­ver­si­ta­rio y al tra­ba­jo, y que desem­bo­có en un sin­fín de pos­tu­ras y de­man­das he­te­ro­gé­neas, y he ahí otra fa­la­cia: que to­das las mu­je­res lu­chan por lo mis­mo, que lo fe­me­nino es una iden­ti­dad ho­mo­gé­nea. A las di­fe­ren­cias cul­tu­ra­les, morales, de cla­se o edad, se su­man las dis­tin­tas opi­nio­nes y co­rrien­tes. Hay fe­mi­nis­tas igua­li­ta­rias, de la di­fe­ren­cia, ra­di­ca­les; hay mi­li­tan­tes an­ti y pro por­no­gra­fía; hay de­fen­so­ras y de­trac­to­ras de la ma­ter­ni­dad; hay he­te­ro­se­xua­les Me­rua­ne, es­tán las esen­cia­lis­tas, las que gri­tan ¡igua­les pe­ro dis­tin­tas! y que en su ver­sión más ex­tre­ma pro­cla­man co­sas co­mo el par­to sin anes­te­sia y to­do lo que sue­ne a un re­torno a lo na­tu­ral. Pa­ra com­ple­ji­zar aún más el pa­no­ra­ma, por qué no men­cio­nar a las “les­bia­nas ra­di­ca­les” co­mo la teó­ri­ca fran­ce­sa Mo­ni­que Wit­tig, que plan­tea que “la he­te­ro­se­xua­li­dad es un ré­gi­men po­lí­ti­co que se ba­sa en la su­mi­sión y apro­pia­ción de las mu­je­res”. Es­te re­su­men no es pa­ra na­da ex­haus­ti­vo, pe­ro ilus­tra lo que Me­rua­ne lla­ma el “ma­reo de la eman­ci­pa­ción ac­tual”, la he­te­ro­ge­nei­dad de pen­sa­mien­tos que aglu­ti­na hoy lo que sue­le lla­mar­se “fe­mi­nis­mo”. De ahí que sea im­po­si­ble des­me­nu­zar en un tex­to de es­ta ex­ten­sión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.