EL PAR­TI­DO DEL SI­GLO

de mu­chos El fut­bol es un de­por­te y no so­lo pa­ra los ni­ños be­ne­fi­cios, pe­ro por tie­nen gran­des lec­cio­nes ni­ñas: los pa­dres jun­tos en es­te a él. Es­fuér­cen­se apren­der gra­cias me­jo­res pa­pás! gran jue­go, ¡y vuél­van­se

Ser Padres (Chile) - - EN ACCIÓN -

En me­dio de to­da la fie­bre fut­bo­le­ra del Mun­dial de Ru­sia 2018, qui­zás a tus ni­ños les lla­me la aten­ción ex­pe­ri­men­tar la emo­ción

de es­te de­por­te: la com­pe­ten­cia, la amis­tad, el es­fuer­zo, las trom­pe­tas, los go­les… Con­ta­gia­dos de tan­to en­tu­sias­mo, tal

LOS GO­LES HIS­TÓ­RI­COS

Ade­más del desa­rro­llo de ha­bi­li­da­des fí­si­cas, una ven­ta­ja im­por­tan­te de la ac­ti­vi­dad de­por­ti­va es la ad­qui­si­ción de va­lo­res. De acuer­do al di­rec­tor de­por­ti­vo Eduar­do de la To­rre, la prác­ti­ca dis­ci­pli­na­da del fut­bol fo­men­ta la in­te­gra­ción den­tro de un gru­po; es de­cir, el ni­ño se ve en la ne­ce­si­dad de en­con­trar su lu­gar den­tro del equi­po, ayu­dar a los otros ni­ños, mi­rar có­mo pue­de be­ne­fi­ciar­los y así, po­co a po­co, lo­grar un sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia que lo ayu­da por­que apren­de a so­cia­li­zar sanamente.

Hay ni­ños a los que les cues­ta tra­ba­jo in­te­grar­se al equi­po, son re­traí­dos, tí­mi­dos o su na­tu­ra­le­za es in­tro­ver­ti­da, pe­ro el fut­bol los ayu­da a apren­der a con­vi­vir por­que les vez co­rran a de­cir­te: “pa­pá, ma­má, quie­ro ju­gar fut­bol…”, y ten­drás la opor­tu­ni­dad de lle­var­lo, pues sea ni­ño o ni­ña, es­ta ac­ti­vi­dad de­ja­rá a tu pe­que­ño gran­des be­ne­fi­cios tan­to a su cuer­po co­mo a su men­te. De he­cho, us­te­des, co­mo pa­pás, tam­bién apren­de­rán mu­cho más acer­ca de la crian­za.

desa­rro­lla ha­bi­li­da­des so­cia­les y les apor­ta va­lo­res. “En el fut­bol, la so­li­da­ri­dad es un va­lor que se in­cre­men­ta mu­cho por­que an­te el error y el acier­to cuen­ta el apo­yo que los ni­ños se dan en­tre ellos; el es­ti­mu­lar al com­pa­ñe­ro an­te un error y apo­yar­lo en el acier­to pa­ra que si­ga ade­lan­te. En es­te sen­ti­do, tam­bién se tra­ba­ja el va­lor de la com­pe­ten­cia, no en­fo­ca­da a ga­nar, sino a la leal­tad, es de­cir, que se jue­ga en cir­cuns­tan­cias igua­les sin sa­car ven­ta­ja.

“Yo le lla­mo va­lor a to­das esas cues­tio­nes don­de no so­la­men­te es que yo me sien­ta bien o yo prac­ti­que, sino a que los de­más tam­bién lo ha­gan. Creo que es­to pue­de ayu­dar a los ni­ños en su vi­da fue­ra de una can­cha, apar­te del de­por­te, en sus actividades dia­rias”, ex­pli­ca De la To­rre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.