Estilo LOW COST

Creer que ne­ce­si­tas pren­das de di­se­ña­dor para lu­cir im­pe­ca­ble es co­sa del pa­sa­do, y tan­to ce­le­bri­da­des co­mo mu­je­res de la reale­za eu­ro­pea de­jan cons­tan­cia de ello, y es que la ele­gan­cia es cues­tión de ori­gi­na­li­dad.

Vanidades (Chile) - - Actualidad - POR MARÍA DEL CARMEN LÓPEZ

La rei­na Le­ti­zia de Es­pa­ña o fa­mo­sas de la ta­lla de Mi­che­lle Oba­ma u Oli­via Pa­ler­mo lu­cen ex­cep­cio­na­les en pren­das low cost. Cier­to. No so­lo se de­be a que tie­nen a su dis­po­si­ción un asistente per­so­nal, el cual las ayu­da a se­lec­cio­nar la ropa que les sien­ta me­jor para ca­da ocasión; de he­cho, son ellas mis­mas quie­nes sue­len acu­dir a las tien­das y apro­ve­char, así co­mo cual­quier mor­tal, las tem­po­ra­das de re­ba­jas.

Su éxi­to no so­lo se de­be a que han apren­di­do a crear com­bi­na­cio­nes que ar­mo­ni­zan con su fi­gu­ra, sino al ar­te de in­cor­po­rar di­se­ños de bajo cos­to a su cló­set para lu­cir las tendencias sin afec­tar su cartera.

Sus se­cre­tos me­jor guar­da­dos

Ves­tir low cost no es si­nó­ni­mo de lu­cir in­sul­sa ni en serie por­que to­do mun­do eli­ge los mis­mos mo­de­los. Para ha­cer una com­pra que reúna las ca­rac­te­rís­ti­cas de moda, ca­li­dad y buen pre­cio, lo pri­me­ro a con­si­de­rar, de acuer­do con Víc­tor Blan­co, au­tor de Sin com­ple­jos, ideas, con­se­jos y se­cre­tos de un ex­per­to en moda (Edi­cio­nes B), es el pre­su­pues­to el cual bus­cas invertir y el ti­po de pren­das que ne­ce­si­tas, siem­pre cui­dan­do re­fle­jen tu estilo per­so­nal.

Ha­cer com­pras in­te­li­gen­tes te aho­rra­rá di­ne­ro y op­ti­mi­za­rá tu ar­ma­rio. ¿Có­mo lo­grar­lo? Ad­quie­re so­lo aque­llo de lo que te enamo­res, acon­se­ja la es­ti­lis­ta de ce­le­bri­da­des Ra­chel Zoe en Sty­le A To Zoe The Art of Fas­hion, Beauty & Everyt­hing Gla­mour. Va­le la pe­na invertir en pie­zas clá­si­cas y atem­po­ra­les de uso dia­rio, co­mo un encantador little black dress, unos ele­gan­tes pan­ta­lo­nes o un abri­go so­fis­ti­ca­do, y com­bi­nar­los con pren­das y ac­ce­so­rios de me­nor cos­to y en ple­na ten­den­cia. Si te fi­jas con de­te­ni­mien­to, nuestras mu­sas ins­pi­ra­do­ras op­tan por ropa sen­ci­lla y dis­cre­ta, y el to­que es­pe­cial lo con­si­guen gra­cias a los ac­ce­so­rios.

“Al­gu­nos de mis te­so­ros per­so­na­les son ani­llos de coc­tel de cris­tal”, así co­mo dia­man­tes y per­las fal- sas, re­co­no­ce Zoe, gu­rú de la moda holly­woo­den­se. ¿Quie­res ga­nar gla­mour al ins­tan­te? Apues­ta por los cin­co bá­si­cos low cost de Ra­chel Zoe: un lips­tick rojo, un de­li­nea­dor (siem­pre acom­pa­ña­do de más­ca­ra de pestañas), unos her­mo­sos ta­co­nes de in­far­to (tan al­tos co­mo pue­das, pe­ro pro­cu­ra ale­jar­te de las tex­tu­ras de co­co­dri­lo o ví­bo­ra, ya que pue­den ver­se “ba­ra­tos”), un cue­llo de piel fal­sa y un clutch me­tá­li­co to­do­te­rreno.

Có­mo y dón­de com­prar

Ir de shop­ping es to­do un ar­te y na­da me­jor que sa­car­le par­ti­do a las tien­das vir­tua­les, re­co­mien­da Víc­tor Blan­co, pues las op­cio­nes se en­cuen­tran di­vi­di­das por es­ti­los, o bien, por oca­sio­nes (looks de tra­ba­jo, fies­ta, ca­sua­les) y ello fa­ci­li­ta el ca­mino de se­lec­ción. Pe­ro si

El ver­da­de­ro estilo no se puede com­prar con di­ne­ro. El estilo es al­go su­til que se mues­tra en los pe­que­ños de­ta­lles. No es la ropa que se usa, es la for­ma en la que se ac­túa, se mue­ve y se ha­bla”. -Ca­ro­li­na He­rre­ra

ado­ras ir de com­pras, en­ton­ces haz un re­co­rri­do por la tien­da y eli­ge una vez que ha­yas vis­to to­do. Llé­va­te a los pro­ba­do­res lo que te gus­te, cues­tio­nán­do­te con ho­nes­ti­dad: ¿ten­go al­go pa­re­ci­do en ca­sa? Si es así, prue­ba otras pie­zas y coor­di­na­dos. Y ten pre­sen­te que ade­más de los gran­des al­ma­ce­nes, exis­ten bou­ti­ques lo­ca­les con di­se­ños fa­bu­lo­sos que so­lo po­cas lu­ci­rán, con­viér­te­las en tus alia­das.

Sí a la moda sus­ten­ta­ble

Si bien los di­se­ños de bajo cos­to su­man beneficios a nuestras car­te­ras, es un he­cho que es­ta in­dus­tria tie­ne una ca­ra ocul­ta. Y es que es la se­gun­da más con­ta­mi­nan­te des­pués de la in­dus­tria

del pe­tró­leo, y hay evi­den­cia de que al­gu­nas fir­mas se han vis­to in­vo­lu­cra­das en ca­sos de ex­plo­ta­ción la­bo­ral e in­fan­til. Por for­tu­na, una de las apues­tas desde ha­ce varios años es la moda sus­ten­ta­ble que, preo­cu­pa­da por el am­bien­te, uti­li­za pro­ce­sos sos­te­ni­bles para crear ropa a la úl­ti­ma con el uso de ma­te­ria­les or­gá­ni­cos y téc­ni­cas tec­noam­bien­ta­les. Y de he­cho, fir­mas co­mo H&M se en­fo­can ca­da vez más en ha­cer co­lec­cio­nes 100% eco­ló­gi­cas que si bien in­cre­men­tan un po­co su va­lor, ofre­cen ca­li­dad y cui­da­do al me­dioam­bien­te. Así que ya sa­bes, to­do se tra­ta de ba­lan­ce.

La du­que­sa se de­can­ta por los di­se­ñosclá­si­cos.

Hai­ley Bald­win ado­ra es­ta ten­den­cia.

La cla­ve de la rei­na Le­ti­zia de Es­pa­ña es adap­tar las tendencias a su estilo per­so­nal.

Va­nes­sa Hud­gensama el low cost.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.