De los 4 a los 6 me­ses

Ser Padres (Chile) - - PORTADARECIÉN NACIDOS -

Al mes de vi­da apro­xi­ma­da­men­te, la flo­ra bac­te­ria­na del be­bé es más ri­ca y su sis­te­ma di­ges­ti­vo más ma­du­ro. Mu­chas gua­guas si­guen ha­cien­do una me­dia de cua­tro de­po­si­cio­nes dia­rias, pe­ro otros re­gis­tran a par­tir de es­ta fe­cha un cam­bio en las eva­cua­cio­nes que sue­le preo­cu­par: va­rias ve­ces al día eva­cuan pe­ro ca­da tres, cin­co o in­clu­so a los sie­te días, lo que dis­pa­ra la alar­ma del es­tre­ñi­mien­to. Pe­ro el ni­ño no es­tá es­tre­ñi­do. ¿En­ton­ces, qué le pa­sa? Es­te fe­nó­me­nos ella­map se u do es­tre­ñi­mien­to( fal­so es­tre­ñi­mien­to) del be­bé ama­man­ta­do; sin em­bar­go, no es es­tre­ñi­mien­to ni ocu­rre so­lo en be­bés ama­man­ta­dos. Es el re­sul­ta­do de la ma­yor ma­du­rez di­ges­ti­va de tu hi­jo, su cuer­po apro­ve­cha to­do lo que co­me y no ne­ce­si­ta eli­mi­nar tan a me­nu­do. Pa­sa­dos esos días y opor­tu­na­men­te, con fre­cuen­cia co­mo un torpe­do, lle­ga la tan es­pe­ra­da ca­qui­ta: blan­di­ta, so­no­ra, con buen co­lor y a me­nu­do des­bor­dan­te. Es se­ñal de que no es­tá es­tre­ñi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.