Prue­ba VANIDADES

Vanidades (Chile) - - Beauty Tips - — Pau­li­na Mardones S., Co­la­bo­ra­do­ra de Vanidades.

Siem­pre me acuer­do de una vez que fui a la ca­sa de una ami­ga y es­cu­ché a su ma­má di­cien­do en una conversación por te­lé­fono que a par­tir de los 25 años las mu­je­res co­men­za­ban a en­ve­je­cer. Aun­que en ese en­ton­ces te­nía 12 años y no le di ma­yor im­por­tan­cia, fue al cum­plir los 25 cuan­do la fra­se co­bró sen­ti­do. Así em­pe­cé a in­ves­ti­gar so­bre el te­ma tan­to por In­ter­net co­mo pre­gun­tán­do­le a mi der­ma­tó­lo­go, y pu­de co­rro­bar que efec­ti­va­men­te a par­tir de esa edad nues­tra piel em­pie­za a vi­vir el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to. Por eso, no qui­se per­der nin­gún mi­nu­to más y co­men­cé otra bús­que­da, pe­ro es­ta vez de al­gún cos­mé­ti­co al­ta­men­te hi­dra­tan­te que me ayu­da­ra a pre­ve­nir la apa­ri­ción de lí­neas de ex­pre­sión, y que a la vez, es­tu­vie­ra for­mu­la­do pa­ra pie­les mix­tas co­mo la mía. Fue así co­mo lle­gué al C+ AHA de Cells­kin­lab, un sue­ro que en­tre­ga una ac­ción an­ti­oxi­dan­te, ya que con­tro­la el fo­to­en­ve­je­ci­mien­to y rea­li­za una sua­ve ex­fo­lia­ción que ayu­da a pu­ri­fi­car la piel. Al­go que me lla­mó la aten­ción de es­te pro­duc­to fue su fór­mu­la, ya que con­tie­ne vi­ta­mi­na C, áci­do gli­có­li­co y áci­do lác­ti­co, ac­ti­vos que es­ti­mu­lan la pro­duc­ción de co­lá­geno y elas­ti­na dis­mi­nu­yen­do las lí­neas de ex­pre­sión y a la vez, en­tre­gan fir­me­za e hi­dra­ta­ción. Lle­vo cer­ca de tres se­ma­nas uti­li­zán­do­lo to­dos los días sin fal­ta, y pue­do de­cir que des­de la pri­me­ra apli­ca­ción no­té mi piel mu­cho más hi­dra­ta­da, es­pe­cial­men­te en las zo­nas re­se­cas de mi ca­ra co­mo son las me­ji­llas y el con­torno de ojos. Ca­da ma­ña­na des­pués de la­var­me el ros­tro, apli­co en la pal­ma de mi mano unas cua­tro go­ti­tas del sue­ro y lo dis­tri­bu­yo con ma­sa­jes por to­da la ca­ra y el cue­llo. Una vez que se ab­sor­be (que es bas­tan­te rá­pi­do) con­ti­núo con el con­torno de ojos y el res­to de mis cre­mas ha­bi­tua­les. Ade­más de hi­dra­tar mi piel, al­go que me en­can­ta del C+ AHA es que tie­ne una tex­tu­ra no gra­sa y muy li­ge­ra, ca­si im­per­cep­ti­ble, por lo que es ideal pa­ra gen­te de piel mix­ta, gra­sa o con ten­den­cia al ac­né. La ver­dad es que es­te pro­duc­to ha si­do un gran des­cu­bri­mien­to, y aun­que su ac­ción pre­ven­ti­va del en­ve­je­ci­mien­to es a lar­go pla­zo y aún no se pue­de apre­ciar, sí agra­dez­co su efec­to in­me­dia­to que me ha ayu­da­do a de­vol­ver­le a mi piel la hi­dra­ta­ción y lu­mi­no­si­dad que ne­ce­si­ta. Sin du­da, es un must den­tro de mi ru­ti­na de cui­da­dos fa­cia­les.

C+ AHA, de Cells­kin­lab. Sue­ro de tex­tu­ra li­ge­ra y no gra­sa con ac­ción an­ti­oxi­dan­te e hi­dra­tan­te, $33.990.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.