LA IM­POR­TAN­CIA DE CE­LE­BRAR SU CUM­PLEA­ÑOS

El pri­mer cum­plea­ños de tu hi­jo es un día úni­co que no de­bes pa­sar por al­to... bueno, ni el se­gun­do ni el ter­cer año: ca­da uno es es­pe­cial e irre­pe­ti­ble; dis­fru­ta al má­xi­mo có­mo va cre­cien­do tu hi­jo y hazle sen­tir lo im­por­tan­te que es para ti.

Ser Padres (Chile) - - CONTENIDO -

Sin du­da, el pri­mer cum­plea­ños de un ni­ño es un día muy va­lio­so para los pa­pás, pe­ro a lo me­jor pien­sas qué per­ci­be tu hi­jo, si en­tien­de lo que ocu­rre o si aca­so guar­da­rá al­gún re­cuer­do.

Al ce­le­brar un cum­plea­ños trans­mi­ti­mos la fe­li­ci­dad de que una per­so­na llegara a tu vi­da. Tu hi­jo per­ci­bi­rá la ce­le­bra­ción co­mo una mues­tra de ca­ri­ño, al­go que re­per­cu­ti­rá en su au­to­es­ti­ma y se­gu­ri­dad emo­cio­nal. Pien­sa que es un día im­por­tan­te que so­lo ocu­rre una vez al año y ce­le­brar­lo ali­men­ta el víncu­lo que los ha­ce una fa­mi­lia.

PRI­MER AÑO

Ce­le­brar el pri­mer año de vi­da sig­ni­fi­ca que co­mo pa­pás su­pe­raron 365 días de in­cer­ti­dum­bres, ¡ce­le­bran un lo­gro en con­jun­to! Los ni­ños com­pren­den el mun­do que los ro­dea a par­tir del sig­ni­fi­ca­do que sus pa­pás le dan a las ex­pe­rien­cias co­ti­dia­nas y ex­tra­or­di­na­rias. Si ce­le­brar el pri­mer cum­plea­ños es un he­cho sig­ni­fi­ca­ti­vo para us­te­des, tu hi­jo lo vi­vi­rá co­mo un día es­pe­cial. Aun­que aún no ten­ga ca­pa­ci­dad para re­cor­dar exac­ta­men­te ese día (lo ha­rá gra­cias a las fotografías), la hue­lla emo­cio­nal que de­ja la ce­le­bra­ción en el be­bé (y en los pa­pás) per­du­ra a lo lar­go del tiem­po y con­tri­bu­ye a es­cri­bir la his­to­ria del ni­ño con re­cuer­dos y mo­men­tos úni­cos en fa­mi­lia. Un be­bé de un año no ne­ce­si­ta una gran fies­ta, ten cui­da­do de no ago­biar­lo, evi­ta el tu­mul­to y pro­cu­ra no sa­car­lo de su ru­ti­na.

A PAR­TIR DEL SE­GUN­DO

Tu hi­jo vi­vi­rá ca­da cum­plea­ños con una in­ten­sa emo­ción; pro­cu­ra to­mar­lo en cuen­ta para ver có­mo quie­re fes­te­jar su día es­pe­cial.

TU HI­JO DE TRES AÑOS

Sus ami­gos son im­pres­cin­di­bles a par­tir de es­ta edad. To­ma en cuen­ta su opi­nión, pre­gún­ta­le a quién quie­re in­vi­tar, qué le gus­ta­ría ha­cer, qué personaje o te­má­ti­ca desea­ría...

FES­TE­JA A DOS HI­JOS

Si coin­ci­den las fe­chas de cum­plea­ños de tus hi­jos, lo más im­por­tan­te es ha­blar­lo con tu hi­jo ma­yor para sa­ber qué opi­na so­bre ce­le­brar su cum­plea­ños jun­to al de su her­ma­ni­to.

SI TIE­NES GE­ME­LOS

Pue­des uni­fi­car ce­le­bra­cio­nes pe­ro de­bes in­cluir de­ta­lles que va­yan de acuer­do a la per­so­na­li­dad de ca­da ni­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.