• CON­SE­JOS PARA • SU­PE­RAR ES­TA SI­TUA­CIÓN

Ser Padres (Chile) - - POSPARTO -

SÉ CONS­CIEN­TE DE QUE LO ES­TÁS PRE­SEN­TAN­DO

Dar­te cuen­ta es el pri­mer pa­so para po­der cam­biar; si de­tec­tas al­gu­na de las ca­rac­te­rís­ti­cas an­te­rio­res, em­pie­za a pen­sar en es­tra­te­gias que te ayu­den a cam­biar esos pa­tro­nes.

ACEP­TA AYU­DA DE TER­CE­ROS

¡No to­do lo pue­des ha­cer so­la! Sí, es di­fí­cil acep­tar­lo, pe­ro se pue­de lo­grar. De­le­ga a quien pue­das, so­bre to­do, acep­ta que na­da tie­ne de ma­lo; ve­rás que ellos (es­po­so, sue­gra, tía, ami­ga, ma­má, pri­ma...) se sen­ti­rán fe­li­ces de po­der apo­yar­te y tú mu­cho más ali­via­na­da. Re­cuer­da que tie­nes ya bas­tan­tes ta­reas por ter­mi­nar en el día.

OR­GA­NI­ZA TU DÍA HA­CIEN­DO RU­TI­NAS PARA TI Y PARA TU FA­MI­LIA

La ru­ti­na for­ma há­bi­tos: si creas ho­ra­rios te sen­ti­rás me­jor en cum­plir­los y, ade­más, ayu­da­rás a que los de­más miem­bros de tu fa­mi­lia tam­bién se sien­tan guia­dos y con or­den.

DA­TE ES­PA­CIOS PARA TI Y TU PA­RE­JA

A ve­ces sue­na muy com­pli­ca­do, pe­ro se pue­de, aun­que sea que lo ten­gas que agen­dar co­mo ci­ta de doc­tor: ya sa­brán us­te­des ca­da cuán­to es po­si­ble (ca­da se­ma­na, quin­ce­na o mes); el chis­te es no per­der­lo y dis­fru­tar la re­la­ción con­yu­gal.

PRIO­RI­ZA TUS AC­TI­VI­DA­DES DIARIAS Y OB­JE­TI­VOS

A ve­ces que­re­mos ser su­per­wo­men, pe­ro re­cuer­da que eres una ser hu­ma­na y que pue­des ha­cer so­lo cier­tas ac­ti­vi­da­des al día. Es­cri­be 10 ta­reas diarias en un cua­derno y en­fó­ca­te a re­sol­ver­las: lo de­más pue­de es­pe­rar.

HAZ EQUI­PO CON TU PA­RE­JA

Ca­da pa­re­ja tie­ne su fun­cio­na­mien­to, pe­ro es im­por­tan­te que ca­da quien se­pa en qué pue­de ayu­dar, así po­drás or­ga­ni­zar­te me­jor y sa­brás con qué con­tar.

BUS­CA TIEM­PO DE CA­LI­DAD PARA TI

No pue­des vi­vir para los de­más so­la­men­te; re­cuer­da que tú es­tás pri­me­ro y no es que seas egoís­ta, pe­ro sí es im­por­tan­te cui­dar­te a ti para es­tar bien y po­der dar lo me­jor a los de­más.

BUS­CA AYU­DA PRO­FE­SIO­NAL EN CA­SO DE SEN­TIR QUE NO ES­TÁS PU­DIEN­DO SO­LA

Hay ve­ces que in­ten­ta­mos to­do, pe­ro por más que desee­mos sa­car fuer­zas no po­de­mos; en ese ca­so bus­ca un es­pe­cia­lis­ta (co­mo un psi­có­lo­go) que te ayu­de a iden­ti­fi­car qué ocu­rre y que te guíe pa­so a pa­so para ir­lo re­sol­vien­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.