NUE­VA PA­TER­NI­DAD

Ca­da día son más los pa­pás que se in­vo­lu­cran de for­ma ac­ti­va en la edu­ca­ción de sus hi­jos y, so­bre to­do, en guiar­los con amor, com­pro­mi­so y res­pe­to.

Ser Padres (Chile) - - EN PORTADA -

Nues­tros abue­los y pa­dres cre­cie­ron en un mo­de­lo de edu­ca­ción pa­triar­cal, y es­to ha evo­lu­cio­na­do: ca­da vez hay más fa­mi­lias que se re­par­ten las ta­reas y la pa­re­ja se im­pli­ca por igual en la crian­za de los hi­jos. Los pa­pás del si­glo XXI lle­van a los ni­ños a la es­cue­la, van a las jun­tas con los pro­fe­so­res o los cui­dan cuan­do es­tán en­fer­mos. Asi­mis­mo, la for­ma de edu­car se ba­sa ca­da vez más en el res­pe­to ha­cia el pe­que­ño, de­jan­do de la­do mo­de­los au­to­ri­ta­rios.

Nue­vas re­glas

• Edu­car de­pen­de de la per­so­na y su co­ne­xión emo­cio­nal con el ni­ño.

• Dar amor, cui­da­dos, sen­si­bi­li­dad, cer­ca­nía y con­ten­ción al ni­ño.

• Ser maduro y de­jar atrás los mo­de­los pa­triar­ca­les. Preo­cu­par­se por el bie­nes­tar psi­co­ló­gi­co del ni­ño.

Más res­pe­to, más co­mu­ni­ca­ción

La con­cien­ti­za­ción de los pa­pás y ma­más ha­cia un mo­de­lo más res­pe­tuo­so, ba­sa­do en la co­mu­ni­ca­ción, es ca­da vez ma­yor. Los ni­ños ne­ce­si­tan es­tar con sus pa­pás mu­cho más tiem­po ca­da día. ¡To­do es­to tie­ne que cam­biar! Sin usar el cas­ti­go, gri­tos, bur­las, cas­ti­gos y me­nos gol­pes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.