ADUL­TO-NI­ÑO

Ser Padres (Chile) - - #VI­VAN­LOS­NI­ÑOS -

Al pa­so de los años cree­mos que “de­be­mos com­por­tar­nos co­mo adul­tos”, so­bre to­do cuan­do se tra­ta de ser pa­pás. Sin em­bar­go, ser adul­to no sig­ni­fi­ca ser frío, es­tric­to, cua­dra­do, se­rio, rí­gi­do… sino po­ner en equi­li­brio los sen­ti­mien­tos, ac­ti­tu­des y con­duc­tas, adap­tán­do­nos a la reali­dad. En la ni­ñez pre­do­mi­nan la afec­ti­vi­dad, emo­cio­nes, ex­pre­si­vi­dad e in­tui­ción; por eso te­ne­mos mie­do de ex­pre­sar nues­tra emo­cio­na­li­dad: “es co­sa de ni­ños” pen­sa­mos. De­ja­mos atrás el abra­zar bien fuer­te a un ser que­ri­do, de­cir­le: “Te ex­tra­ño” o “no te va­yas”, ju­gar, go­zar, car­ca­jear­nos…

Nues­tro ni­ño es la par­te de nues­tra per­so­na­li­dad que apor­ta es­pon­ta­nei­dad, crea­ti­vi­dad, en­tu­sias­mo... es lo más ge­nuino de no­so­tros mis­mos y per­ma­ne­ce en nues­tro ser des­de siem­pre. Pa­ra lo­grar re­co­nec­tar­te, tu hi­jo es tu ma­yor maes­tro. Ob­ser­va có­mo es, có­mo se con­du­ce y vi­ve sus días más li­ge­ro, ¡có­pia­le! Po­co a po­co te da­rás cuen­ta de que ser adul­to no es­tá pe­lea­do con tus ne­ce­si­da­des y de­seos, emo­cio­nes o sen­ti­mien­tos, tam­po­co con tus ob­je­ti­vos y mu­cho me­nos con tu ma­du­rez. Al con­tra­rio: dis­fru­ta­rás de una vi­da más ple­na si tu ni­ño in­terno es­tá im­pli­ca­do: ¡dis­fru­ta y ama la vi­da!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.