Ver­da­des a me­dias

Ser Padres (Chile) - - 0 A 12 MESES -

Tra­ga bien la le­che pe­ro mal la sa­li­va

Es la du­da que se plan­tean mu­chas ma­dres, ¿tú tam­bién? Pues tie­ne fá­cil res­pues­ta: cuan­do el be­bé to­ma la le­che, rea­li­za los mo­vi­mien­tos de suc­ción y de­glu­ción de for­ma au­to­má­ti­ca, uno de­trás de otro y a un rit­mo sua­ve. Es­to no ocu­rre con la pro­duc­ción de sa­li­va: la ba­ba se le va acu­mu­lan­do en la boca sin que él se dé cuen­ta; pa­ra cuan­do se per­ca­ta de ello, ha acu­mu­la­do ya tan­ta que le re­sul­ta im­po­si­ble tra­gar­la to­da y por eso le re­bo­sa por las co­mi­su­ras de los la­bios.

Con el ba­beo su­fre más que­ma­du­ras

Un mi­to ex­ten­di­do sobre el ba­beo es que ha­ce que el ni­ño su­fra que­ma­du­ras, por­que el ex­ce­so de sa­li­va au­men­ta la aci­dez de la ori­na, pe­ro no es ver­dad. Lo que ocu­rre es que cuan­do el be­bé em­pie­za a to­mar ali­men­tos nue­vos (que es jus­to cuan­do ba­bea), su rit­mo in­tes­ti­nal de­ja de ser “el de siem­pre” y sus de­po­si­cio­nes in­cre­men­tan, por lo cual los pa­pás de­ben es­tar más aten­tos pa­ra cam­biar­le el pa­ñal; si no, pue­de que lo de­jen de­ma­sia­do tiem­po con el pa­ñal su­cio y se que­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.