5 RE­GLAS PA­RA ES­TAR EN AR­MO­NÍA

Ser Padres (Chile) - - LA NAVIDAD + FELIZ CON TUS HIJOS -

La con­vi­ven­cia con otras per­so­nas a ve­ces no pa­re­ce sen­ci­lla, sin em­bar­go, man­te­ner el res­pe­to y cui­dar la vi­da emo­cio­nal de tu pe­que­ño es in­dis­pen­sa­ble pa­ra su desa­rro­llo. Im­ple­men­ta es­tos prin­ci­pios que pro­po­ne la psi­có­lo­ga Ma­ria­na Ri­ve­ra, de la Uni­ver­si­dad La Sa­lle, pa­ra con­ser­var su son­ri­sa.

• Nun­ca ex­pon­gas los dis­gus­tos que ten­gas con tu pa­re­ja o con tu ex; es ló­gi­co que tu fa­mi­lia y ami­gos se sen­ti­rán agra­via­dos tam­bién y to­ma­rán par­ti­do, lo que pue­de afec­tar a tu hi­jo.

• Mar­ca lí­mi­tes muy cla­ros pa­ra el res­to de la fa­mi­lia con res­pec­to a su in­ter­ven­ción en la edu­ca­ción, así co­mo de sus há­bi­tos; se tra­ta de una res­pon­sa­bi­li­dad que só­lo les per­te­ne­ce a ti y a tu pa­re­ja.

• Si tie­nes que co­rre­gir­lo, hazlo en pri­va­do; ja­más lo ex­pon­gas a la hu­mi­lla­ción o a que al­guien más se in­vo­lu­cre en un asun­to de am­bos.

• Por nin­gún mo­ti­vo per­mi­tas que se bur­len de él, que lo es­pan­ten o que le pon­gan apo­dos por al­gu­na con­di­ción fí­si­ca, ya que esas ac­cio­nes se con­vier­ten en cos­tum­bre y afec­ta­rán su au­to­es­ti­ma.

• Pro­mue­ve el res­pe­to de tu hi­jo ha­cia los adul­tos y de es­tos pa­ra con él; a par­tir de ello es po­si­ble crear re­la­cio­nes só­li­das y sa­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.