Selena Gomez

Vanidades (Chile) - - CONTENIDO - POR BEN­JA­MÍN ACOS­TA, DES­DE LOS ÁN­GE­LES

El pa­sa­do ju­lio nos sor­pren­di­mos con el anun­cio de ma­tri­mo­nio de Jus­tin Bie­ber, y no pre­ci­sa­men­te con Selena Gomez, su eter­na no­via con quien ha­bía ter­mi­na­do y vuel­to in­nu­me­ra­bles ve­ces. Hoy el ca­pí­tu­lo pa­re­ce es­tar ce­rra­do y el si­len­cio de la can­tan­te nos mues­tran su ma­du­rez y cal­ma. ¿Qué se­rá real­men­te lo que pa­sa con su co­ra­zón? La ima­gen es de Getty Images.

Pa­só de es­tre­lla in­fan­til a fas­hio­nis­ta exi­to­sa, pe­ro su carrera ar­tís­ti­ca se ha vis­to irre­me­dia­ble­men­te sal­pi­ca­da de ru­mo­res en torno a su vi­da per­so­nal. El rom­pi­mien­to de­fi­ni­ti­vo de la re­la­ción sen­ti­men­tal que man­te­nía con Jus­tin Bie­ber se con­vir­tió en un te­ma cada vez más lla­ma­ti­vo, so­bre to­do cuan­do el ar­tis­ta ca­na­dien­se anun­ció su com­pro­mi­so con la mo­de­lo Hailey Bald­win.

Po­dría de­cir­se que ex­plo­tó una bom­ba en In­ter­net des­de el ins­tan­te en que mi­llo­nes de se­gui­do­ras de Selena Gomez (26) se en­te­ran de la bo­da que el pró­xi­mo año ce­le­bra­rá su fa­mo­so ex­no­vio.

Sin em­bar­go, la reac­ción de la ar­tis­ta y em­pre­sa­ria texana ha si­do un ejem­plo de cau­te­la e in­te­li­gen­cia al evi­tar ex­po­ner­se en me­dio de es­te shock ex­pan­si­vo. Una prue­ba que sur­ge a ma­ne­ra de re­afir­ma­ción tan­to de su ca­rác­ter co­mo de la ima­gen me­diá­ti­ca que ha sa­bi­do cui­dar. Fuen­tes cer­ca­nas que de­ci­die­ron ha­blar en ano­ni­ma­to con ser­vi­cios de in­for­ma­ción co­mo TMZ y Holly­wood Re­por­ter, ase­gu­ran el he­cho de que Selena es de una pie­za, prác­ti­ca­men­te la mis­ma per­so­na cuan­do es­tá so­bre el es­ce­na­rio o bien con­vi­vien­do con su fa­mi­lia y ami­gos, ca­li­dad hu­ma­na y ar­tís­ti­ca que la mol­dean prác­ti­ca­men­te de tiem­po com­ple­to.

SIN PER­DER PI­SO

La his­to­ria de Selena Ma­rie Gomez, su ta­len­to y arri­bo a la fa­ma, es­tá mar­ca­da tan­to por la per­se­ve­ran­cia co­mo por la sen­si­bi­li­dad que va más allá de ac­ti­vi­da­des ar­tís­ti­cas y la pla­nea­ción de nue­vos ne­go­cios.

La ex­ten­sa la­bor fi­lan­tró­pi­ca que ha rea­li­za­do es mues­tra tan­gi­ble de su sen­si­bi­li­dad y sen­ti­do co­mún. Sea in­vo­lu­crán­do­se con cau­sas in­fan­ti­les, de edu­ca­ción o me­dioam­bien­te, de res­pe­to a la di­ver­si­dad de pre­fe­ren­cias se­xua­les o in­clu­so re­la­cio­na­das con el tra­to éti­co ha­cia los ani­ma­les. La­bo­res hu­ma­ni­ta­rias y un in­ten­so ac­ti­vis­mo so­cial que la lle­van a con­ver­tir­se en la embajadora más jo­ven de la UNICEF en 2009.

La tam­bién pro­duc­to­ra de te­le­vi­sión y di­se­ña­do­ra de mo­das na­ci­da en 1992, pro­yec­ta an­te sí mis­ma un gran pa­no­ra­ma lleno de re­tos y sa­tis­fac­cio­nes en di­fe­ren­tes ni­ve­les. Des­de que de­bu­tó a los sie­te años co­mo par­te del elen­co de Bar­ney y sus ami­gos has­ta su afor­tu­na­da in­cur­sión co­mo in­tér­pre­te mu­si­cal con los ál­bu­mes Stars Dan­ce y Re­vi­val. Des­de en­ton­ces quien es con­fe­sa ad­mi­ra­do­ra de Brit­ney Spears y Rihan­na, no ha per­di­do vi­si­bi­li­dad co­mo tam­po­co pres­ti­gio al evi­tar caer an­te las ten­ta­cio­nes ne­ga­ti­vas que pue­de ofre­cer a la vez el mun­do del en­tre­te­ni­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.