Sus te­so­ros

Vanidades (Chile) - - Biografía -

La ac­triz so­lía de­cir que sus gran­des amo­res eran las jo­yas, Mi­ke Todd y Ri­chard Bur­ton, y aun­que po­seía una gran co­lec­ción de her­mo­sos y va­lio­sos ac­ce­so­rios, ha­bía al­gu­nos por los que sen­tía de­bi­li­dad. Tras su muer­te, es­tas y otras jo­yas fue­ron subas­ta­das y las ga­nan­cias se ca­na­li­za­ron a The Eli­za­beth Tay­lor AIDS Foun­da­tion para la lu­cha contra el VIH.

• La Pe­re­gri­na. La be­llí­si­ma per­la en for­ma de lá­gri­ma, fue ad­qui­ri­da por Ri­chard Bur­ton en una subas­ta para ob­se­quiár­se­la a su ama­da en 1967.

• La tia­ra Mi­ke Todd. Cuan­do el productor le pro­pu­so ma­tri­mo­nio, lo hi­zo con es­ta es­pec­ta­cu­lar jo­ya con dia­man­tes in­crus­ta­dos y ru­bíes, y le di­jo: “Tú eres mi rei­na”.

• El co­llar Taj Mahal. Se tra­ta de una pie­za de oro de gran ta­ma­ño, en for­ma de co­ra­zón. Bur­ton se lo re­ga­ló cuan­do Tay­lor cum­plió 40 años.

• El ani­llo de ru­bí. R. Bur­ton le ha­bía pro­me­ti­do que le da­ría un ru­bí con el rojo per­fec­to. Se tar­dó cua­tro años en en­con­trar­lo y, cuan­do lo hi­zo, lo lle­vó a una pres­ti­gio­sa jo­ye­ría para que lo mon­ta­ran en un ani­llo de oro con dia­man­tes. En 1968 lo co­lo­có en su bo­ta de Na­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.