Su son­ri­sa, su ar­ma de se­duc­ción

Ser Padres (Chile) - - 0-12 MESES -

El pe­que­ño hu­mano no pue­de aga­rrar­se al pe­la­je de su ma­dre, co­mo lo ha­cen al­gu­nos ani­ma­les co­mo los mo­nos, por ejem­plo, con el fin de es­tar siem­pre pe­ga­do a ella. Sin em­bar­go, la sa­bia na­tu­ra­le­za no lo de­ja des­pro­te­gi­do y en lu­gar de pe­lo lo do­ta de la ca­pa­ci­dad de son­reír pa­ra de­mos­trar su afec­to, pe­ro tam­bién su ne­ce­si­dad de que lo quie­ran y lo cui­den. ¿Ver­dad que cuan­to ves son­reír a tu hi­jo no pue­des evi­tar co­rrer hacia él pa­ra co­mér­te­lo a be­sos? Pues ese es, jus­to, el ob­je­ti­vo de su pí­ca­ra y en­can­ta­do­ra son­ri­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.