Sien­do su abue

Ser Padres (Chile) - - SER ABUELOS -

La ac­ti­tud más sa­na pa­ra to­dos, y en es­pe­cial pa­ra ti, es co­lo­car­te en el pa­pel de abue­lo. Ya lo vi­mos. Sa­be­mos que sue­na fá­cil y en­ten­de­mos que no lo es por­que día a día de­bes en­fren­tar las tra­ve­su­ras y be­rrin­ches del pe­que; co­ti­dia­na­men­te de­bes re­sol­ver qué de­cir­le y có­mo co­rre­gir­lo. Es cuan­do em­pie­zas a ser un abue-pa­pá por­que de­bes po­ner­le lí­mi­tes, dis­ci­pli­nar­lo, edu­car­lo. ¡Có­mo no ha­cer­lo! Sin em­bar­go, es­tos dos se­cre­tos te ayu­da­rán a no de­jar de ser su abue.

1. En­ten­der que quie­nes es­tán a car­go de la edu­ca­ción del pe­que son su pa­pás, por lo cual es ne­ce­sa­rio que ellos te ex­pli­quen lo que quie­ren im­ple­men­tar co­mo me­di­das de crian­za, as­pec­tos que de­bes res­pe­tar. Así ocu­rri­rán dos co­sas im­por­tan­tes: ellos se res­pon­sa­bi­li­za­rán de su pa­pel fren­te al ni­ño y tú te ocu­pa­rás más de dis­fru­tar a tu nie­to.

2. Con­si­de­rar que los abue­los son quie­nes re­ci­ben el re­ga­lo de te­ner ni­ños tre­men­da­men­te dis­pues­tos a dar un ca­ri­ño in­con­di­cio­nal a quie­nes los cui­dan, de for­ma ca­si in­na­ta, por lo que tú so­lo de­bes ali­men­tar ese amor. Es­te pen­sa­mien­to te ayu­da­rá a per­ci­bir que lo me­jor que te pu­do ha­ber pa­sa­do en la vi­da es ser abue­lo (y se­gu­ro ya lo pien­sas, pe­ro aho­ra lo vi­vi­rás con to­da plenitud).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.