3 A 4 AÑOS

Na­da de­ten­drá su afán in­ves­ti­ga­dor; me­jor sea­mos su que­ri­do Wat­son.

Ser Padres (Chile) - - EN PORTADA - POR ZUREMA LA­GO FO­TOS ISTOCK DI­SE­ÑO SORAYA AVELAR TANUS

Se ha con­ver­ti­do en to­do un Sher­lock Hol­mes. Acom­pá­ña­lo a des­cu­brir el mun­do.

AQUE­LLO QUE ASI­MI­LAN ME­JOR ES SIEM­PRE LO QUE APREN­DEN POR SÍ MIS­MOS. ELLOS SON LA CAU­SA O MO­TOR Y RE­CI­BEN EL EFEC­TO O LAS CON­SE­CUEN­CIAS.

Cuan­do los ni­ños em­pie­zan a do­mi­nar cier­tas des­tre­zas psi­co­mo­tri­ces co­mo ca­mi­nar, abrir ca­jo­nes y ar­ma­rios, lle­gar a cier­tos si­tios que an­tes les re­sul­ta­ban inac­ce­si­bles o ma­ni­pu­lar ob­je­tos has­ta ave­ri­guar qué tie­nen den­tro, se vuel­ven im­pa­ra­bles. Ocu­rre que cuan­to más ave­ri­guan acerca de lo que los ro­dea, más cu­rio­si­dad tie­nen por sa­ber qué hay un po­co más allá.

Se­gún co­men­ta Cat­he­ri­ne L’Ecu­yer en su li­bro Edu­car en el asom­bro, fren­te a un en­fo­que rí­gi­do y con­duc­tis­ta, Ma­ría Mon­tes­so­ri cau­só es­cán­da­lo al afir­mar que el pro­ce­so de apren­di­za­je se ini­cia­ba den­tro del ni­ño, mien­tras que el en­torno, los maes­tros y los mis­mos pa­dres eran sim­ples fa­ci­li­ta­do­res. ¿De­be­mos, por tan­to, po­ner lí­mi­tes a ese afán por des­cu­brir­lo to­do que ema­nan los ni­ños? Ro­tun­da­men­te, no. Sin em­bar­go, pa­ra que su desa­rro­llo fí­si­co e in­te­lec­tual no se vea ame­na­za­do, ni hay que sa­tu­rar su in­te­rés, ni hay que ig­no­rar los lí­mi­tes de sus pe­que­ñas ha­za­ñas; so­lo hay que acom­pa­ñar­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.